Burbuja.info - Foro de economía > > > Convocada manifestacion contra el divorcio en madrid
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 09-jun-2005, 20:54
dino dini
Guest
 
Mensajes: n/a
Fue hace 25 años, ¿pero no les suena todo aquello a lo mismo que se prepara
el dia 18 en madrid? La historia siempre vuelve a repetirse.

Fraga. en contra de la ley del divorcio.

El Pais, 12 de febrero de 1981.

El presidente de Alianza Popular (AP), Manuel Fraga, dijo ayer, en el mitin
de clausura del II Congreso de su partido en Cataluña, que «no es la hora de
hacer nuevos experimentos», refiriéndose a las salidas a la actual crisis de
Gobierno, «ni es la hora de leyes estridentes, como la del divorcio.

Defensa de los obispos


Sobre el documento antidivorcista publicado recientemente por los obispos
españoles, Fraga comentó: «Son absurdos los rasgamientos de vestiduras.
porque la Iglesia tome posición en un tema tan suyo como la familia."


Según Fraga, la polémica sobre el divorcio y la ley de Autonomía
Universitaria (LAU) resulta lógica en unos debates de fuerte contenido
ideológico, y en modo alguno puede ser obviada por las encuestas de opinión
que dan una mayoría del 84% de españoles a favor del divorcio. «Las
encuestas», dijo, «han sido encargadas por el propio Gobierno para
justificar sus tesis y resultan sospechosas por este motivo, al margen de su
grado de fiabilidad.





Manifestación derechista contra el divorcio

EL PAÍS - España - 06-12-1980

«Los españoles no tenemos la culpa de que Ordóñez sea ateo». Esta alusión al
ministro de Justicia, pronunciada por Santiago Martínez Campos, jefe
nacional de las Juventudes Tradicionalistas, arrancó ayer los aplausos de
los alrededor de 4.000 asistentes -20.000, según los convocantes- a la
manifestación que había convocado bajo el lema Familia, si; divorcio, no.
«Suárez, masón, queremos religión» y «No se ve, no está aquí, el obispo de
Madrid» fueron algunas de las consignas coreadas. También lanzaron gritos
contra el Rey. Cuando la manifestación llegó a la plaza de Roma, un altavoz
advirtió a los presentes: «Cristo no murió por nosotros para que ahora
vengan a plantear leyes contra él».



Díaz-Pinés cree que con el divorcio puede legalizarse el terrorismo o la
violación

El Pais. 24 de abril de 1981.

El diputado de Unión de Centro Democrático (UCD) por Ciudad Real Manuel
Díaz-Pinés ha presentado una enmienda a la totalidad del proyecto de ley de
divorcio elaborado por su propio partido, al considerarlo « radical y
extremista». Este hecho, que no tiene precedentes en la moderna historia
parlamentaria española, puede estar motivado por el convencimiento del señor
Diaz-Pinés de que la introducción del divorcio en España podría ser el
primer paso para « llegar a legalizar las infracciones de tráfico, los
atracos, las violaciones, la droga y la violencia terrorista».







El arzobispo de Burgos, en contra del divorcio

El pais. 29 de octubre de 1980

El arzobispo de Burgos, García de Sierra, ha sumado su voz a las de casi
todos los obispos españoles para calificar el divorcio de «mal gravísimo e
irreversible», y advertir a quienes introduzcan la ley de que «no pasarán a
la historia como defensores de la grandeza nacional y de la patria».El
prelado explica su tesis de que el matrimonio no sólo es indisoluble para
los bautizados, sino igualmente para los "no bautizados".






El cardenal primado advierte a los católicos que no pueden inhibirse frente
al divorcio
También está en contra de un referéndum sobre la cuestión
El pais, 28 de enero de 1980.


En vísperas del comienzo de los trabajos parlamentarios en torno al
divorcio, el cardenal primado de España, Marcelo González, hizo pública ayer
una carta pastoral en la que se pronuncia contra la disolubilidad del
matrimonio, afirma que el Estado no está "legitimado" para introducir el
divorcio en la legislación.

El cardenal primado advierte gravemente a los católicos de que no pueden
inhibirse ni consentir en dicho tema, aduciendo en favor de sus tesis las de
Juan Pablo II. La pastoral termina con esta admonición: «Piensen que algún
día han de dar cuenta a Dios de todos sus actos».
- El hecho de que en el interior de la Iglesia se haya producido «una
inhibición o silencio desconcertante por parte de quienes tienen el deber de
predicar y orientar las conciencias de acuerdo con el magisterio de la
Iglesia, o bien una actitud reticente, y aun hostil, por parte de
eclesiásticos de diversa dignidad y representación, con clara disonancia con
lo que la Iglesia ha enseñado siempre y el Papa actual- Juan Pablo II, sigue
enseñan¿, con admirable fidelidad y empeño apostólico».

Una de las frases más funestas, a juicio del primado, es la de que «los
católicos no tienen que obligar a los demás a compartir sus pensamientos en
esta materia, dado que vivimos en una sociedad pluralista».







Dos cardenales insisten en la indisolubilidad del matrimonio

El pais. 12 de febrero de 1981

El cardenal primado Marcelo González, y el cardenal arzobispo de Sevilla,
José María Bueno Monreal, han insistido en la tesis de que el matrimonio es
indisoluble incluso para los no creyentes. González, en una homilía
publicada en el Boletín del Arzobispado de Toledo, dice que «no hay ningún
poder en la tierra con facultad moral para disolver un matrimonio válido,
sea o no sacramento» y opina que «afirmar esto no es faltar al respeto ni
declararse beligerante contra nadie».Para apoyar sus afirmaciones, el
primado de Toledo acude a la ley natural, «puesta en la condición de la
naturaleza humana desde que el Creador creó al ser humano hombre y mujer».

Bueno Monreal ataca directamente el proyecto de ley de Divorcio dictaminado
por la Comisión de Justicia del Congreso y dice que «introduce una
agravación desorbitante, que deja la estabilidad de la familia a merced de
las veleidades o de los arrebatos de los esposos por el divorcio
consensual». Reitera que la indisolubilidad «se refiere a todo matrimonio y
no sólo al contraído entre católicos».







Rezo del rosario por "la unidad de la familia

El pais. 8 de febrero de 1981

varios centenares de personas se reunieron ayer en el parque del Retiro, de
Madrid, para retar un rosario «por la unidad de la familia» y en contra del
divorcio. Este acto forma parte de las Jornadas de Afirmación Familiar,
convocadas bajo el lema «La familia seguirá en pie», por una organización
denominada Pueblo de Dios en Marcha, como puede leerse en las numerosas
vallas publicitarias de convocatoria que han sido distribuidas por Madrid.
El rezo del rosario de ayer fue seguido por numerosas personas mayores, unas
pocas jóvenes y bastantes monjas y sacerdotes.







El divorcio, "producto de la lujuria", según el obispo de Orense

El Pais. 27 de diciembre de 1980

El obispo de Orense ha atacado de nuevo al divorcio, «producto de la lujuria
que, al amparo de la ley, inconcebiblemente quieren introducir algunos
católicos», dijo en su mensaje navideño del presente año, pronunciado a
través de las emisoras de radio locales. Para Temiño, el prelado de Galicia
más beligerante en este tema, «la mujer, con la ley de Divorcio, está
condenada a ser vil instrumento de la pasión del hombre», ya que es víctima
de matrimonios a prueba.

Por su parte, el boletín oficial del obispado de Sigüenza-Guadalajara
reproduce en su último número la nota sobre el divorcio publicada por el
obispado de Huesca. Entre otras cosas, se dice: «El Estado no puede
arrogarse competencia alguna sobre el vínculo matrimonial, pues deriva
directamente de la ley natural y de su autor, Dios. Por esta incompetencia o
falta de jurisdicción del Estado sobre el vínculo matrimonial es
radicalmente nula y sin valor jurídico alguno la ley implantadora del
divorcio». «Al suprimir la indisolubilidad del vínculo», finaliza, «que es
una de sus propiedades esenciales, la ley destruye la naturaleza del
matrimonio, sustituyéndolo por un concubinato».







TRIBUNA LIBRE EMPAR PINEDA

La reaccion de la reaccion

20 de marzo de 1981

La reciente declaración episcopal sobre el proyecto de ley de Divorcio de
UCD es una nueva y flagrante injerencia de la jerarquía católica en asuntos
civiles. Por más que los obispos lo nieguen -los obispos, ¡pobrecitos
ellos!, que se presentan como siemples ciudadanos de a pie-, a nadie e¡¡
este país se le escapa el enorme peso que la Iglesia católica ejerce sobre
la sociedad, sobre el Gobierno del Estado y sobre el Estado mismo.

Ante el tema del divorcio, los obispos en este país han llevado a cabo una
política muy cuca, que retrata fielmente su cotadura. Oponerse frontalmente
al divorcio como Conferencia Episcopal -exigiendo, por ejemplo, un
referéndum- era lanzarse a una batalla perdida de antemano. (igual que se
niegan a un referendum sobre el matrimonio gay, curioso verdad?) Conocían
suficientemente bien los aires mayoritarios que corren por aquí en relación
al tema (no sólo entre los ateos, sino también entre amplísimos sectores de
creyentes), como para no quemar sus barcos en semejante hazaña. Tenían,
además, la experiencia de la vecina Italia, en la que perdieron
abrumadoramente ante el piccolo divorzio.

En este contexto no es contradictorio que haya monseñores montaraces,
anclados aún en el medievo, como Marcelo González o los obispos de Orense y
Huesca, éstos sí, lanzando anatemas y condenando al fuego del infierno a
quien está por el derecho al divorcio. De ser aprobado dicho proyecto de
ley, los obispos nos auguran un futuro caótico para el bien común. Algo así
como el advenimiento del reino de las tinieblas.

Y no es casualidad tampoco que esta ofensiva de los obispos contra el
derecho al divorcio se de al calor de los aires que también soplan. más allá
de nuestras fronteras. Unos aires de reacción, de asalto a las pequeñas
conquistas logradas muy concretamente en el terreno de la emancipación dé
las mujeres. El papa Juan Pablo II no es ajeno a estos nuevos aires; antes
bien, aparece como el abanderado en contra' de derechos tan elementales como
el derecho al uso de anticonceptivos, el derecho al aborto, el derecho a
puestos de trabajo asalariado para las mujeres, etcétera. Sus llamamientos a
las mujeres a la vuelta al hogar, a la dedicación a las tareas domésticas,
al reforzamiento de la familia, al cuidado del marido e hijos... se vienen
sucediendo últimamente con una asiduidad tal, que hay motivos más que
suficientes para pensar que las jerarquías de la Iglesia católica están
jugando un deliberado papel en esta campaña reaccionaria y machista a la que
estamos asistiendo en esta época de crisis del capitalismo.




Para oponerse a la ley de Divorcio, los obispos, en su declaración, recurren
a su viejo argumento de una pretendida ley natural, cuyos únicos e
infalibles intérpretes son, por cierto, ellos mismos. Un derecho natural
según el cual «el matrimonio es intrínsecamente indisoluble, es decir, no
puede ser disuelto por el mutuo y privado acuerdo de los cónyuges» (sic). La
doctrina católica no habría hecho otra cosa -según parece, al decir de los
obispos- que aceptar, de muy buen grado, eso sí, semejante principio
preexistente, que estaría por encima de toda discusión, por encima del bien
y del mal. Ya monseñor Temiño, más osado él, había dicho meses atrás que «la
indisolubilidad del matrimonio es un bien aun para aquellos que no lo creen
ni lo aceptan». Tal parece que, como en el poema de Blas de Otero, aquí no
se salva ni Dios. Semejante argumentación podríamos tomárnosla como propia
de un cuento de hadas, si no fuera por las gravesconsecuencias que de ella
se derivan.

El recurso de los obispos de acudir al llamado derecho natural para basar su
argumentación nos lleva, entre otras cosas, a pensar lo flojos que deben
andar de argumentos para convencer a su grey de la aberración que encierra
su manifestación de que «el divorcio no es un derecho de la persona».

El carácter falaz de todas estas argumentaciones queda aún más en evidencia,
si tenemos en cuenta la hipocresía de la jerarquía eclesiástica, que ha
venido divorciando -de hecho- a católicos y ateos, casados canónicamente,
bajo el subterfugio, de las llamadas nulidades impartidas por los tribunales
eclesiásticos. Mediando, eso sí, unas buenas (y no excesivamente naturales)
sumas de dinero, como es ya, en la actualidad, de conocimiento público. Todo
ello sin necesidad de recordar escandalosos asuntos como los del Zaire.







Fin articulo.

En fin, lo que nos reimos leyendo estas noticias de hace 25 años y lo que
nos reiremos dentro de 25 años cuando leamos las noticias de las
manifestaciones contra el matrimonio gay.





Imágenes Adjuntas
Tipo de Archivo: gif 0.gif (43 Bytes, 10 visitas)


Responder Citando
  #2  
Antiguo 09-jun-2005, 21:12
celtibero
Guest
 
Mensajes: n/a

"dino dini" <[email protected] .es> escribió en el mensaje
news:[email protected] ter.auna.com...
>
> En fin, lo que nos reimos leyendo estas noticias de hace 25 años y lo que
> nos reiremos dentro de 25 años cuando leamos las noticias de las
> manifestaciones contra el matrimonio gay.
>
>


Es patético que se niegen a pronunciarse sobre otros temas políticos como la
cercanía de la iglesia vasca en favor de los terroristas etarras y de la
independencia de varios trozos de España, pero en cambio, esta manada de
Cuervos van a convocar una manifestación para encabezar una protesta en
contra los derechos de los colectivos homosexuales. ¿Están hartos?
¿Realmente se preocupan de las cosas que preocupan a la sociedad española?
¿Se creen que vivimos en tiempos donde ellos dictaban las Leyes? Si no dicen
nada sobre los Cuervos que dieron misa al asesino hijo de la gran pu*a
Idígoras, ¿qué moral quieren dictar sobre otros asuntos?

Estos Cuervos no son capaces de preguntarse porqué sus Iglesias se quedan
casi vacías; porqué cada vez hay menos creyentes...

Esperemos que algún día haya un Papa que sea capaz de decir a su Iglesia
Católica que se abra a los homosexuales... (y seguro que muchos volverán a
abrirse a ella). Tanto tiempo sufriendose su persecución por estos fanáticos
y todavía siguen en las mismas.






Responder Citando
  #3  
Antiguo 11-jun-2005, 00:03
luis_carlos
Guest
 
Mensajes: n/a
El Thu, 9 Jun 2005 20:54:06 +0200, dino dini escribió:

>Fue hace 25 años, ¿pero no les suena todo aquello a lo mismo que se prepara
>el dia 18 en madrid? La historia siempre vuelve a repetirse.
>
>Fraga. en contra de la ley del divorcio.
>
>El Pais, 12 de febrero de 1981.
>
>El presidente de Alianza Popular (AP), Manuel Fraga, dijo ayer, en el mitin
>de clausura del II Congreso de su partido en Cataluña, que «no es la hora de
>hacer nuevos experimentos», refiriéndose a las salidas a la actual crisis de
>Gobierno, «ni es la hora de leyes estridentes, como la del divorcio.
>
>Defensa de los obispos
>
>
>Sobre el documento antidivorcista publicado recientemente por los obispos
>españoles, Fraga comentó: «Son absurdos los rasgamientos de vestiduras.
>porque la Iglesia tome posición en un tema tan suyo como la familia."
>
>
>Según Fraga, la polémica sobre el divorcio y la ley de Autonomía
>Universitaria (LAU) resulta lógica en unos debates de fuerte contenido
>ideológico, y en modo alguno puede ser obviada por las encuestas de opinión
>que dan una mayoría del 84% de españoles a favor del divorcio. «Las
>encuestas», dijo, «han sido encargadas por el propio Gobierno para
>justificar sus tesis y resultan sospechosas por este motivo, al margen de su
>grado de fiabilidad.
>
>
>
>
>
>Manifestación derechista contra el divorcio
>
>EL PAÍS - España - 06-12-1980
>
>«Los españoles no tenemos la culpa de que Ordóñez sea ateo». Esta alusión al
>ministro de Justicia, pronunciada por Santiago Martínez Campos, jefe
>nacional de las Juventudes Tradicionalistas, arrancó ayer los aplausos de
>los alrededor de 4.000 asistentes -20.000, según los convocantes- a la
>manifestación que había convocado bajo el lema Familia, si; divorcio, no.
>«Suárez, masón, queremos religión» y «No se ve, no está aquí, el obispo de
>Madrid» fueron algunas de las consignas coreadas. También lanzaron gritos
>contra el Rey. Cuando la manifestación llegó a la plaza de Roma, un altavoz
>advirtió a los presentes: «Cristo no murió por nosotros para que ahora
>vengan a plantear leyes contra él».
>
>
>
>Díaz-Pinés cree que con el divorcio puede legalizarse el terrorismo o la
>violación
>
>El Pais. 24 de abril de 1981.
>
>El diputado de Unión de Centro Democrático (UCD) por Ciudad Real Manuel
>Díaz-Pinés ha presentado una enmienda a la totalidad del proyecto de ley de
>divorcio elaborado por su propio partido, al considerarlo « radical y
>extremista». Este hecho, que no tiene precedentes en la moderna historia
>parlamentaria española, puede estar motivado por el convencimiento del señor
>Diaz-Pinés de que la introducción del divorcio en España podría ser el
>primer paso para « llegar a legalizar las infracciones de tráfico, los
>atracos, las violaciones, la droga y la violencia terrorista».
>
>
>
>
>
>
>
>El arzobispo de Burgos, en contra del divorcio
>
>El pais. 29 de octubre de 1980
>
>El arzobispo de Burgos, García de Sierra, ha sumado su voz a las de casi
>todos los obispos españoles para calificar el divorcio de «mal gravísimo e
>irreversible», y advertir a quienes introduzcan la ley de que «no pasarán a
>la historia como defensores de la grandeza nacional y de la patria».El
>prelado explica su tesis de que el matrimonio no sólo es indisoluble para
>los bautizados, sino igualmente para los "no bautizados".
>
>
>
>
>
>
>El cardenal primado advierte a los católicos que no pueden inhibirse frente
>al divorcio
>También está en contra de un referéndum sobre la cuestión
>El pais, 28 de enero de 1980.
>
>
>En vísperas del comienzo de los trabajos parlamentarios en torno al
>divorcio, el cardenal primado de España, Marcelo González, hizo pública ayer
>una carta pastoral en la que se pronuncia contra la disolubilidad del
>matrimonio, afirma que el Estado no está "legitimado" para introducir el
>divorcio en la legislación.
>
>El cardenal primado advierte gravemente a los católicos de que no pueden
>inhibirse ni consentir en dicho tema, aduciendo en favor de sus tesis las de
>Juan Pablo II. La pastoral termina con esta admonición: «Piensen que algún
>día han de dar cuenta a Dios de todos sus actos».
>- El hecho de que en el interior de la Iglesia se haya producido «una
>inhibición o silencio desconcertante por parte de quienes tienen el deber de
>predicar y orientar las conciencias de acuerdo con el magisterio de la
>Iglesia, o bien una actitud reticente, y aun hostil, por parte de
>eclesiásticos de diversa dignidad y representación, con clara disonancia con
>lo que la Iglesia ha enseñado siempre y el Papa actual- Juan Pablo II, sigue
>enseñan¿, con admirable fidelidad y empeño apostólico».
>
>Una de las frases más funestas, a juicio del primado, es la de que «los
>católicos no tienen que obligar a los demás a compartir sus pensamientos en
>esta materia, dado que vivimos en una sociedad pluralista».
>
>
>
>
>
>
>
>Dos cardenales insisten en la indisolubilidad del matrimonio
>
>El pais. 12 de febrero de 1981
>
>El cardenal primado Marcelo González, y el cardenal arzobispo de Sevilla,
>José María Bueno Monreal, han insistido en la tesis de que el matrimonio es
>indisoluble incluso para los no creyentes. González, en una homilía
>publicada en el Boletín del Arzobispado de Toledo, dice que «no hay ningún
>poder en la tierra con facultad moral para disolver un matrimonio válido,
>sea o no sacramento» y opina que «afirmar esto no es faltar al respeto ni
>declararse beligerante contra nadie».Para apoyar sus afirmaciones, el
>primado de Toledo acude a la ley natural, «puesta en la condición de la
>naturaleza humana desde que el Creador creó al ser humano hombre y mujer».
>
>Bueno Monreal ataca directamente el proyecto de ley de Divorcio dictaminado
>por la Comisión de Justicia del Congreso y dice que «introduce una
>agravación desorbitante, que deja la estabilidad de la familia a merced de
>las veleidades o de los arrebatos de los esposos por el divorcio
>consensual». Reitera que la indisolubilidad «se refiere a todo matrimonio y
>no sólo al contraído entre católicos».
>
>
>
>
>
>
>
>Rezo del rosario por "la unidad de la familia
>
>El pais. 8 de febrero de 1981
>
>varios centenares de personas se reunieron ayer en el parque del Retiro, de
>Madrid, para retar un rosario «por la unidad de la familia» y en contra del
>divorcio. Este acto forma parte de las Jornadas de Afirmación Familiar,
>convocadas bajo el lema «La familia seguirá en pie», por una organización
>denominada Pueblo de Dios en Marcha, como puede leerse en las numerosas
>vallas publicitarias de convocatoria que han sido distribuidas por Madrid.
>El rezo del rosario de ayer fue seguido por numerosas personas mayores, unas
>pocas jóvenes y bastantes monjas y sacerdotes.
>
>
>
>
>
>
>
>El divorcio, "producto de la lujuria", según el obispo de Orense
>
>El Pais. 27 de diciembre de 1980
>
>El obispo de Orense ha atacado de nuevo al divorcio, «producto de la lujuria
>que, al amparo de la ley, inconcebiblemente quieren introducir algunos
>católicos», dijo en su mensaje navideño del presente año, pronunciado a
>través de las emisoras de radio locales. Para Temiño, el prelado de Galicia
>más beligerante en este tema, «la mujer, con la ley de Divorcio, está
>condenada a ser vil instrumento de la pasión del hombre», ya que es víctima
>de matrimonios a prueba.
>
>Por su parte, el boletín oficial del obispado de Sigüenza-Guadalajara
>reproduce en su último número la nota sobre el divorcio publicada por el
>obispado de Huesca. Entre otras cosas, se dice: «El Estado no puede
>arrogarse competencia alguna sobre el vínculo matrimonial, pues deriva
>directamente de la ley natural y de su autor, Dios. Por esta incompetencia o
>falta de jurisdicción del Estado sobre el vínculo matrimonial es
>radicalmente nula y sin valor jurídico alguno la ley implantadora del
>divorcio». «Al suprimir la indisolubilidad del vínculo», finaliza, «que es
>una de sus propiedades esenciales, la ley destruye la naturaleza del
>matrimonio, sustituyéndolo por un concubinato».
>
>
>
>
>
>
>
>TRIBUNA LIBRE EMPAR PINEDA
>
>La reaccion de la reaccion
>
>20 de marzo de 1981
>
>La reciente declaración episcopal sobre el proyecto de ley de Divorcio de
>UCD es una nueva y flagrante injerencia de la jerarquía católica en asuntos
>civiles. Por más que los obispos lo nieguen -los obispos, ¡pobrecitos
>ellos!, que se presentan como siemples ciudadanos de a pie-, a nadie e¡¡
>este país se le escapa el enorme peso que la Iglesia católica ejerce sobre
>la sociedad, sobre el Gobierno del Estado y sobre el Estado mismo.
>
>Ante el tema del divorcio, los obispos en este país han llevado a cabo una
>política muy cuca, que retrata fielmente su cotadura. Oponerse frontalmente
>al divorcio como Conferencia Episcopal -exigiendo, por ejemplo, un
>referéndum- era lanzarse a una batalla perdida de antemano. (igual que se
>niegan a un referendum sobre el matrimonio gay, curioso verdad?) Conocían
>suficientemente bien los aires mayoritarios que corren por aquí en relación
>al tema (no sólo entre los ateos, sino también entre amplísimos sectores de
>creyentes), como para no quemar sus barcos en semejante hazaña. Tenían,
>además, la experiencia de la vecina Italia, en la que perdieron
>abrumadoramente ante el piccolo divorzio.
>
>En este contexto no es contradictorio que haya monseñores montaraces,
>anclados aún en el medievo, como Marcelo González o los obispos de Orense y
>Huesca, éstos sí, lanzando anatemas y condenando al fuego del infierno a
>quien está por el derecho al divorcio. De ser aprobado dicho proyecto de
>ley, los obispos nos auguran un futuro caótico para el bien común. Algo así
>como el advenimiento del reino de las tinieblas.
>
>Y no es casualidad tampoco que esta ofensiva de los obispos contra el
>derecho al divorcio se de al calor de los aires que también soplan. más allá
>de nuestras fronteras. Unos aires de reacción, de asalto a las pequeñas
>conquistas logradas muy concretamente en el terreno de la emancipación dé
>las mujeres. El papa Juan Pablo II no es ajeno a estos nuevos aires; antes
>bien, aparece como el abanderado en contra' de derechos tan elementales como
>el derecho al uso de anticonceptivos, el derecho al aborto, el derecho a
>puestos de trabajo asalariado para las mujeres, etcétera. Sus llamamientos a
>las mujeres a la vuelta al hogar, a la dedicación a las tareas domésticas,
>al reforzamiento de la familia, al cuidado del marido e hijos... se vienen
>sucediendo últimamente con una asiduidad tal, que hay motivos más que
>suficientes para pensar que las jerarquías de la Iglesia católica están
>jugando un deliberado papel en esta campaña reaccionaria y machista a la que
>estamos asistiendo en esta época de crisis del capitalismo.
>
>
>
>
>Para oponerse a la ley de Divorcio, los obispos, en su declaración, recurren
>a su viejo argumento de una pretendida ley natural, cuyos únicos e
>infalibles intérpretes son, por cierto, ellos mismos. Un derecho natural
>según el cual «el matrimonio es intrínsecamente indisoluble, es decir, no
>puede ser disuelto por el mutuo y privado acuerdo de los cónyuges» (sic). La
>doctrina católica no habría hecho otra cosa -según parece, al decir de los
>obispos- que aceptar, de muy buen grado, eso sí, semejante principio
>preexistente, que estaría por encima de toda discusión, por encima del bien
>y del mal. Ya monseñor Temiño, más osado él, había dicho meses atrás que «la
>indisolubilidad del matrimonio es un bien aun para aquellos que no lo creen
>ni lo aceptan». Tal parece que, como en el poema de Blas de Otero, aquí no
>se salva ni Dios. Semejante argumentación podríamos tomárnosla como propia
>de un cuento de hadas, si no fuera por las gravesconsecuencias que de ella
>se derivan.
>
>El recurso de los obispos de acudir al llamado derecho natural para basar su
>argumentación nos lleva, entre otras cosas, a pensar lo flojos que deben
>andar de argumentos para convencer a su grey de la aberración que encierra
>su manifestación de que «el divorcio no es un derecho de la persona».
>
>El carácter falaz de todas estas argumentaciones queda aún más en evidencia,
>si tenemos en cuenta la hipocresía de la jerarquía eclesiástica, que ha
>venido divorciando -de hecho- a católicos y ateos, casados canónicamente,
>bajo el subterfugio, de las llamadas nulidades impartidas por los tribunales
>eclesiásticos. Mediando, eso sí, unas buenas (y no excesivamente naturales)
>sumas de dinero, como es ya, en la actualidad, de conocimiento público. Todo
>ello sin necesidad de recordar escandalosos asuntos como los del Zaire.
>
>
>
>
>
>
>
>Fin articulo.
>
>En fin, lo que nos reimos leyendo estas noticias de hace 25 años y lo que
>nos reiremos dentro de 25 años cuando leamos las noticias de las
>manifestaciones contra el matrimonio gay.
>


saludos
luis carlos


Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Manifestación en Sevilla convocada por IU mmm Política 1 03-feb-2009 15:03
Manifestacion Nuevamente Convocada Dia 15 De Mayo A Las 10,30h En Sevilla ABRAHAM Y REME Burbuja Inmobiliaria 3 12-may-2008 19:00
LA MANIFESTACIÓN CONVOCADA POR PP Y LA IGLESIA VERO Burbuja Inmobiliaria 3 17-jun-2005 17:01
Convocada manifestación contra la redondez de la Tierra Buki* Burbuja Inmobiliaria 5 12-jun-2005 18:09
11 de junio manifestación convocada por la AVT Josec Burbuja Inmobiliaria 29 23-may-2005 21:21


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 22:46.