11-M. La primera "Primavera" según Julio Medem, quien se alegra de la masacre. (Publicado el 29/06/2

Tocqueville

Madmaxista
Desde
13 Abr 2010
Mensajes
10.543
Reputación
18.782
La primavera de Medem ha vuelto. Por Óscar Molina

Se avecinan "Las Primaveras".

Con el 11-M, "La Primavera española" ha dado el pistoletazo de salida a la destrucción y a la crisis general, y no a la España "florida" como lo presenta Medem (él se alegra de los hechos). En Paz Digital, creemos que se están aproximando más "Primaveras" de destrucción de países. Esperamos y deseamos equivocarnos.


Este artículo fue publicado en Paz Digital el 29 de junio de 2004.




Paz Digital, 29-06-2004.- "Afortunadamente ha vuelto la primavera a España". La frase es del internacionalmente aclamado y mundialmente galardonado cineasta Julio Medem. Yo, en un principio creí que se refería a un cambio de estación; pensé que, dada la afición de los miembros del comisariado político cultural (sección cine) por exaltar lo obvio, nos señalaba que el 21 de Marzo comenzaba la estación primaveral. Pero no, parece que no era ése el significado de la tremenda horterada y cursilería enciclopédica de la expresión, parece que aludía a otra cosa. Parece que simplemente no encontró otra manera mejor de describir su gozo, y se lanzó de lleno a cantar las loas a su primavera, esa que no es posible sin el invierno de otros.

Podría Medem haber dado una mayor ceremonia a su afirmación, y dadas sus dotes escénicas haberla pronunciado con una especie de aspaviento al estilo "a Dios pongo por testigo..." de Escarlata O´Hara, aderezado con unas lagrimitas de hecho diferencial, y culminarlo con un suspiro de alivio superador del "conflicto político de Euskalerría". De hacerlo así, el corazón de Ibarreche se hubiese encogido ahogado por la ternura, y forzando la máquina del invento histórico, desde hace mucho carente de sonrojo, sin duda le hubiese encontrado un parentesco con Sancho III de Navarra, para acabar el homenaje encargando un "Tedeum" en la Iglesia de El Buen Pastor, dirigido a dúo por los vergonzantemente equidistantes Setién y Uriarte.

La situación que Medem describe como primaveral en un alarde de vulgaridad y talento de todo a cien, es la del cambio político que se ha producido en España, el llamado "vuelco", propiciado por la acción de los protagonistas de otro "conflicto político" que no dudaron en exponer sus argumentos (con claridad rotunda) en Madrid el 11 de Marzo. Esa primavera está dando sus frutos, aunque de momento las espinas de sus flores se hacen más visibles que los capullos (a pesar de ser estos últimos numerosísimos). De momento, nos hemos alineado a voz en grito con los Estados de la Unión Europea que se han ciscado ostentosamente en el Pacto de Estabilidad. Nos hemos puesto junto a quien presume de incumplir lo que firma: Francia y Alemania. Nos vamos corriendo para pegarnos a quienes se han reído de todos los españoles y su sacrificio para alcanzar los requisitos del euro. Ya lo dijo el mismísimo De Gaulle: "Europa es Francia y Alemania; los demás son la guarnición de verduras"; así que con la heroica asunción de nuestra condición de hortaliza, caminamos con paso firme hacia un escenario (¿me presta Vd. la expresión Sr. Medem?) donde se nos obvia en la firma de acuerdos antiterroristas, o se ningunea a nuestros productores de tabaco, algodón y aceite. Para ser lechuga no está mal, pero yo pensé que lo que caracterizaba a la primavera eran las flores.

Otra muestra del bucólico clima primaveral que nos invade se percibe al ver la clarividencia en la palabra de algunos ministros, obviamente para acercar la cultura al pueblo y darle a conocer los complicados arcanos de los enunciados que alimentan las promesas electorales. Me refiero a lo que se puede leer en la página 128 del programa del Partido Socialista para las elecciones generales de 2004: "…acceso a la vivienda, nueva o usada, en compra o en alquiler, a un precio razonable, asegurando 180.000 viviendas al año…". Esas 180.000 viviendas se han transformado, por efecto de la estación política que nos ha embelesado como ráfaga de aire puro, en "soluciones habitacionales". A mí me parece que al ciudadano, en su ignorancia ajena al elevado mundo de un lenguaje primaveral que empieza a producirle alergia, el hallazgo urbanístico de la Ministra se le da una higa, y lo que le interesa es saber si va a tener piso; pero me temo mucho que las piruetas dialécticas de la Ministra Ministerial no anuncian nada bueno. Aunque a lo mejor es que yo me empecino en seguir instalado en el invierno intolerante, y no percibo el canto de los pájaros, tan cargado de talante.

Tenemos, por otra parte, a la Sra. Ministra de Cultura, que ha dicho en un rapto de frenesí primaveral que "Si muchos nos hemos negado a la barbaridad de esta guerra, es porque todavía sigue viva una vieja relación con el mundo árabe. Cervantes, sin ir más lejos, anduvo por Argel. Tenemos que estar atentos a nuestra historia para saber quiénes somos.". Claro mujer, claro que anduvo, lo que pasa es que no debió ser mucho, porque la celda en la que le tenían enclaustrado los amables berberiscos no mediría más allá de los 5 metros cuadrados; vamos, que la "solución habitacional" donde le alojaron no era muy allá. Cualquiera que escuche a esta señora puede pensar que Don Miguel compró un billete en las líneas de galeras de bajo coste, se compró un talonario "Banco-fonda" y se embarcó a disfrutar de las paradisíacas playas del litoral argelino; pero no, creo que la historia no fue así, y mucho me parece que a la Sra. Calvo la primavera no le ha alterado la sangre, sino su memoria de la Historia; aunque es bien cierto que sólo se puede recordar lo que alguna vez se supo, y empiezo a pensar que no es el caso.

Algunos, han saludado a esta primavera con sospechosas alharacas, que no son sino las muestras de alegría de quien percibe que el pago a sus servicios se encuentra próximo. Por ejemplo, los nacionalistas y los autores de "Hay motivo" (evidentemente para ellos sí que lo había) se encuentran en un estado de arrebato feliz tan cercano a la gilipollez de enamorado quinceañero, que temo por su salud. La luz al final del túnel de la autodeterminación se empieza a ver, y la invernal España puede ser troceada a gusto, despacito, pero sin pausa, que para eso la primavera desactiva la intransigencia, desarma las defensas, y minora la voluntad de firmeza. Los del "No a la Guerra" de reparto trucado y guiones guerracivilistas recurrentes, se suman entusiastas a su compañero Medem, lucecita de la cultura, faro del progresismo, en los cánticos; su Aleluya ya se oye como eco a las palabras de la Ministra de Cultura (de toda Cultura que no sea el manco de Lepanto, su vida y sospecho que su obra), quien ha declarado que aumentará las ayudas a sus creaciones, mayormente bodrios con escaso tirón taquillero salvo excepciones. Así, dicen, se fomenta la libertad de expresión, porque a pesar de que estos señores antes pudieran hacer las películas que les vinieran en gana y como más les gustara, los que criticábamos sus obras, en abuso fascista de nuestra libertad de expresión, nos rendiremos ante un derecho constitucional tasado económicamente y nutrido presupuestariamente. Todavía hay clases, oiga. Podríamos llamar a estas ayudas al cine, no sé, ¿Qué tal "soluciones peliculares"?

Pero si algo define a esta bendición estacional con la que el destino ha querido regalar a los españoles, si algo debemos agradecer al Dios de la Meteorología, es su misericordia al no imponernos el castigo que nos merecíamos por haber dejado el Gobierno de la Nación en manos de unos cavernícolas, facciosos, intransigentes y reaccionarios durante ocho años. En cambio, nos ha obsequiado con el talante. El talante, ese fenómeno primaveral que como Bálsamo de Fierabrás, curará las profundas heridas que ha sufrido España en estos años de oprobiosa dictadura camuflada. Ese talante que propone en el Parlamento una declaración de homenaje a las víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo, en prodigiosa muestra de superación de heridas. Ese mismo talante que emplea Decretos para suspender Leyes Orgánicas. Ese talante, azote aterciopelado de belicistas y martillo suave de bigotes autoritarios que grita "asesinos" cuando un periodista muere en Irak, y calla cuando pasa lo mismo en Haití. Esa maravillosa panacea que se transforma en sonrisa para enfrentar los problemas, y en carcajada cuando el sonriente abandona la estancia (Entiéndase por estancia el Palacio del Elíseo, el de Ajuria Enea o el de Mohamed V). Ese extraño y fascinante catalizador que nos hace descubrir que para juzgar en Primera Instancia los Jueces no valen, sino que son más adecuados los fiscales nombrados por el Gobierno, mientras no se llamen Cardenal. Esa mágica manera de que Chaves acepte del Gobierno de Zapatero exactamente la misma cantidad de pasta gansa que rechazó del Gobierno de Aznar, carente de talante, con apocalípticas proclamas de injusticias históricas para con el pueblo andaluz.

La verdad, con esta primavera el verano se presenta de aúpa. ¡Enhorabuena Medem!


Óscar Molina


Paz Digital, 29-06-2004. Recuperado.


---------------------------------------------------------------------
VER TAMBIÉN

- 11-M. ¡Queremos saber! Josep Borrell, en sesión solemne: "Gracias al 11-M se desbloqueó la Constitución Europea"

- Las revoluciones espontáneas en los Países Árabes y la pista del dinero: Los bancos islámicos no tienen intereses.

ÍNDICE DE ARTÍCULOS SOBRE EL 11-M

[HILO OFICIAL 3] 11-M. Lo que callan los vendelibros y vendeperiódicos. Índice en actualización permanente.
 
Última edición:

Don Txakur

Madmaxista
Desde
13 Jun 2011
Mensajes
2.846
Reputación
3.186
Menudo tocho tendencioso que diciendo algunas verdades justifica unas cuantas mentiras.