Burbuja.info - Foro de economía > > > Europa está comprando los Estados Unidos
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 18-may-2008, 22:45
pacomer pacomer está desconectado
ir-
 
Fecha de Ingreso: 15-enero-2007
Mensajes: 16.433
Gracias: 5.150
34.516 Agradecimientos de 8.570 mensajes
EL OBSERVADOR GLOBAL
La euroinvasión
Moisés Naím *
Más columnas de opinión
Dólar barato traerá oleada de europeos en busca de comprar empresas estadounidenses
El dólar barato no sólo estimula a jóvenes mochileros europeos a viajar a E.U.; también crea atractivas oportunidades para los empresarios.
Primero fueron por los iPods. Luego por los pisos en Manhattan. Y ahora están comprando empresas. El dólar barato no sólo estimula a jóvenes mochileros y a pensionistas europeos a viajar a Estados Unidos en busca de gangas. También crea atractivas oportunidades para los empresarios.
Pronto veremos una oleada de ellos comprando empresas estadounidenses. Esta tendencia, la euroinvasión, es aún incipiente, pero tendrá consecuencias políticamente explosivas a ambos lados del Atlántico.
Hace poco estuve en Clovis (California), donde un empresario local me comentó: "A mí no me importan los fondos de inversión árabes que compran grandes empresas. Me preocupan los franceses". "¿Por qué los franceses?", le pregunté asombrado. "Acaban de comprar la compañía más grande de Clovis y eso nos va a cambiar la vida a todos".
En efecto, Schneider Electric, una empresa francesa, compró a Pelco, una compañía de equipos de video. Esta compra no tiene nada de especial.
Es normal que empresas de un país adquieran empresas de otro. Y esta transacción fue microscópica comparada con la inversión de 7.500 millones de dólares que los Emiratos Árabes Unidos hicieron en Citigroup, o los 3.000 millones que China invirtió en Blackstone Group. Pero la compra de Pelco es un ejemplo de la euroinvasión.
Comprar empresas estadounidenses les permitirá a los europeos vender en ese mercado "desde adentro". También les permitirá exportar al resto del mundo desde su nueva base norteamericana.
Y el colmo de la paradoja será que algunas empresas descubrirán que es más rentable venderle a Europa desde afuera que desde Europa misma.
La euroinvasión producirá furias políticas transatlánticas. Los políticos europeos acusarán a sus compañías de "exportar empleos" a E.U., mientras que sus colegas estadounidenses denunciarán "la venta de América a los europeos". La espuma que echará por la boca el xenófobo presentador de CNN, Lou Dobbs, alcanzará volúmenes oceánicos.
¿Por qué pasa esto ahora? Obviamente, la caída del dólar abarata los costos de adquisición y mudanza de las empresas europeas.
Hace cinco años, una empresa estadounidense valorada en 500 millones de dólares costaba 515 millones de euros. Hoy cuesta 318 millones de euros.
Pero la devaluación del dólar no es la única explicación. Las empresas europeas también están siendo atraídas por Estados Unidos y repelidas por Europa. Para ciertas empresas europeas, la mudanza puede ser la manera más rápida y económica de bajar los gastos y volverse más competitivas. El clima para hacer negocios en Europa es menos atractivo que el que encuentran en Estados Unidos.
El salario por hora promedio en Europa es 16 por ciento mayor que el de Estados Unidos y el kilovatio-hora para uso industrial cuesta el doble en Europa.
Los costes de transporte son más altos y el precio de una parcela industrial también. Las cargas burocráticas son más onerosas y la velocidad de respuesta de las autoridades es más lenta.
"No me puedo permitir el lujo de no mudarme a Estados Unidos si quiero que la compañía de mi familia sobreviva", me dijo el director de una empresa italiana.
"No sólo será más barato, sino que también nos introducirá en un vecindario lleno de empresas tecnológicas de vanguardia y estaremos dentro del mercado más grande del mundo. Mantendremos algunas operaciones de diseño en Italia, pero todo lo demás se muda a Massachussets."
Algunas manifestaciones de la euroinvasión ya son visibles. ThyssenKrupp está invirtiendo 3.700 millones de dólares en una planta en Alabama.
La francesa Alston está construyendo una gran fábrica en Tennessee. Fiat ha decidido reentrar en el mercado norteamericano.
Recientemente, el Banco Santander sobrepasó al Citigroup en valor de mercado y es natural que los bancos europeos aprovechen circunstancias como esta para expandir aún más su presencia en Estados Unidos.
Pero la euroinvasión no sólo consiste en grandes y muy visibles inversiones. También incluirá miles de transacciones más pequeñas, a través de las cuales medianas empresas europeas comprarán empresas estadounidenses.
La euroinvasión no podrá ser detenida por los políticos. Ni los europeos podrán impedir el éxodo industrial, ni los estadounidenses la compra de sus empresas.
A estos últimos les será desde luego posible bloquear inversiones extranjeras muy grandes en sectores como defensa o puertos. Ya lo han hecho antes.
Pero impedir que miles de medianas empresas privadas inviertan en Estados Unidos es muy difícil. Aunque las crisis económicas siempre crean oportunidades para demagogos, este país aún no está listo para rechazar el capitalismo. Y detener la euroinvasión requeriría no menos que eso.
* Editor de 'Foreign Policy'
Moisés Naím *


Responder Citando
  #2  
Antiguo 18-may-2008, 22:50
seacock seacock esta en línea ahora
ir-
 
Fecha de Ingreso: 22-mayo-2005
Mensajes: 28.104
Gracias: 11.320
62.936 Agradecimientos de 15.766 mensajes
Siempre lo pensé: ahora con el euro en máximos y los beneficios empresariales subiendo, con Alemania saliendo del pozo ... Europa puede comerse a USA, económicamente hablando, yendo a por sus commodities: energía, telefónica ...

A ver cómo se toman la colonización.


Responder Citando
  #3  
Antiguo 18-may-2008, 22:50
Durmiente Durmiente está desconectado
Grandísimo miembro de la élite burbujista
 
Fecha de Ingreso: 07-enero-2007
Mensajes: 4.184
Gracias: 1.021
1.994 Agradecimientos de 968 mensajes
Iniciado por pacomer Ver Mensaje
EL OBSERVADOR GLOBAL
La euroinvasión
Moisés Naím *
Más columnas de opinión
Dólar barato traerá oleada de europeos en busca de comprar empresas estadounidenses
El dólar barato no sólo estimula a jóvenes mochileros europeos a viajar a E.U.; también crea atractivas oportunidades para los empresarios.
Primero fueron por los iPods. Luego por los pisos en Manhattan. Y ahora están comprando empresas. El dólar barato no sólo estimula a jóvenes mochileros y a pensionistas europeos a viajar a Estados Unidos en busca de gangas. También crea atractivas oportunidades para los empresarios.
Pronto veremos una oleada de ellos comprando empresas estadounidenses. Esta tendencia, la euroinvasión, es aún incipiente, pero tendrá consecuencias políticamente explosivas a ambos lados del Atlántico.
Hace poco estuve en Clovis (California), donde un empresario local me comentó: "A mí no me importan los fondos de inversión árabes que compran grandes empresas. Me preocupan los franceses". "¿Por qué los franceses?", le pregunté asombrado. "Acaban de comprar la compañía más grande de Clovis y eso nos va a cambiar la vida a todos".
En efecto, Schneider Electric, una empresa francesa, compró a Pelco, una compañía de equipos de video. Esta compra no tiene nada de especial.
Es normal que empresas de un país adquieran empresas de otro. Y esta transacción fue microscópica comparada con la inversión de 7.500 millones de dólares que los Emiratos Árabes Unidos hicieron en Citigroup, o los 3.000 millones que China invirtió en Blackstone Group. Pero la compra de Pelco es un ejemplo de la euroinvasión.
Comprar empresas estadounidenses les permitirá a los europeos vender en ese mercado "desde adentro". También les permitirá exportar al resto del mundo desde su nueva base norteamericana.
Y el colmo de la paradoja será que algunas empresas descubrirán que es más rentable venderle a Europa desde afuera que desde Europa misma.
La euroinvasión producirá furias políticas transatlánticas. Los políticos europeos acusarán a sus compañías de "exportar empleos" a E.U., mientras que sus colegas estadounidenses denunciarán "la venta de América a los europeos". La espuma que echará por la boca el xenófobo presentador de CNN, Lou Dobbs, alcanzará volúmenes oceánicos.
¿Por qué pasa esto ahora? Obviamente, la caída del dólar abarata los costos de adquisición y mudanza de las empresas europeas.
Hace cinco años, una empresa estadounidense valorada en 500 millones de dólares costaba 515 millones de euros. Hoy cuesta 318 millones de euros.
Pero la devaluación del dólar no es la única explicación. Las empresas europeas también están siendo atraídas por Estados Unidos y repelidas por Europa. Para ciertas empresas europeas, la mudanza puede ser la manera más rápida y económica de bajar los gastos y volverse más competitivas. El clima para hacer negocios en Europa es menos atractivo que el que encuentran en Estados Unidos.
El salario por hora promedio en Europa es 16 por ciento mayor que el de Estados Unidos y el kilovatio-hora para uso industrial cuesta el doble en Europa.
Los costes de transporte son más altos y el precio de una parcela industrial también. Las cargas burocráticas son más onerosas y la velocidad de respuesta de las autoridades es más lenta.
"No me puedo permitir el lujo de no mudarme a Estados Unidos si quiero que la compañía de mi familia sobreviva", me dijo el director de una empresa italiana.
"No sólo será más barato, sino que también nos introducirá en un vecindario lleno de empresas tecnológicas de vanguardia y estaremos dentro del mercado más grande del mundo. Mantendremos algunas operaciones de diseño en Italia, pero todo lo demás se muda a Massachussets."
Algunas manifestaciones de la euroinvasión ya son visibles. ThyssenKrupp está invirtiendo 3.700 millones de dólares en una planta en Alabama.
La francesa Alston está construyendo una gran fábrica en Tennessee. Fiat ha decidido reentrar en el mercado norteamericano.
Recientemente, el Banco Santander sobrepasó al Citigroup en valor de mercado y es natural que los bancos europeos aprovechen circunstancias como esta para expandir aún más su presencia en Estados Unidos.
Pero la euroinvasión no sólo consiste en grandes y muy visibles inversiones. También incluirá miles de transacciones más pequeñas, a través de las cuales medianas empresas europeas comprarán empresas estadounidenses.
La euroinvasión no podrá ser detenida por los políticos. Ni los europeos podrán impedir el éxodo industrial, ni los estadounidenses la compra de sus empresas.
A estos últimos les será desde luego posible bloquear inversiones extranjeras muy grandes en sectores como defensa o puertos. Ya lo han hecho antes.
Pero impedir que miles de medianas empresas privadas inviertan en Estados Unidos es muy difícil. Aunque las crisis económicas siempre crean oportunidades para demagogos, este país aún no está listo para rechazar el capitalismo. Y detener la euroinvasión requeriría no menos que eso.
* Editor de 'Foreign Policy'
Moisés Naím *



Interesantísimo.

Es muy posible que las empresas norteamericanas caigan en manos extranjeras... víctimas de su propio éxito (y de la nefasta política monetaria y crediticia americana).


Responder Citando
  #4  
Antiguo 18-may-2008, 23:30
azkunaveteya azkunaveteya está desconectado
ir-
 
Fecha de Ingreso: 16-diciembre-2007
Mensajes: 73.218
Gracias: 9.348
96.403 Agradecimientos de 28.448 mensajes
a ver si la bayer o eon o rwe empiezan a mover ficha


Responder Citando
  #5  
Antiguo 18-may-2008, 23:56
jake jake está desconectado
Ilustrísimo y grandísimo miembro de la selecta élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 16-junio-2007
Mensajes: 6.132
Gracias: 1.198
2.037 Agradecimientos de 924 mensajes
Iniciado por pacomer Ver Mensaje
EL OBSERVADOR GLOBAL
La euroinvasión
Moisés Naím *
Más columnas de opinión
Dólar barato traerá oleada de europeos en busca de comprar empresas estadounidenses
El dólar barato no sólo estimula a jóvenes mochileros europeos a viajar a E.U.; también crea atractivas oportunidades para los empresarios.
Primero fueron por los iPods. Luego por los pisos en Manhattan. Y ahora están comprando empresas. El dólar barato no sólo estimula a jóvenes mochileros y a pensionistas europeos a viajar a Estados Unidos en busca de gangas. También crea atractivas oportunidades para los empresarios.
Pronto veremos una oleada de ellos comprando empresas estadounidenses. Esta tendencia, la euroinvasión, es aún incipiente, pero tendrá consecuencias políticamente explosivas a ambos lados del Atlántico.
Hace poco estuve en Clovis (California), donde un empresario local me comentó: "A mí no me importan los fondos de inversión árabes que compran grandes empresas. Me preocupan los franceses". "¿Por qué los franceses?", le pregunté asombrado. "Acaban de comprar la compañía más grande de Clovis y eso nos va a cambiar la vida a todos".
En efecto, Schneider Electric, una empresa francesa, compró a Pelco, una compañía de equipos de video. Esta compra no tiene nada de especial.
Es normal que empresas de un país adquieran empresas de otro. Y esta transacción fue microscópica comparada con la inversión de 7.500 millones de dólares que los Emiratos Árabes Unidos hicieron en Citigroup, o los 3.000 millones que China invirtió en Blackstone Group. Pero la compra de Pelco es un ejemplo de la euroinvasión.
Comprar empresas estadounidenses les permitirá a los europeos vender en ese mercado "desde adentro". También les permitirá exportar al resto del mundo desde su nueva base norteamericana.
Y el colmo de la paradoja será que algunas empresas descubrirán que es más rentable venderle a Europa desde afuera que desde Europa misma.
La euroinvasión producirá furias políticas transatlánticas. Los políticos europeos acusarán a sus compañías de "exportar empleos" a E.U., mientras que sus colegas estadounidenses denunciarán "la venta de América a los europeos". La espuma que echará por la boca el xenófobo presentador de CNN, Lou Dobbs, alcanzará volúmenes oceánicos.
¿Por qué pasa esto ahora? Obviamente, la caída del dólar abarata los costos de adquisición y mudanza de las empresas europeas.
Hace cinco años, una empresa estadounidense valorada en 500 millones de dólares costaba 515 millones de euros. Hoy cuesta 318 millones de euros.
Pero la devaluación del dólar no es la única explicación. Las empresas europeas también están siendo atraídas por Estados Unidos y repelidas por Europa. Para ciertas empresas europeas, la mudanza puede ser la manera más rápida y económica de bajar los gastos y volverse más competitivas. El clima para hacer negocios en Europa es menos atractivo que el que encuentran en Estados Unidos.
El salario por hora promedio en Europa es 16 por ciento mayor que el de Estados Unidos y el kilovatio-hora para uso industrial cuesta el doble en Europa.
Los costes de transporte son más altos y el precio de una parcela industrial también. Las cargas burocráticas son más onerosas y la velocidad de respuesta de las autoridades es más lenta.
"No me puedo permitir el lujo de no mudarme a Estados Unidos si quiero que la compañía de mi familia sobreviva", me dijo el director de una empresa italiana.
"No sólo será más barato, sino que también nos introducirá en un vecindario lleno de empresas tecnológicas de vanguardia y estaremos dentro del mercado más grande del mundo. Mantendremos algunas operaciones de diseño en Italia, pero todo lo demás se muda a Massachussets."
Algunas manifestaciones de la euroinvasión ya son visibles. ThyssenKrupp está invirtiendo 3.700 millones de dólares en una planta en Alabama.
La francesa Alston está construyendo una gran fábrica en Tennessee. Fiat ha decidido reentrar en el mercado norteamericano.
Recientemente, el Banco Santander sobrepasó al Citigroup en valor de mercado y es natural que los bancos europeos aprovechen circunstancias como esta para expandir aún más su presencia en Estados Unidos.
Pero la euroinvasión no sólo consiste en grandes y muy visibles inversiones. También incluirá miles de transacciones más pequeñas, a través de las cuales medianas empresas europeas comprarán empresas estadounidenses.
La euroinvasión no podrá ser detenida por los políticos. Ni los europeos podrán impedir el éxodo industrial, ni los estadounidenses la compra de sus empresas.
A estos últimos les será desde luego posible bloquear inversiones extranjeras muy grandes en sectores como defensa o puertos. Ya lo han hecho antes.
Pero impedir que miles de medianas empresas privadas inviertan en Estados Unidos es muy difícil. Aunque las crisis económicas siempre crean oportunidades para demagogos, este país aún no está listo para rechazar el capitalismo. Y detener la euroinvasión requeriría no menos que eso.
* Editor de 'Foreign Policy'
Moisés Naím *



que orgasmo de noticia,me parece genial la euroinvasion,algun dia llegaria el dia que europa empiece a comerse a los estados unidos,que no pare la fiesta


Responder Citando
  #6  
Antiguo 19-may-2008, 00:06
jake jake está desconectado
Ilustrísimo y grandísimo miembro de la selecta élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 16-junio-2007
Mensajes: 6.132
Gracias: 1.198
2.037 Agradecimientos de 924 mensajes
Iniciado por segundaresidencia Ver Mensaje
ese dia habra una guerra, nos destrozaran y vendran con otro plan marshall

dudo mucho que los gili-usa se embarquen en otra guerra despues d elas perdidas billonarias que les esta causando irak.
y de ser asi no dudaria de que ejercitos europeos invadirian usa


Responder Citando
  #7  
Antiguo 19-may-2008, 00:17
cruel e inhumano cruel e inhumano esta en línea ahora
Excelentísimo, ilustrísimo y grandísimo miembro de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 24-abril-2008
Mensajes: 8.755
Gracias: 7.448
13.252 Agradecimientos de 4.329 mensajes
Iniciado por jake Ver Mensaje
dudo mucho que los gili-usa se embarquen en otra guerra despues d elas perdidas billonarias que les esta causando irak.
y de ser asi no dudaria de que ejercitos europeos invadirian usa

No les hace falta embarcarse (ellos) en una guerra. Mira el marrón de Kosovo, con el cual se pretende desestabilizar la zona y con ello a la UE, marrones de este tipo pueden crear cientos, y les basta y sobra.

Tienen bases militares en media Europa, en el propio corazón de Europa. ¿Hay algo más íntimo que ceder tu propio terreno a ejércitos extranjeros?


Responder Citando
  #8  
Antiguo 19-may-2008, 00:20
jake jake está desconectado
Ilustrísimo y grandísimo miembro de la selecta élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 16-junio-2007
Mensajes: 6.132
Gracias: 1.198
2.037 Agradecimientos de 924 mensajes
Iniciado por cruel e inhumano Ver Mensaje
No les hace falta embarcarse (ellos) en una guerra. Mira el marrón de Kosovo, con el cual se pretende desestabilizar la zona y con ello a la UE, marrones de este tipo pueden crear cientos, y les basta y sobra.

Tienen bases militares en media Europa, en el propio corazón de Europa. ¿Hay algo más íntimo que ceder tu propio terreno a ejércitos extranjeros?

quizas europa esta respondiendo a eso con la compra de empresas amerricanas
sin ir mas lejos,desde hace algunos años la francesa vivendi posee un 20% de la universal,bueno,del conglomerado nbc


Responder Citando
  #9  
Antiguo 19-may-2008, 00:24
favelados favelados está desconectado
ir-
 
Fecha de Ingreso: 14-mayo-2007
Ubicación: Madrid D.F.
Mensajes: 19.801
Gracias: 12.114
27.628 Agradecimientos de 9.577 mensajes
Sois unos ilusos...

A Europa la tienen pillada por los huevos:


País o región Imp. de OM <> % imp. OM s/total Imp.<>% Imp. OM sobre total cons.
EE.UU. -116,5 <> 18,4% <> 12,3%
Europa -156,1 <> 32,9% <> 21,5%
Japón -211,7 <> 86,7% <> 86,7%
China -67,4 <> 46,0% <> 20,6%
India -40,1 <> 50,4% <> 34,7%

http://www.crisisenergetica.org/arti...61221125734955


Si en alg´ún momento necesitan sumir en el caos a la economía uropea tienen una forma muy fácil de hacerlo saliendo relativamente bien librados ellos.


Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 18:12.