Burbuja.info - Foro de economía > > > Lo que Aznar prometía a ETA en 1998
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 07-jun-2005, 18:48
piolin
Guest
 
Mensajes: n/a

El 2 de octubre de 1998, el presidente Aznar anunció solemnemente, en una
comparecencia en las escaleras de La Moncloa, que estaba dispuesto a poner
en marcha el proceso de paz si ETA acreditaba de forma inequívoca que su
abandono de la violencia tiene carácter definitivo. Aznar se mostró
dispuesto a activar las previsiones contenidas en el Pacto de Ajuria Enea,
en sus puntos 9, 10 y 12, que se refieren a la apertura de un proceso de
reinserción de los presos y exiliados de ETA, la apertura de un diálogo
entre los poderes competentes del Estado y quienes abandonen la violencia,
separado del que mantengan las fuerzas políticas. El proceso de paz
incluiría, en una primera fase, la flexibilización de la política
penitenciaria, que lleva consigo el acercamiento de los presos a las
cárceles vascas, la concesión de terceros grados y, finalmente, indultos.

Este proceso de paz exige la participación de todos los partidos
democráticos y, en especial, los firmantes del Pacto de Ajuria Enea. Este
anuncio del presidente fue saludado favorablemente por los medios de
comunicación, con editoriales respaldando a Aznar por parte de 'El País' y
'El Mundo'. Un mes más tarde, el 3 de noviembre, Aznar da un paso más y
anuncia el establecimiento de contactos con interlocutores del Movimiento de
Liberación Nacional Vasco, término inusual y rechazado siempre por el
Ejecutivo, con el objetivo de "acreditar la voluntad de la organización
terrorista de dar los pasos necesarios para abrir un proceso de paz mediante
el cese definitivo de la violencia".

El portavoz del Gobierno, Josep Piqué, declaraba que "lo importante ahora es
acreditar la voluntad real por parte de ETA de abandonar las armas y de
eliminar algunos equívocos que todavía se siguen produciendo, en relación,
por ejemplo, a la inquietud de empresarios vascos en cuanto al impuesto
revolucionario o episodios de violencia reciente que todavía no han sido
condenados". El diario 'El Mundo', publica un editorial al día siguiente,
titulado "Otro valiente paso de Aznar hacia la paz". Y terminaba con estas
palabras: "Ante asunto de tanta trascendencia, los celos partidistas están
de más. Si la paz se lograse, nunca será exclusiva de Aznar: corresponderá a
todos cuantos la hayan propiciado". Y es que en el PSOE se habían quejado de
que esta decisión del presidente del Gobierno de iniciar contactos con ETA,
le fuese comunicada previamente al PNV pero no a los dirigentes del Partido
Socialista.

El día 5, dos días después, el vicepresidente primero del Gobierno, Álvarez
Cascos, pedía a ETA que designase a sus interlocutores para que el Gobierno
pueda iniciar conversaciones con esta organización. El Gobierno ya ha dicho
quién es el interlocutor: "El propio Gobierno". Ese mismo día, el presidente
Aznar, durante la presentación de la revista 'La aventura de la historia',
se reafirmaba en su propuesta y declaraba estar dispuesto "al perdón y la
generosidad" si ETA renuncia definitivamente a las armas. Esto es lo que
pasaba en 1998. Nadie, sin embargo, se dirigió a Aznar acusándole de estar
"traicionando a los muertos".

No sólo por entablar diálogos con ETA sino por ofrecer a los presos el
acercamiento al País Vasco, terceros grados, libertades condicionales, hasta
¡indultos! Es decir, "perdón y generosidad". Ni a la Asociación de Víctimas
del Terrorismo se le ocurrió convocar una manifestación en protesta por
estas deferencias de Aznar con los terroristas. Ni Aznar se encontró con la
cantidad de insultos y descalificaciones que se le han dedicado a Zapatero
por pedir, simplemente, al Congreso, autorización para de acuerdo con el
Pacto de Ajuria Enea, si ETA manifiesta "una clara voluntad para poner fin a
la violencia y da muestras inequívocas", abrir procesos de diálogo "entre
los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia,
respetando en todo momento el principio irrenunciable de que las cuestiones
políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes
legítimos de la volunta popular".

Esto es lo que Zapatero pide: que el Congreso le respalde a iniciar un
proceso. No ha hablado de "perdones" ni de "generosidades", ni de "terceros
grados" ni de "indultos". Sólo quiere abrir un camino. ¿A qué viene,
entonces, tanta algarabía, tanto insulto, tanto despropósito? ¿Qué pretenden
los señores políticos del PP y sus medios de comunicación con sus palmeros?
¿Y la Iglesia, con los obispos lanzando homilías con la acusación al
presidente Zapatero de "traicionar a los muertos", siguiendo los pasos del
señor Rajoy? Y el presidente de la Asociación de las Víctimas, señor
Alcaraz, corriendo a convocar una manifestación en contra de que se
establezca un diálogo con ETA si ésta abandona la violencia. ¿Por qué el
presidente Zapatero no puede iniciar un proceso de paz y el señor Aznar sí?
¿Por qué a Zapatero se le insulta cuando a Aznar se le ensalzaba por hacer
lo mismo? Sencillamente, y no le den más vueltas: es que Aznar era uno de
los suyos. Usan el terrorismo de forma partidista.

Francesc de P. Burgera




Responder Citando
  #2  
Antiguo 07-jun-2005, 21:01
Inapetente
Guest
 
Mensajes: n/a

"piolin" <[email protected]> escribió en el mensaje
news:[email protected]
>
> El 2 de octubre de 1998, el presidente Aznar anunció solemnemente, en una
> comparecencia en las escaleras de La Moncloa, que estaba dispuesto a poner
> en marcha el proceso de paz si ETA acreditaba de forma inequívoca que su
> abandono de la violencia tiene carácter definitivo. Aznar se mostró
> dispuesto a activar las previsiones contenidas en el Pacto de Ajuria Enea,
> en sus puntos 9, 10 y 12, que se refieren a la apertura de un proceso de
> reinserción de los presos y exiliados de ETA, la apertura de un diálogo
> entre los poderes competentes del Estado y quienes abandonen la violencia,
> separado del que mantengan las fuerzas políticas. El proceso de paz
> incluiría, en una primera fase, la flexibilización de la política
> penitenciaria, que lleva consigo el acercamiento de los presos a las
> cárceles vascas, la concesión de terceros grados y, finalmente, indultos.
>
> Este proceso de paz exige la participación de todos los partidos
> democráticos y, en especial, los firmantes del Pacto de Ajuria Enea. Este
> anuncio del presidente fue saludado favorablemente por los medios de
> comunicación, con editoriales respaldando a Aznar por parte de 'El País' y
> 'El Mundo'.


¿Se olvida el autor de quien no saludo favorablemente ese anuncio?

Porque haberlos, húbolos



>
> Francesc de P. Burgera
>
>





Responder Citando
  #3  
Antiguo 07-jun-2005, 22:08
J. Garcia
Guest
 
Mensajes: n/a
Lo que hizo Aznar en ese momento fue toda una leccion de la que los actuales
gobernantes no han aprendido ni la primera palabra.
Aznar esta a años luz del actual presidente en lo que a estadista se
refiere.
El de ahora les pone el culo a los terroristas para que le sodomicen
placenteramente olvidandose de España y de las victimas de los centenares de
atentados de ETA.

Fijese el señor piolin que a diferencia de lo presente, en la ocasion a la
que usted se refiere el presidente del estado anuncio solemnemente lo
aludido por usted en las escaleras de la Moncloa tras una tregua de mas de
un año de la banda de malnacidos mientras que el actual negocia en secreto y
a espaldas de la ciudadania, con los vitores del mundo independentista vasco
y catalan a la vez que ETA continua poniendo bombas, porque señor piolin,
ETA va a negociar con el mamarracho del presidente la independencia de las
provincias vascas, pero no va a renunciar a su ideologia revolucionaria
marxista.

A diferencia del actual, el señor Aznar mantuvo contactos abiertos y
divulgados con ETA para ver a lo que ETA estaba dispuesta y fue ETA la que
no volvio a la mesa de contacto sin duda porque el gobierno de Aznar les
dejo claro que jamas aceptaria nada que condujese a la particion de España
que es a lo unico que aspira ETA y su entorno.
En aquel entonces ETA habia dado muestras de su intencion de dejar las
armas, que luego resultó que todo era mentira como bien hay que reconocer a
lo dicho durante aquella tregua por Mayor Oreja. En la actualidad es el
primer mandatario de los españoles el que se arrastra pidiendole a ETA que
deje las armas a cambio de una negociacion. Importante diferencia, entonces
era ETA quien se rendia al estado, aunque fuese de mentira, ahora es el
estado el que se rinde a ETA de forma humillante, humillante al menos para
quienes sentimos como nuestras las miles de victimas y sentimos como nuesta
a España.

Tenga en cuenta señor piolin que el zote de nuestro actual presidente
gobierna con los votos de los independentistas catalanes y vascos, los
cuales le tienen cogido de los cojones, atributo que dicho sea de paso le
queda escaso al susodicho mandatario.

Señor piolin, el actual presidente de España ha pedido al congreso que le
autorice a mantener contactos con ETA y ha conseguido el apoyo de este,
¿pero que apoyo? el de los nacionalistas amigo mio. Supongo que es para
sentirse orgulloso que quien te apoye a mantener conversaciones para romper
España sean los nacionalistas... en fin.

Ya se que no es suyo el escrito anterior pero como lo ha reproducido tan
orgullosamente, le manda de mi parte un saludo al autor y de paso se van a
tomar por el orto ambos.




Responder Citando
  #4  
Antiguo 07-jun-2005, 22:27
El Moscardon
Guest
 
Mensajes: n/a

"J. Garcia" [email protected] escribió en el mensaje
news:[email protected] elecable.es...
> Lo que hizo Aznar en ese momento fue toda una leccion de la que los
> actuales
> gobernantes no han aprendido ni la primera palabra.


Copypaste:

El fallido proceso de conversaciones con ETA en Suiza, que protagonizó el
Gobierno de José María Aznar en mayo de 1999, estuvo inspirado en el punto
10 del Pacto de Ajuria Enea, de 1988; igual que la propuesta del actual
Gobierno socialista. Dicho acuerdo es el referente de todos los intentos de
paz del Gobierno -con Felipe González, en Argel, en 1989; y con Aznar, en
1999-. Fue alcanzado por todos los partidos vascos, incluido Alianza Popular
(AP), antecesor del PP, y sólo con la excepción de Herri Batasuna (HB); y su
punto 10, su clave, está recogido textualmente en el punto dos de la
resolución presentada el viernes por el PSOE en el Congreso.

Sin embargo, ayer Aznar, en unas declaraciones, lanzó algunos equívocos de
sus actos en el proceso que él intento con ETA en Suiza. Así, dijo que sólo
autorizó contactos con la banda para constatar su disposición a rendirse,
cuando la verdad es que su delegación intento, sin éxito, un "acuerdo de paz
por presos", y que ETA responsabilizó de la ruptura de la tregua, que había
facilitado las conversaciones, no al Gobierno Aznar, sino al PNV y EA, a los
que acusó de incumplir los acuerdos con ella sobre la "reconstrucción
nacional vasca".

El punto 10 de Ajuria Enea dice que si ETA ofrece "actitudes inequívocas"
que puedan conducir a un final de la violencia -esto es, el cese reconocido
de las armas-, los partidos apoyarán al Gobierno en el proceso de diálogo
"entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la
violencia". El texto introduce la reserva de que el Estado no negociará con
ETA temas políticos y se apoya en la experiencia de la negociación de 1982
entre el Gobierno de UCD y ETA político-militar, en la que esta organización
dejó las armas a cambio de una solución para sus presos.
Zapatero, siguiendo esa tradición, ha aclarado que no admitirá contactos con
ETA hasta que anuncie el cese definitivo de las armas. Sobre esas bases
también se movió Aznar en el proceso de conversaciones con ETA que anunció
el 3 de noviembre de 1998, a través un comunicado de la agencia Efe, y que
desarrolló al día siguiente:

- Reconocimiento de contactos. Aznar, en una rueda de prensa, el 4 de
noviembre en La Moncloa, con el líder de la Autoridad Nacional Palestina,
Yasir Arafat, confirma la autorización de contactos con ETA. Mes y medio
antes, en septiembre, la banda había anunciado una tregua indefinida.

Aznar, en su declaración, dijo que "no sería insensible a las oportunidades
que se abriesen como consecuencia de esa actitud o declaración" de ETA.
También dijo: "Estoy dispuesto a tomar todas las iniciativas que fuesen
necesarias si viésemos que podía entenderse o podían darse pasos positivos
para que esta situación de cese de la violencia diese lugar a un proceso
definitivo de paz". En la declaración, Aznar denominó al entorno de ETA
"Movimiento Vasco de Liberación".

Lo que dijo Aznar se movía en los cauces del punto 10 del Pacto de Ajuria
Enea, pero también quedó claro, a través de sus declaraciones, que sus
contactos autorizados con ETA iban a ser para algo más que para constatar si
la banda iba a rendirse, como dijo ayer en Santander. Esa misma declaración
equívoca la hizo el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana.

Las pretensiones del Gobierno del PP las confirmó su portavoz, Josep Piqué,
una semana después de la declaración de Aznar, en unas manifestaciones en
las que dijo que las conversaciones serían de "paz por presos", y aludió
expresamente al punto 10 del Pacto de Ajuria Enea. Aznar no quiso reconocer
este objetivo en sus declaraciones de ayer. Pero hubo más:

- Declaración en el Congreso. Una semana después de la autorización por
Aznar de los contactos con ETA, el 10 de noviembre, el Congreso aprobó por
unanimidad una resolución en la que instaba al Gobierno al "más amplio
diálogo con todos los partidos" para desarrollar "una nueva orientación
consensuada y flexible de la política penitenciaria en la forma que mejor
propicie el final de la violencia". Un mes después, el Gobierno de Aznar
hizo un primer acercamiento de los presos de ETA más alejados de Euskadi.
Pero poco antes, a primeros de diciembre, una delegación suya se reunió
secretamente en Burgos con otra de la hoy ilegalizada Batasuna.

- Reunión con Batasuna. Una delegación de Aznar -su secretario general de la
Presidencia, Javier Zarzalejos; el secretario de Seguridad, Ricardo Martí
Fluxá, y su asesor, Pedro Arriola- se reunió con otra delegación de la hoy
ilegalizada Batasuna, que integraban Arnaldo Otegi, Rafael Díez Usabiaga y
Pernando Barrena.

- Traslado de presos. El Ministerio del Interior decidió el 18 de diciembre
el traslado a cárceles de la Península de los 21 presos de ETA, que cumplían
condena en cárceles de Canarias (12), Baleares (3), Ceuta (3) y Melilla (3).
Entre ellos figuraban algunos con numerosas condenas por delitos de sangre,
como Juan Lorenzo Lasa Michelena, José Ignacio de Juana Chaos, Domingo
Troitiño o Jesús María Zabarte. Ese mismo día, Aznar, en una declaración en
La Moncloa, habla de "proceso de normalización" e incluso señala, en alusión
a la hoy ilegalizada Batasuna: "Tomar posesión de un escaño siempre es
preferible a empuñar las armas".

- Reunión con ETA. Es el siguiente hito del proceso, el más importante, con
la celebración en Suiza de un encuentro entre la misma delegación de Aznar
que se reunió con la de la hoy ilegalizada Batasuna en Burgos, y otra de
ETA, encabezada por su líder entonces Mikel Albizu, Mikel Antza, acompañado
de Vicente Goikoetxea y Belén González Peñalba. Ésta también participó en
las conversaciones de Argel y tomó notas durante todo el encuentro. La
reunión tuvo un moderador, el entonces Obispo de Bilbao, Juan María Uriarte.

Las actas de la reunión, que redactó González Peñalba, fueron publicadas
meses después en el diario Gara. Nadie las ha desmentido. Los interlocutores
de Aznar, en conversaciones informales con los periodistas, dijeron que su
objetivo con la reunión, que se alargó hasta cuatro horas, era conocer la
disposición de ETA a dejar la violencia de definitivamente (aún había sólo
tregua indefinida), pero también admitieron que estaban dispuestos a ofrecer
"paz por presos".

La delegación de Aznar admitió su frustración porque no logró ese objetivo:
abrir un proceso de paz en el que ETA se comprometiera al cese definitivo de
las armas a cambio de buscar soluciones para sus presos, como dice el punto
10 del Pacto de Ajuria Enea. No obstante, Aznar tuvo un nuevo gesto.
- Acercamiento de presos. Interior acerca el 7 de septiembre a 105 presos de
ETA a lugares más próximos de origen, incluyendo el País Vasco.

- Ruptura de la tregua. ETA rompe la tregua en noviembre. Pero en su
comunicado no acusó de la ruptura al Gobierno Aznar sino al PNV y a EA por
"no avanzar en los objetivos de la construcción nacional" que la banda quiso
compaginar con las conversaciones con el Ejecutivo sobre los presos.

(Un mentiroso compulsivo)

PRIMERA PARTE

El 3 de noviembre de 1998, el Gobierno de José María Aznar anuncia que se
han iniciado contactos con el entorno de ETA para abrir un proceso de paz.
Éstas son algunas de las declaraciones más importantes realizadas por el
entonces presidente aquellos días.

- 3 de noviembre de 1998. La agencia Efe distribuye un despacho en el que se
confirmaba que Aznar había autorizado contactos con el entorno de la banda
terrorista ETA. Según fuentes del Gobierno, los contactos con el Movimiento
de Liberación Nacional Vasco (MLNV) tenían como objetivo "acreditar" la
voluntad de la organización terrorista de "dar los pasos necesarios para
abrir un proceso de paz mediante el cese definitivo de la violencia". Aznar,
según las mismas fuentes, no quería intermediarios entre el Gobierno y el
entorno del MLNV, y pretendía dirigir personalmente el proceso de paz. Y
dejaba abierta la puerta a una interlocución directa con el líder de Euskal
Herritarrok (EH), Arnaldo Otegi.

- 4 de noviembre. En una rueda de prensa conjunta con el líder de la
Autoridad Palestina, Yasir Arafat, de visita en España, Aznar fue preguntado
sobre estas informaciones: "Le quería preguntar sobre la iniciativa suya que
se conoció ayer [...]. Si tiene un calendario y si ha tenido algo que ver en
esta iniciativa la moderación relativa de EH después de las elecciones en el
País Vasco" Su respuesta fue la siguiente: "Yo he querido que los ciudadanos
supieran y tengan muy claro que el Gobierno, y yo personalmente, ha
autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberación. Lo
he autorizado personalmente y quiero que los españoles lo sepan [...].
Cuantos pasos tengamos que dar en este camino serán conocidos por la opinión
pública española, que los podrá juzgar y los podrá valorar. Evidentemente,
otra cosa distinta es, si da lugar a un proceso de reuniones o
conversaciones, la materialización, lo concreto, el detalle, de eso, que
tiene que estar sujeto al principio, como es lógico, de la discreción y de
la reserva. Y estoy seguro de que al mantenimiento de ese principio me van a
prestar ustedes su colaboración y su comprensión entusiasta [...]. Y,
naturalmente, si se llega a un final de cese definitivo de la violencia, eso
será por todos y para todos; no será de unos contra otros, será de todos y
para todos, y todos, naturalmente, habrán contribuido a ello y todos
participarán del mismo. El Gobierno tiene responsabilidades, a veces,
intransferibles, y en esta situación, como en todas, hay una responsabilidad
intransferible del Gobierno y del presidente del Gobierno; y hay unas
responsabilidades compartidas, y hay que saber distinguir claramente lo que
son responsabilidades intransferibles y responsabilidades compartidas.
Alguien tenía que comenzar, alguien tiene que dar la señal, y eso no es una
responsabilidad compartida, sino que es una responsabilidad estrictamente
intransferible. Pero, por el lado de los diálogos con los partidos
políticos, con los diálogos con las formaciones políticas, especialmente con
el diálogo con la oposición parlamentaria, yo sugeriría claramente mucha
tranquilidad, porque hay muchas razones para que todos los grupos
parlamentarios y todos los partidos, en este caso el principal partido de la
oposición, esté sumamente tranquilo en toda esta cuestión. Y, por último,
quiero decir que la decisión que yo he tomado es una decisión que entra
dentro del principio de coherencia. Yo he establecido la transparencia, el
consenso y la coherencia. La sociedad española desea fervientemente que el
Gobierno diese este paso y que lo diese amparado en la razón, y, en este
caso, amparado en la razón de los hechos y en la razón de las urnas,
habiendo hablado los ciudadanos vascos".

- 5 de noviembre. Aznar anunciaba que estaba dispuesto "al perdón y a la
generosidad" si ETA aceptaba el resultado de las elecciones y renunciaba
definitivamente a las armas.

SEGUNDA PARTE

"Jamás el Gobierno que yo presidí dio instrucciones a nadie de negociar, y
menos con terroristas", afirmó ayer José María Aznar, ex presidente del
Gobierno, en la clausura del Congreso de Nuevas Generaciones de Cantabria.
Desde que Mariano Rajoy, el pasado otoño, fue elegido presidente del PP,
Aznar no había participado en ningún mitin ni acto de su partido. Ayer, sin
embargo, el ex jefe del Ejecutivo aprovechó un congreso provincial de la
organización juvenil de los populares en Santander para subir a la tribuna y
afirmar que, mes y medio después de que ETA declarara unilateralmente una
tregua, él autorizó contactos para "constatar si los terroristas estaban
dispuestos a rendirse". Según el relato de Aznar, tales contactos fueron
comunicados a la opinión pública y sirvieron para "constatar" que ETA no
tenía intención alguna de rendirse. A partir de ahí, según les dijo Aznar a
los militantes de Nuevas Generaciones de Cantabria, su Gobierno "desarrolló
la batalla más frontal contra el terrorismo" de ETA. "Hace falta
derrotarles, se les puede derrotar y se les tiene que derrotar", mantuvo
Aznar para añadir que es posible "que ahora alguien haya descubierto que es
mucho mejor dar la razón a los terroristas que no derrotarles". El ex jefe
del Ejecutivo dio por hecho que eso es lo que ha decidido el presidente del
Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero: "Cuando en un año se destruye la Ley
de Partidos, se rompe el consenso antiterrorista, se acaba con una
alternativa política en el País Vasco y se permite la entrada de
representantes de terroristas en las instituciones se está dando un salto
atrás colosal y extraordinario en la lucha contra el terrorismo". Aznar
aprovechó su inhabitual intervención en un acto del PP para elogiar el
discurso que hizo Rajoy el miércoles en el debate sobre el estado de la
nación. A su juicio, Rajoy "hizo muy bien lo que tenía que hacer y dijo lo
que tenía que decir". Y apostilló: "Todos estamos con él y vamos a seguir
estando con él en esta tarea". El ex presidente Aznar pronosticó que vienen
tiempos "complicados y difíciles" para España, en los que el PP deberá estar
"unido, atento, fuerte y deseoso de cumplir con sus obligaciones". Lejos de
considerar un inconveniente la dureza del discurso por el que ha optado
Rajoy a partir del miércoles, Aznar le dijo a los alevines de su partido que
"los problemas fundamentales llegan" cuando "uno no sabe exactamente cuál es
su posición". Según él, "el PP la sabe": tiene que "seguir luchando" por los
valores de "la vida y la libertad". Y en esa lucha, el terrorismo es "la
tarea más dura que tiene España".
================

--
Mosqui




Responder Citando
  #5  
Antiguo 07-jun-2005, 22:29
Victor
Guest
 
Mensajes: n/a
No veo en este artículo que ETA llevara un tiempo considerable de TREGUA...

Lo que pasa es que para el PSOE parece que TREGUA es NO MATAR...

Que triste...

Vic

"piolin" <[email protected]> escribió en el mensaje
news:[email protected]
>
> El 2 de octubre de 1998, el presidente Aznar anunció solemnemente, en una
> comparecencia en las escaleras de La Moncloa, que estaba dispuesto a poner
> en marcha el proceso de paz si ETA acreditaba de forma inequívoca que su
> abandono de la violencia tiene carácter definitivo. Aznar se mostró
> dispuesto a activar las previsiones contenidas en el Pacto de Ajuria Enea,
> en sus puntos 9, 10 y 12, que se refieren a la apertura de un proceso de
> reinserción de los presos y exiliados de ETA, la apertura de un diálogo
> entre los poderes competentes del Estado y quienes abandonen la violencia,
> separado del que mantengan las fuerzas políticas. El proceso de paz
> incluiría, en una primera fase, la flexibilización de la política
> penitenciaria, que lleva consigo el acercamiento de los presos a las
> cárceles vascas, la concesión de terceros grados y, finalmente, indultos.
>
> Este proceso de paz exige la participación de todos los partidos
> democráticos y, en especial, los firmantes del Pacto de Ajuria Enea. Este
> anuncio del presidente fue saludado favorablemente por los medios de
> comunicación, con editoriales respaldando a Aznar por parte de 'El País' y
> 'El Mundo'. Un mes más tarde, el 3 de noviembre, Aznar da un paso más y
> anuncia el establecimiento de contactos con interlocutores del Movimiento
> de
> Liberación Nacional Vasco, término inusual y rechazado siempre por el
> Ejecutivo, con el objetivo de "acreditar la voluntad de la organización
> terrorista de dar los pasos necesarios para abrir un proceso de paz
> mediante
> el cese definitivo de la violencia".
>
> El portavoz del Gobierno, Josep Piqué, declaraba que "lo importante ahora
> es
> acreditar la voluntad real por parte de ETA de abandonar las armas y de
> eliminar algunos equívocos que todavía se siguen produciendo, en relación,
> por ejemplo, a la inquietud de empresarios vascos en cuanto al impuesto
> revolucionario o episodios de violencia reciente que todavía no han sido
> condenados". El diario 'El Mundo', publica un editorial al día siguiente,
> titulado "Otro valiente paso de Aznar hacia la paz". Y terminaba con estas
> palabras: "Ante asunto de tanta trascendencia, los celos partidistas están
> de más. Si la paz se lograse, nunca será exclusiva de Aznar: corresponderá
> a
> todos cuantos la hayan propiciado". Y es que en el PSOE se habían quejado
> de
> que esta decisión del presidente del Gobierno de iniciar contactos con
> ETA,
> le fuese comunicada previamente al PNV pero no a los dirigentes del
> Partido
> Socialista.
>
> El día 5, dos días después, el vicepresidente primero del Gobierno,
> Álvarez
> Cascos, pedía a ETA que designase a sus interlocutores para que el
> Gobierno
> pueda iniciar conversaciones con esta organización. El Gobierno ya ha
> dicho
> quién es el interlocutor: "El propio Gobierno". Ese mismo día, el
> presidente
> Aznar, durante la presentación de la revista 'La aventura de la historia',
> se reafirmaba en su propuesta y declaraba estar dispuesto "al perdón y la
> generosidad" si ETA renuncia definitivamente a las armas. Esto es lo que
> pasaba en 1998. Nadie, sin embargo, se dirigió a Aznar acusándole de estar
> "traicionando a los muertos".
>
> No sólo por entablar diálogos con ETA sino por ofrecer a los presos el
> acercamiento al País Vasco, terceros grados, libertades condicionales,
> hasta
> ¡indultos! Es decir, "perdón y generosidad". Ni a la Asociación de
> Víctimas
> del Terrorismo se le ocurrió convocar una manifestación en protesta por
> estas deferencias de Aznar con los terroristas. Ni Aznar se encontró con
> la
> cantidad de insultos y descalificaciones que se le han dedicado a Zapatero
> por pedir, simplemente, al Congreso, autorización para de acuerdo con el
> Pacto de Ajuria Enea, si ETA manifiesta "una clara voluntad para poner fin
> a
> la violencia y da muestras inequívocas", abrir procesos de diálogo "entre
> los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la
> violencia,
> respetando en todo momento el principio irrenunciable de que las
> cuestiones
> políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes
> legítimos de la volunta popular".
>
> Esto es lo que Zapatero pide: que el Congreso le respalde a iniciar un
> proceso. No ha hablado de "perdones" ni de "generosidades", ni de
> "terceros
> grados" ni de "indultos". Sólo quiere abrir un camino. ¿A qué viene,
> entonces, tanta algarabía, tanto insulto, tanto despropósito? ¿Qué
> pretenden
> los señores políticos del PP y sus medios de comunicación con sus
> palmeros?
> ¿Y la Iglesia, con los obispos lanzando homilías con la acusación al
> presidente Zapatero de "traicionar a los muertos", siguiendo los pasos del
> señor Rajoy? Y el presidente de la Asociación de las Víctimas, señor
> Alcaraz, corriendo a convocar una manifestación en contra de que se
> establezca un diálogo con ETA si ésta abandona la violencia. ¿Por qué el
> presidente Zapatero no puede iniciar un proceso de paz y el señor Aznar
> sí?
> ¿Por qué a Zapatero se le insulta cuando a Aznar se le ensalzaba por hacer
> lo mismo? Sencillamente, y no le den más vueltas: es que Aznar era uno de
> los suyos. Usan el terrorismo de forma partidista.
>
> Francesc de P. Burgera
>
>





Responder Citando
  #6  
Antiguo 07-jun-2005, 22:33
José Manuel Rodríguez
Guest
 
Mensajes: n/a
Desde luego mira que sois sectarios los peperos. Teneis una capacidad
infinita para creeros todo lo que os dicta por la mañana el facista ese la
COPE. Estais convirtiendo al PP en el partido politico más utraderechista de
Europa, ya estais a la altura de Jean Marie Le Pen, pero a este paso desde
luego que lo superareis en breve.

"J. Garcia" <[email protected]> escribió en el mensaje
news:[email protected] elecable.es...
> Lo que hizo Aznar en ese momento fue toda una leccion de la que los

actuales
> gobernantes no han aprendido ni la primera palabra.
> Aznar esta a años luz del actual presidente en lo que a estadista se
> refiere.
> El de ahora les pone el culo a los terroristas para que le sodomicen
> placenteramente olvidandose de España y de las victimas de los centenares

de
> atentados de ETA.
>
> Fijese el señor piolin que a diferencia de lo presente, en la ocasion a la
> que usted se refiere el presidente del estado anuncio solemnemente lo
> aludido por usted en las escaleras de la Moncloa tras una tregua de mas de
> un año de la banda de malnacidos mientras que el actual negocia en secreto

y
> a espaldas de la ciudadania, con los vitores del mundo independentista

vasco
> y catalan a la vez que ETA continua poniendo bombas, porque señor piolin,
> ETA va a negociar con el mamarracho del presidente la independencia de las
> provincias vascas, pero no va a renunciar a su ideologia revolucionaria
> marxista.
>
> A diferencia del actual, el señor Aznar mantuvo contactos abiertos y
> divulgados con ETA para ver a lo que ETA estaba dispuesta y fue ETA la que
> no volvio a la mesa de contacto sin duda porque el gobierno de Aznar les
> dejo claro que jamas aceptaria nada que condujese a la particion de España
> que es a lo unico que aspira ETA y su entorno.
> En aquel entonces ETA habia dado muestras de su intencion de dejar las
> armas, que luego resultó que todo era mentira como bien hay que reconocer

a
> lo dicho durante aquella tregua por Mayor Oreja. En la actualidad es el
> primer mandatario de los españoles el que se arrastra pidiendole a ETA que
> deje las armas a cambio de una negociacion. Importante diferencia,

entonces
> era ETA quien se rendia al estado, aunque fuese de mentira, ahora es el
> estado el que se rinde a ETA de forma humillante, humillante al menos para
> quienes sentimos como nuestras las miles de victimas y sentimos como

nuesta
> a España.
>
> Tenga en cuenta señor piolin que el zote de nuestro actual presidente
> gobierna con los votos de los independentistas catalanes y vascos, los
> cuales le tienen cogido de los cojones, atributo que dicho sea de paso le
> queda escaso al susodicho mandatario.
>
> Señor piolin, el actual presidente de España ha pedido al congreso que le
> autorice a mantener contactos con ETA y ha conseguido el apoyo de este,
> ¿pero que apoyo? el de los nacionalistas amigo mio. Supongo que es para
> sentirse orgulloso que quien te apoye a mantener conversaciones para

romper
> España sean los nacionalistas... en fin.
>
> Ya se que no es suyo el escrito anterior pero como lo ha reproducido tan
> orgullosamente, le manda de mi parte un saludo al autor y de paso se van a
> tomar por el orto ambos.
>
>





Responder Citando
  #7  
Antiguo 07-jun-2005, 22:44
El Moscardon
Guest
 
Mensajes: n/a

"J. Garcia" <[email protected]> escribió en el mensaje
news:[email protected] elecable.es...
> "El Moscardon" <[email protected]> escribió en el mensaje
> news:[email protected] oe.org...
>
> No cabe duda tras la lectura de lo que has puesto que la diferencia entre
> Aznar y Zapatero es infinita.
> El de antes era un estadista, el de ahora un pelele.


Lo que Vd. mande.

--
Mosqui




Responder Citando
  #8  
Antiguo 07-jun-2005, 22:47
J. Garcia
Guest
 
Mensajes: n/a
"El Moscardon" <[email protected]> escribió en el mensaje
news:[email protected] oe.org...

No cabe duda tras la lectura de lo que has puesto que la diferencia entre
Aznar y Zapatero es infinita.
El de antes era un estadista, el de ahora un pelele.




Responder Citando
  #9  
Antiguo 07-jun-2005, 23:17
J. Garcia
Guest
 
Mensajes: n/a

"El Moscardon" <[email protected]> escribió en el mensaje
news:[email protected] oe.org...
> Lo que Vd. mande.


Lo que usted escribe




Responder Citando
  #10  
Antiguo 08-jun-2005, 17:16
JR
Guest
 
Mensajes: n/a
La unica y gran diferencia esta en que esta vez lo ha echo el PSOE,
antes lo hizo el PP con el apoyo del principal partido de la oposicion
y ahora lo hace el PSOE con el apoyo del resto de la oposicion sin
contar al PP, que incumpliendo el pacto antiterrorista que dice
defender no apoya la politica antiterrorista del gobierno y usa el
terrorismo como arma politica.



Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
La riqueza financiera de las familias cae un 26% en un año, a niveles de 1998 MonteKarmelo Burbuja Inmobiliaria 7 21-jul-2009 00:13
Creeis Posible Volver A Los Precios De 1998? isaac29 Burbuja Inmobiliaria 70 28-jul-2008 05:12
1998+ipc ralph Burbuja Inmobiliaria 2 09-may-2008 13:03
¿Sabrá evitar la Fed su error de 1998 ? El_Presi Burbuja Inmobiliaria 4 17-ago-2007 11:22
Lo que Aznar prometía a ETA en 1998 la mosca cojonera Burbuja Inmobiliaria 8 10-jun-2005 09:42


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 10:25.