Burbuja.info - Foro de economía > > > Poesias sublimes.
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 31-mar-2013, 17:07
PROBLANCO PROBLANCO esta en línea ahora
ir-
 
Fecha de Ingreso: 19-marzo-2012
Mensajes: 17.871
Gracias: 20.299
38.802 Agradecimientos de 9.452 mensajes
El infante brota el ideal desde su corazón:



Todas las patrias viejas y arrugadas, todos sus hombres sin sangre ni rostro.
Todas las lágrimas vertidas en conciencias infantiles,
el crujido, nervio, de la carga histórica puestas en su futuro.
Sus pequeñas zancadas serán el nuevo arado que trabaje el oxido,
germinando nuevos sueños y endureciendo por siempre la nueva raíz...

El mal, cáncer, de nuestra era ya corrompe nuestras mentes, nuestros deberes,
es un río descontrolado que doblega a patrias, a hombres, a razas...
Y ellos, en su pureza, aguardan en lo alto de la montaña su época,
creando desde su inocencia una nueva patria; con su tierra, su agua, su cielo...
No existe nada mejor que ver brotar un ideal desde el fondo del corazón.


Herencia de sangre, herencia de honor:



Padre, inclino mi rodilla por ultima vez en mi vida,
y lo hago delante de tu honrosa tumba.
Bajo tu espada y tu escudo, tus armas sagradas,
te pido que seas en mi partida mi luz, mi guía,
te pido que seas en el combate el escudero de mis días.

Sí, padre, llego el momento de partir hacia la justicia,
pues ella será la voz definitiva en el desfiladero de la muerte.
Porto las armas que me ofreciste en mi doctrina,
pues solo ellas son merecedoras de nuestra sangre.
Presta siempre mi empuñadura y musculoso mi escudo.

Espero superar en la lid toda recompensa y estar a la altura del linaje,
estar en la cúspide del dolor y no ceder ante la lágrima,
permanecer en primera linea de combate dando ejemplo,
magnificar nuestro pueblo, nuestro hogar, nuestra sangre guerrera...
Todo ello padre lo haré desde el honor y el respeto hacia el enemigo.

Que los deseos de victoria no me conviertan en tirano,
ya que mis armas no se forjaron en la mediocridad,
fueron trabajadas en el calor de la bondad y la razón.
Y si ellas han de vencer en la tormenta de la lucha, teñidas en sangre,
no lo harán atravesando el acantilado de la inmoralidad, de la injusticia...

Espero alcanzar los desafíos que se ciernen sobre nuestra patria,
que los días de vida sigan soplando a favor de los drakkars,
que los vientos coronen nuestras esperezas, nuestros sueños...
Seguiré tus consejos hasta el fin de mi existencia,
parto ya, padre, hacia la victoria o hasta la más heroica muerte.


Castillos de mi España:



Entre la herencia ancestral, una tierra de paz y nobleza.
Torreones de castillos murmullan al viento tristeza,
sobre sus cimientos se hace el silencio de actual flaqueza,
añoranza entre el paso de las lunas de tiempos de antigua realeza...

Dieron cobijo a la guerra en busca de libertad y grandeza,
crecieron entre héroes, siendo infatigable fortaleza.
Leyendas y mitos se esconden en blasones de inigualable riqueza,
ondeando en fantasmales estandartes de añeja y virginal pureza...

Fueron tiempos de tierra de castillos, de vida y proeza,
donde sus murallas eran piel dentro de la naturaleza,
donde los latidos eran armonía de hermandad y franqueza...

En la aurora del imperio fueron savia y corteza,
hoy observan el miedo entre sus vetusta raíz de invencible viveza,
al acoso de su legado, se les escapan lágrimas ante nuestra languideza...


Nueva guardia:



Desearía retroceder en los tiempos,
ser orgullo de tu inmensa identidad.
Evadirme de la realidad,
inventando un destino de agresividad...
De algún ancestral guerrero, muerto a destiempo,
heredo su sanguinario acero y su brava heroicidad.

No rindo pleitesía a dioses, sólo a mi tierra
y su libertad. A la que mi espíritu se aferra.
Fluyen los sueños, entre estrellas que cubren el cielo,
y la llama de mi corazón va perdiendo el dolor.
Es mi estirpe la que riega el jardín de calor,
la que es dominio y amor más allá del valor...

Entre héroes de ayer siembro la semilla de mi huella,
entre sendas de guerra gotea mi sangre de Iberia,
entre olas silvestres surco en mares llenos de adversa artillería.
Orgullo, sufrimiento, honor y lealtad,
son palabras que hacen de séquito al sentir tu tacto,
son palabras que recuerdo cuando esa bala perdida hizo impacto...

La lírica en las trincheras se vuelve eco de susurro,
condenado entre sueños y realidad me lanzo a la vanguardia.
La muerte mi alma ya amarra, cual vida que en sombras ardía,
No es castigo sentir la guadaña,
ahora mi vida ya vive eterna por la infatigable España,
relevando a los mitos en la oscura y fría guardia...


El despertar de los guerreros:



¡Un ocaso de agonía y apátridas!
En los pensamientos de la patria
la conciencia susurro a los guerreros,
para demandar protección ancestral...
¡Una época de traidores! La corrupción
azota los cimientos de su piel
y verte lágrima de sumisa ante falsa democracia.
En silencio, sobre las sepulturas
de sus héroes soporta tan infame traición.
El viejo lince hispano,
ronronea el sentir del leal...
Sobre las tumbas amanecen rayos de sol,
cual destello de ángeles custodios;
despiertan de la eternidad soldados del legado,
alterados por las heridas de su madre España.
Viejas espadas alzan la voz,
pálidos aceros recobran vida, corazones de oro y sangre...
Sus miradas arden en cólera inmortal,
cicatrices hereditarias exhalan su cuerpos,
heridas de coraje y orgullo de su pueblo y raza...
Se inundan las calles y plazas del viejo espíritu,
ahora la gloria vuelve a brillar sobre su piel.
Los gemidos del dolor son ahora gritos de venganza,
la tierra de nuestros ancianos vuelve a respirar,
la tierra de nuestro corazón vuelve a latir en libertad...


Almas inmortales:



Me senté mirando el horizonte,
entre rocas, en la soledad del monte.
Mi mirada se evadió entre sueño,
viento que acaricia mi rostro norteño.
El viejo sendero me guió hasta tus huellas,
cuando mi corazón era un susurro pequeño...
El águila alcanza el sol en vuelo de libertad,
el lobo se refresca en ríos cristalinos.
Los lazos de mis ancestros agarran mi pubertad,
impulsan mis creencias sin miedo...
Y una anciana voz escuche entre la lealtad del aire,
eran palabras de un guerrero de raíz visigoda.
"Buscaste respuesta y tu corazón sin ayuda la halló,
llegaste entre grilletes de dudas en época de desaire.
Has notado que tu sangre no es igual a las demás,
que eres portador de un testigo que no debe morir..."

En mi soledad bese su espíritu, que la nada evaporo,
y corrí todo lo deprisa que pude entre espigas y matorrales.
El eco flotaba entre mis oídos, susurrando su sentir,
sabedor que poseía la confidencia de las almas inmortales.
Las palabras atravesaron mis entrañas, mi prosperidad,
ahora el cenit de la primavera navega en mi realidad...
Y sobre mi cuerpo, acelerado, brota un eterno ideal.
mientras el cielo se cubre de nubes que enaltecen savia de lágrima...

Mi sangre fluye en el manantial de raza aventurera,
tomando la senda de la revolución guerrera.
Y descubrí en la soledad de mi cuerpo mi verdadero amor,
alzando libres sentimientos que quebraron mi antiguo dolor.
Destrozo el llanto que cubría mi estandarte,
y lo enarbolo al viento con pasión purificando su honorable arte...
Me senté mirando el horizonte,
entre rocas, con la compañía de un pueblo valiente...


Sueño perpetuo:



Desde tu montura escuchas la voz de la batalla,
el viento destila el rugir de los timbales.
Estandartes de guerra rompe el cielo deshilando la paz,
la tormenta de los aceros ya arde en los cuerpos cruzados.

Tu mirada perdida se eleva al espíritu de los caídos,
los miedos se evaden con el goteo del sudor...
Besas la cruz que portas en la empuñadura de tu salvadora,
metal endurecido en las fraguas de los ancianos herreros.

Sabes que esta jornada perdurará por siempre en tu memoria,
que el sentir de tu corazón es igual que el de tus hermanos.
El coraje y la ansias de victoria viven ya en tu alma,
sientes la mirada de la vida eterna en el frente de combate...

La gloria espera después de la media luna,
el destino, mensajero de la cruz, es muerte o victoria.
Las palabras ya están vertidas en espadas ensangrentadas,
y tu voz, vuestras voces, ruge más fuerte que la de enemigo...


Leyendas de elegidos:



Entonces debo acariciar la tumba de los héroes,
postrado de rodillas sobre esta santa paz.
Días de suave resplandor y fragancia de existencia,
que estas almas una vez se alzaron en defensa de la patria.
Corazones cuyos soles arrebataron la sonrisa a la muerte,
haciendo la historia de sus figuras eterna presencia...

Yo deseo contemplar los pueblos de España, cuna de héroes,
en este suelo que cultivo guerra al invasor para recoger paz.
De las tormentas de aquellos siglos llega nuestra existencia,
reinos forjados en acero para una eterna y larga patria.
Leyendas esparcidas, de norte a sur, sobre vida y muerte,
leyendas de elegidos que custodian por siempre nuestra presencia...


La voz:



Espera, cruzado, haz un alto sobre el camino
y escucha el sonido de la vida en el laberinto de la guerra.
Alza la vista al frente y observa el paisaje que la muerte encierra,
tus ojos son ahora vigilas de un mundo ensombrecido...
Levanta tu espada y eclipsa el brillo de este falso sol,
que tu cuerpo se convierta en sombra y tu sentir en arma sangrienta.
La batalla adquirirá su máximo apogeo al tronar de los timbales,
cuando amanezca una nueva luna sobre el horizonte encrestado...
Sujeta con valentía y pasión la empuñadura de tu acero,
proyecta el filo hacía las entrañas enemigas.
Siente como la sangre se expande sobre su cuerpo tendido,
cegando por siempre el latido de su corazón...
Si tu ser necesita un descanso observar el valor de tu amigo,
oculta tu fatiga y carga de nuevo hacía el frente,
que si tus brazos y tronco emanan sangre,
él con gallardía tu alma vengará...
Y si al nuevo alba tu vida respira,
será razón de que una nueva luz amanece sobre la tierra,
ocultando por siempre el desafió de la media luna.
Y tu espada, victoriosa, buscará el regreso al hogar...


El día que la muerte huyó:



Muerte, eres demasiada vulnerable para hacerme temblar,
mas la sombra de tu reinado se extiende entre picas y pólvora.
Mis manos no siente los nervios ante tu tenebrosa hora,
mientras mi enemigo siente el tormento al oírte hablar...

Te crees ganadora de la última batalla, de esa que marcará época,
donde tus huestes sembraran sus leyes entre sangre y lágrimas de dolor.
No podrás arrebatar mi corazón, escaparé triunfal de tu putrefacto olor,
y tu encolerizada visión ante mi embravecido valor se volverá loca.

Sabes que te enfrentas a un tercio español, ahora ya lo empiezas a notar.
Ves el avance de mi sangre, mientras tus huellas se notan en el flotar,
tus limites cardinales ya se empiezan a acotar...

Mientras un tercio viva yo seguiré en el paraíso terrenal,
custodiando el imperio entre risa y arsenal.
Ahora querida muerte ya lo sabes, un tercio español no es venal...
______________________________ _____
*Para los europeos de su tiempo no hubo sombra de duda: durante casi ciento cincuenta años, entre 1534 y finales del siglo XVII, los tercios españoles fueron las mejores unidades militares del mundo. Tres siglos después de su desaparición, todavía se comparan los tercios de infantería española a las legiones romanas y las falanges macedónicas.

Viejo tercio:



Resiste tu figura, oculta en la umbría.
Temerario de la muerte, siervo de la sangre.
Tus heridas, símbolos de hombría.

Criado entre sudor y llanto,
sabes que tu pica es el encanto.
El vivir en guerra es tu única verdad,
una audición donde no entra la debilidad.

Sentir tu cuerpo, herencia del ayer,
viejo tercio arrollador.
Hoy miras al frente con total creencia,
sabes que tu mirada es para el joven influencia,
tu estigma es de indomable batallador.

La tela de Borgoña portas grabada al fuego,
y sientes su latido en el pecho
transmitiendo sentimientos de fortuna.

Espada y daga acuñadas para ajusticiar,
tus armas maldición para el enemigo,
su vida o la tuya eso es para ti negociar.
Mañana te visitará la muerte, aceptas tu castigo,
será una gran liberación o tal vez infortuna.


...os marco el destino:



Cuando el sol de la vieja Europa se apaga
y difunden sus valerosas lágrimas las estrellas,
cerca de los antiguos campos de batallas
retumban violentas las armas de los espíritus...

Sepultadas en ancestral sangre de guerreros,
todas las heroicas espadas que apreciaron la libertad
y que ya no volverán a desafiar a los vientos infieles,
ya que nunca llegarán sus lamentos a la juventud perdida.

¡Descansa espadas de Europa! volver a esos lugares
bañados por los rayos del sol, donde la sangre os cubre en olvido.
En lejanos campos de batalla os marco el destino,
y sobre las tumbas de los verdaderos héroes debéis reposar.

Sobre el eterno sol o las más indomables tinieblas,
allí donde no perturbe vuestro sosiego el cobarde apátrida.
Sí, dormir allí. Que algún día nuestras manos anhelaran empuñar las armas,
y entonces nuestros espíritus podrán derribar la puerta donde descansan los héroes...


Ve y corre:



Joven, ve y corre, destroza por siempre sus cadenas,
puesto que destruyen tu identidad y esclavizan toda cuna.

Joven, ve y corre, difunde el sueño de la vieja tierra,
puesto que la época de letargo toca a su fin.

Joven, ve y corre, devuelve el latido de la esperanza,
puesto que tu pensamiento es libre y para nada indigno.

Joven, ve y corre, derrocha lealtad sobre las sobras de la infamia,
puesto que tus ojos portan el eterno brillo del ayer.

Joven, ve y corre, desprende una sonrisa ante la vida,
puesto que eres hijo de la llama eterna.

Joven, ve y corre, abrázate a tus camaradas de senda,
puesto que junto a ellos crearás los cimientos del mañana.


Arden los corazones:



Cruces celtas arden en la noche,
clavadas en lo más profundo de la piel Europa.
Reunidos bajo llamas sagradas hermanos de tu tierra,
la noche avance entre aullidos de lobos en pie de guerra.
Haz de luna en recuerdo de los caídos,
estandartes inquietos ondean a los vientos bandidos...
Se alzan brazos y rugen himnos de gloria,
himnos que aturden la calma de la oscuridad inmaculada.
Cada estrella un guerrero de nuestra estirpe dorada,
conmemorando a los vástagos de tan valerosa tropa.
La cólera de los dioses nos guía en esta senda hoy violada,
arboles y ríos aplastados en nombre del progreso...
El eco de las ancestrales montañas exclama victoria,
el contoneo de las águilas remonta el vuelo rompiendo grilletes,
tus infantes afilan armas a la cadencia de tambores desafiantes.
Al nacer de un nuevo sol relucen las sonrisas de los héroes,
arengas de viejos mitos cubren tus cielos y bañan tus costas.
Una sensación de paz invade los corazones de tus protectores,
guerreros sin miedo, guardianes de tu raza y de tu tradiciones...
Cruces celtas renacen en la noche,
clavadas por siempre en el corazón de madre Europa.


Por la patria:



Fallecí por la patria, rasgando la metralla
mi suave piel y secando mis venas.
Vi yacer camaradas sin derramar lágrimas,
en una trinchera adyacente a la mía...
La conciencia me pregunto por qué combatí:
-Por la patria _alegue_
-Y yo _ replico la voz de mi hermano caído_
Y así, como ángeles azules unimos nuestro destino,
el destino de nuestra patria Europa...
Ahora la nieve cubre nuestros cuerpos,
esperando ser cubiertos por el calor de nuestra bandera...


Todas las poesías que aparecen en este blog son originales del autor, firmadas bajo el seudónimo de URbAN:

Susurros desde Thule


Responder Citando
Estos 7 usuarios dan las gracias a PROBLANCO por su mensaje:
  #2  
Antiguo 31-mar-2013, 17:08
PROBLANCO PROBLANCO esta en línea ahora
ir-
 
Fecha de Ingreso: 19-marzo-2012
Mensajes: 17.871
Gracias: 20.299
38.802 Agradecimientos de 9.452 mensajes
Europa, siempre Europa:



Anhelado cantos de paz, soldados de infranqueable ardor.
Frió que invade tu noble ser, usurpando de tu madre el calor.
Obús, ves volar el obús que derrama ira sobre la bella flor,
primavera salpicada, sumergida en muerte de titán agitador.

Castigo en palacio, tormentos se crean en tu laberinto,
abatido los sueños en lluvia de cólera, maldita pólvora.
Tu tierra desgarrada, sin sonrisa, lágrima de deshonra,
suplicado en silencio el fin de este asesino instinto.

Europa, tu manto me atrapa, aquí donde nace el destino,
donde las leyendas sumergen en tus sendas color platino
y el aroma de tu bella corteza es sublime olor femenino.

El día de la muerte, en ese viaje hacia tierra extraña,
un cosquilleo invadirá por siempre mi fantasmal entraña,
sabedora que dejo atrás mi querida Europa, mi amada España...


Europa escrita en sangre:



Tintinea el toque de los timbales al amanecer de un nuevo día,
el viento, suave, besa estandartes que brillan ante el sol.
Ellos, bravos soldados, afilan armas que guiaran su camino,
desterrando temores en un destino marcado en muerte.

El paisaje es malecón, sin fisuras, ante el destello de las armas,
tiñendo en purpura la tierra que los vio nacer...
Escudos vagan, desnudos, anhelando el calor de los héroes,
derramando un rumor de guerra eterna sobre raíces ancestrales.

Y ella, bandera, agita con pasión la esencia de sus gentes,
asomando robusta desde las entrañas de la madre Europa,
mirando altiva el caudal de su raza,
desafiando a quién ose perturbar su paz interna...

Europa, madre Europa, sobre tus cimientos descansan las libertades,
jóvenes que acotaron sus vidas bajo la defensa de tu corteza.
Acariciando hoy, desde el más allá, el latido de tu corazón,
avanzando sobre nuestras conciencias sin dar un paso atrás...


La sangre de Europa:



Somos tu agua, somos tu aire.
Herederos de la civilización.
Somos tu piel, somos tu respiración.
Hijos que jamás te harán desaire.

Somos el acero, somos el escudo.
El sueño de un pueblo que quiere vivir.
Somos la llama, somos el eterno revivir.
La bandera que se alza en monte picudo.

Somos la identidad, somos la raza,
esa que hizo leyenda ante la vil amenaza.
Somos la lanza, somos la infranqueable coraza.

Somos el recuerdo, somos la savia de la fuente,
el espejo de vida anónima en alba influyente.
Somos el corazón, somos el presente...


Savia hoplita:



Al igual que mi cuerpo manchado en tinta bermellón,
reposa tu escudo sobre un charco embadurnador en sangre...
De los vientos que otras tierras impulsaron llegaron aquí,
inundando las sendas de destrucción y cólera desenfrenada.

Susurros de saetas que penetran ardientes entre tus cimientos,
sombras que traspasan la noche y vencen nuestro aliento.
Y creer que ver la muerte no salvo nuestro destino,
tan solo las futuras leyendas nos salvaran del abismo.

Es verdad que llegaron en oleadas, agitados por un odio visceral,
hasta el mismo umbral del reino de Hades nos llevaron sus armas.
La esencia de la vida no se consumió en ese ceñido desfiladero,
una fuerte raíz nació en nuestras almas, cual savia, guiando a nuestros hermanos.

Los salvajes vientos fueron amortiguados con bravura y pasión,
sobre los rostros se expandieron nuevas sonrisas llenas de sueños.
Así, ya en el Inframundo, supimos que nuestras plegarias surgieron efecto,
y que nuestra sangre derramada inundo los ríos de la venganza...

______________________________ _______________
*Batalla de las Termópilas (480 a. C.)
Combatieron una alianza griega (bajo mando espartano) frente al Imperio Persa.


Hasta siempre... :



Ya lloran los pájaros en el Valhalla,
regando con sus lágrimas a un nuevo Dios.
Las almas humanas ya vagan sin alivio,
buscando refugio y sosiego lejos de los témpanos...

Ya parte el cuerpo del gran Balder cubierto en túnica púrpura,
y el pesar y la pena golpean el sentir de su amada esposa,
que abraza, sin consuelo, el cuerpo del hijo de Odín...
Silenciosas, las armas, son testigo de tan emotivo momento.

Sus hermanos Thor, Tyr y Norjd empujan con cólera y arrebato su colosal Hringhorni,
ayudados por un gigante, de cabellos de oro, que así rinde pleitesía.
El esplendor del sol amanece sobre el Mar del Norte,
cálidos rayos que acarician al séquito del hombre extinto...

Un eco en la distancia, donde nacen los arroyos de la vida,
voces susurrantes que resuenan amargas por el adiós terrenal de Balder.
Nuevas oraciones ya son vertidas a los cuatro puntos cardinales,
empujadas por los vientos, los ríos, las sendas y los hijos de Odín...


Hacia un nuevo sol:



Cuando todo parecía completamente perdido,
en una tierra tenebrosa y huérfana de valor,
surgió desde el cielo un águila de salvación.
Desde los amplios cielos de Escandinavia,
llegó afilando garras y desafiando dioses...
Sus ojos, brillantes, aparecieron al despuntar el día,
contemplando el alba tan osada hazaña.
La mística del aquel águila atravesaba dominante las distancias,
fuera de su nido agrando su entereza y no tembló ante nada.
Y cuando vio el Martillo de Thor en un mundo ya cruel y avaro,
descendió sin miedo hasta el abismo en busca de tan orgulloso tesoro.
El águila sabia que ese gran Martillo ya no pertenencia a este mundo,
y sin su osadía acabaría en el crepúsculo del olvido,
o lo que es peor,
vejado por seres desconocedores de toda historia y tradición...
Con su lustroso vuelo alzo la mirada hacia un nuevo sol,
agarrando con pasión y firmeza tan preciado legado.
El destello del Martillo al ser izado hizo deslumbrar los ojos inertes,
maldiciendo para sus adentros no haber sabido cuidar su símbolo, su historia...


Los ecos de las piedras:



Los fantasmas de los guerreros retornan de la caza,
suspirando orgías de grandes alimentos;
desplegando sus armas en sacrificio, desafiando los firmamentos,
y en los cielos se refleja su nueva amenaza.
Allí se asoma la muerte, heredera del más allá,
vertiendo huestes de ogros y dragones;
ira y guerra en nuevos embriones.

Corceles engalanados, conquista hiriente,
lanzas de dioses en murmullos de lealtad;
timbales de guerra vuelven en nueva corriente.
Donde linda los hombres y los reyes,
orgullosos señores de eterna tempestad;
estirpe de leyenda, estirpe de valiente.

Suelo que no conoce la cobardía,
donde prevalece la esfinge del héroe.
El llanto de las saetas hostiles
ensordece el hábitat de nuestros proyectiles.
Infantería desprotegida en infernal día,
muertos hacinados en intrépida vanguardia.

Gigantes clavan sus afiladas garras,
descuartizando cuerpos a su paso.
Ecos en las piedras de voz huérfana,
sombras de la tierra que su maldad profana.
Morir en el ocaso del sol, junto tu honrosa hermana,
palabras de guerra tu indomable corazón amarra..


Tierra de almas:



Sobre mi ruano corcel, cual hermosa ola marina,
brilla mi cabalgadura en las tierras sagradas de las almas.
Cuando las voces de otros rincones llegaron,
mi espada ardió en cólera de piel visigoda.
Y al blandir el fuego de mi ira, guerra grito el espíritu
de mis ancestros. Es la Iberia de mis padres...

Eterno el clarear de nuestro sagrado sol,
custodiado por el aliento de nuestros aceros.
Sobre sus rayos vuelan águilas de libertad,
sacando al viento garras de estirpe racial.
Mi rostro ya sudoroso, bañado en sangre invasora,
en ceremonia de combate al danzar de las armas...

Eterno el clarear de nuestra identidad,
defendida por vidas altaneras sobre montañas de muerte.
Roncas avanzan las espadas, sin derrama lágrimas,
guiadas por una luz de resistencia goda.
Y en el despertar de nuevas albas, cuando el frío
se apoderaba de mi valor...Un corazón hermano me abrazaba...

Eterno el clarear de nuestras pisadas,
murmurando entre polvo y sudor el goteo de vida o muerte.
Cimitarras sombrías, llenas de traición, hablan de conquistan.
Pero mi espada sólo sabe de batallar hasta el final,
y no derramará canto de lágrima, al igual que nuestros ríos,
bosques o montañas...Esto es tierra de almas, tierras de Iberia...

Letras cosidas para la patria:




A la patria que ríe,
a la patria que llora,
a la patria que expresa en libertad,
a la patria que se extiende de norte a sur...

Son tus latidos los que me hacen saber que voy por la buena senda,
nada me importa los que te ven anciana, gris y caduca.
Pobres almas ignorantes. España, historia ancestral y legado de occidente.

A la patria de ternura,
a la patria que habla en los libros,
a la patria que escucha a través del amor,
a la patria que se forjo en campo de batalla...

Es tu calor y amor de madre la que hace guía en el camino de la victoria,
es tu flor primavera en las muchachas de vida española,
es tu pasaje de siglos recuerdo de aventura, tradición, honor, lealtad, vida, muerte...

A la patria de hijos bravíos y frágiles,
a la patria de aquí y de ultramar,
a la patria de Cervantes y de Lorca,
a la patria de sano corazón, esa que une y no divide...

Olas alteradas:



Infante de bellas artes,
emanaré mi ser en combate y muerte.
Galera mía, de corazón noble y fuerte,
de nuestra España arrogantes baluartes.

Inundada mi sangre en espíritu guerrero,
temblores que agitan mi calma.
Sudor frió recorre mi palma,
destilando aroma de pueblo aventurero.

Predica nuestra flota palabra de heroicidad,
trovadora artillería de casticidad.
Y su lágrima al mar, fustas de mendicidad.

Del mar al imperio, poeta de la pica,
escritura victoriosa de la épica,
tinta sangre en muerte escénica...

______________________________ ________
*Batalla de Lepanto, 7 de octubre de 1571 en el golfo de Lepanto.

Bandera de mi patria:



Patria que te conviertes en madre vigorosa,
luz de vida en tu noble clarear.
Y en el mástil rojigualda risueña al ondear,
recordando en sus ondas la época valerosa...
Tu mirada altanera se evade en sueño,
anhelado la gesta del héroe y orgullo de identidad.
Cenizas de valientes cubren tu ancianidad,
cuando sombras extranjeras de tu tierra querían ser dueño.
Tu espada cabalgo desnuda cuando fue menester,
demostrado en tierra y mar tu atrevido carácter.
Hoy tu piel guerrera descansa cicatrizado antiguas heridas...


Si yacieras madre España:



Si tú, madre España, de la tierra fueses segada,
y las luces del sol te diesen la espalda,
sobre mi corazón tu eterno lecho descansaría.
Y yo, plegado de rodillas,
posado en tu bandera susurros entonaría,
izando mi brazo al horizonte lejano del mar...

Si tú, madre España, de la tierra fueses segada,
las almas de tus guerreros forjarían nueva leyenda,
sobre las cenizas de tu tierra y la sangre de tus ríos.
Quisiera, madre, que volvieses a gritar victoria,
bajos los rayos de un nuevo y fresco sol,
izando tu legado más allá del mar...


Sangre en la orilla del Elba:



La noche se apodera de Mühlberg,
mientras los tercios amparan caricias al calor de las armas.
Infantes y cabalgaduras ligeras imponen sueño eterno,
huestes hispanas, a galope, perforan el Elba,
arcabuces que silban al chasquido de guerra...
Los rostros, sudorosos, observan el frente estoicos,
desafiantes, impermeables ante la muerte.
Lágrimas que derraman semillas cubren la tierra,
gritos que se evaden en almas moribundas,
picas que emanan sangre cual manantial virginal,
arcabuces que susurran pólvora al cobijo de la luna...
Estandartes imperiales, algunos ya deshilados,
avanzan ante el habla furiosa de los cañones rebeldes,
que farfullan ante las estrellas sus últimas palabras.
Los cuerpos, abatidos, cubren el paisaje en manto de muerte,
mientras en el horizonte asoma, triunfante, la figura de un hombre,
el emperador Carlos...

______________________________ ________________
*Batalla de Mühlberg, 24 de abril de 1547.
Ejércitos del emperador Carlos V frente los de la Liga de Smalkalda formada por los príncipes protestantes alemanes.


Sangre española:



Corren valerosos hacia la garra del invasor,
balas que marchitan flores y encierran veneno,
perforando a los guardianes de patria en rebeldía.
Navajas empalmadas se tiñen en llantos de coro,
hombres y mujeres del pueblo herencia y tesoro...
A las calles, pues la raíz España reclama,
y si la muerte llega que sea este heroico día,
pues la lágrima vertida tu hermano la vengará,
encendiendo de su corazón la eterna llama...
Siglos de historia bañan sangre caliente,
bajo un cielo hispano de sol ardiente.
Murmura la voz del francés, rozando el miedo,
al sentir el orgullo de raza digna en sus entrañas.
Su mirada cegada, tenebrosa, perdida en el parpadeo,
percibiendo en el horizonte las tinieblas de la muerte.
Entre heridas y cadáveres el populacho se hace fuerte,
cual viento altivo que en arma avive,
exclamando a los dioses que esta nación vive...
En tu suelo sembrada la valentía,
recuerdo de ondas de mares y cerradas montañas...

______________________________ _________________
*En recuerdo a todos los españoles que entregaron sus vidas en La Guerra de la Independencia. 1808 - 1814

Todas las poesías que aparecen en este blog son originales del autor, firmadas bajo el seudónimo de URbAN:

Susurros desde Thule

Última edición por PROBLANCO; 31-mar-2013 a las 17:19


Responder Citando
Estos 7 usuarios dan las gracias a PROBLANCO por su mensaje:
  #3  
Antiguo 31-mar-2013, 17:09
Visilleras Visilleras está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo, magnífico y grandísimo señor de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 25-julio-2009
Ubicación: Tierra de Empresaurios
Mensajes: 12.049
Gracias: 46.923
31.192 Agradecimientos de 7.548 mensajes
Si te gusta la lotería
bajame los pantalones
y veras el premio gordo
con dos aproximaciones


Responder Citando
  #4  
Antiguo 31-mar-2013, 17:10
Igualdad 7-2521 Igualdad 7-2521 está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo, magnífico y grandísimo señor de élite de los grandísimos gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 06-mayo-2011
Mensajes: 15.331
Gracias: 66.721
31.267 Agradecimientos de 11.205 mensajes
Como dicen por ahí, si no puedes decir nada bueno, mejor que no digas nada.


Responder Citando
Estos 2 usuarios dan las gracias a Igualdad 7-2521 por su mensaje:
  #5  
Antiguo 31-mar-2013, 17:11
PROBLANCO PROBLANCO esta en línea ahora
ir-
 
Fecha de Ingreso: 19-marzo-2012
Mensajes: 17.871
Gracias: 20.299
38.802 Agradecimientos de 9.452 mensajes
Iniciado por Visilleras Ver Mensaje
Si te gusta la lotería
bajame los pantalones
y veras el premio gordo
con dos aproximaciones

¿Os han lobotomizado tanto el cerebro que no os sabeis tomar ningun tema en serio? (que si poles, que si chorradas sin venir a cuento), estais apañados.


Responder Citando
Estos 3 usuarios dan las gracias a PROBLANCO por su mensaje:
  #6  
Antiguo 31-mar-2013, 17:28
Tecnecio Tecnecio está desconectado
Agarrao a las kalandrakas
 
Fecha de Ingreso: 12-marzo-2013
Mensajes: 1.777
Gracias: 10.395
2.787 Agradecimientos de 912 mensajes
y cuando en hispana tierra
pasos extraños se oyeron
hasta las tumbas se abrieron
gritando venganza y guerra


Responder Citando
Estos 6 usuarios dan las gracias a Tecnecio por su mensaje:
  #7  
Antiguo 31-mar-2013, 17:34
Papa_Frita Papa_Frita está desconectado
Agarrao a las kalandrakas
 
Fecha de Ingreso: 12-agosto-2012
Mensajes: 1.767
Gracias: 4.420
3.609 Agradecimientos de 1.160 mensajes
La traducción es pésima, pero ahí va:

[YOUTUBE]okkrndSDXLU[/YOUTUBE]

Edito para poner una traducción mejor:

EL DESERTOR

Señor presidente

Le escribo esta carta

Que quizá lea usted

Si tiene tiempo

Acabo de recibir

La orden militar

Para ir a la guerra

El próximo miércoles

Señor presidente

No voy a hacerlo

No vine a este mundo

Para matar pobre gente

No quiero que se enfade

Pero he de decirle

Que mi decisión es firme:

Voy a desertar

Desde el día en que nací

He visto morir a mi padre

Partir a mis hermanos

Y llorar a mis hijos

Mi madre sufrió tanto

Que ya está bajo tierra

Se ríe de las bombas

Y hasta de los gusanos

Cuando estuve preso

Me robaron la mujer

Me robaron el alma

Y todo mi pasado

Mañana muy temprano

Les cerraré la puerta

A aquellos años muertos

Y me echaré al camino

Pediré limosna

Por las rutas de Francia

De Bretaña a Provenza

Y les diré a las gentes:

«Niéguense a obedecer

Niéguense a colaborar

No vayan a la guerra

Niéguense a partir»

Si hay que derramar sangre

Derrame usted la suya

Pues tan buen apóstol es

Señor presidente

Si ordena que me busquen

Dígales a sus agentes

Que no llevaré armas

Que pueden disparar


Última edición por Papa_Frita; 31-mar-2013 a las 17:37


Responder Citando
Estos 2 usuarios dan las gracias a Papa_Frita por su mensaje:
  #8  
Antiguo 31-mar-2013, 17:35
Visilleras Visilleras está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo, magnífico y grandísimo señor de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 25-julio-2009
Ubicación: Tierra de Empresaurios
Mensajes: 12.049
Gracias: 46.923
31.192 Agradecimientos de 7.548 mensajes
Iniciado por Tecnecio Ver Mensaje
y cuando en hispana tierra
pasos extraños se oyeron
hasta las tumbas se abrieron
gritando venganza y guerra

Mas sin chanza los horteras
hijos de boatiné y terciopelo
alcanzaron prestos el cielo
tocando gaitas trompeteras

Y a fe de dioses que los esqueletos
de falangistas bravos pero sordos
se mostraron inquietos y enhiestos
en la tumba horadada por Gestesa

Pues no hay ladrillo ni pavesa
que mas temor cause al hombre
que el temblor doloroso del enjambre
que apura las muertas bayonetas


Responder Citando
Estos 4 usuarios dan las gracias a Visilleras por su mensaje:
  #9  
Antiguo 31-mar-2013, 17:35
PROBLANCO PROBLANCO esta en línea ahora
ir-
 
Fecha de Ingreso: 19-marzo-2012
Mensajes: 17.871
Gracias: 20.299
38.802 Agradecimientos de 9.452 mensajes
Iniciado por Da Grappla Reloaded Ver Mensaje
Nini PROBLANCO, para mongos muso en el Foro,
araña defeca y teje hilos de parvas temáticas,
ciego y sordo a todo, como el judío a su oro,
y la ESO sin culminar, culpables las matemáticas


Última edición por PROBLANCO; 01-abr-2013 a las 03:20


Responder Citando
Estos usuarios dan las gracias a PROBLANCO por su mensaje:
  #10  
Antiguo 31-mar-2013, 17:44
Visilleras Visilleras está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo, magnífico y grandísimo señor de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 25-julio-2009
Ubicación: Tierra de Empresaurios
Mensajes: 12.049
Gracias: 46.923
31.192 Agradecimientos de 7.548 mensajes
Cuando terminamos la visita
en aquellos estrechos pasillos
aun se escuchaba el silencio
del vómito en tiempo de guerra.

Del olor a pan rancio y barro seco
el germen putrefacto de las rosas
y en peso de las bombas eternas.

Suciedad de la gangrena y cocaína
en frascos pequeños ya enterrada.

Tabletas de chocolate y estraperlo
estatuas mojadas de lluvia ácida.


Responder Citando
Estos 2 usuarios dan las gracias a Visilleras por su mensaje:
Respuesta

Etiquetas
pedos mentales, poesia que promete, ripios malolientes para analfabetos

Herramientas
Desplegado


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Sugerencia - ¿Condecoración a [email protected] sublimes? Macabrón burbuja.info 32 09-may-2012 12:02


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 02:56.