Burbuja.info - Foro de economía > > > Navarro: Las políticas del gobierno van orientadas a AUMENTAR el desempleo
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 10-jul-2014, 22:08
Raulisimo Raulisimo está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo, magnífico y grandísimo señor de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 24-octubre-2009
Mensajes: 11.522
Gracias: 6.188
11.227 Agradecimientos de 4.277 mensajes
Por Vicenç Navarro
Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University.

Uno de los pocos programas que veo en televisión es el programa que dan en La Sexta los sábados por la noche. Es de los pocos programas en los que los tertulianos de izquierdas tienen el mismo espacio que los de derechas. Lamento la estridencia de lo que se presenta como “debates”, resultado del comportamiento de los tertulianos de derechas, que frecuentemente sustituyen los argumentos por insultos o falsedades. Un problema que tiene la democracia en España es la falta de una derecha democrática que sepa argumentar y convencer. Pero, al menos, se permite a las izquierdas (bien representadas en el programa) que respondan, lo cual hacen mostrando a las derechas por lo que son.

Felicito al director del programa. Felicitación que hago a medias, pues los economistas que utiliza el programa como “expertos” para analizar la situación actual son todos ellos de sensibilidad conservadora y/o liberal, lo que refleja el pensamiento económico dominante en España, pensamiento que la actual crisis debería haber ya desacreditado, como ha ocurrido en otros países, pero no en España.

Un ejemplo de ello fue cuando se discutió el tema de la viabilidad de las pensiones, atribuyendo su supuesta inviabilidad a la transición demográfica (es decir, a que haya cada vez más personas ancianas, y menos personas jóvenes que les paguen las pensiones). Dicha aseveración, provista por el “experto”, reproducida “ad nauseam” día tras día en los medios, es falsa, como mi amigo y colega, Juan Torres, y yo, hemos mostrado ampliamente en el libro Lo que debes saber para que no te roben la pensión (Editorial Espasa, 2013). En realidad, el mayor problema que amenaza la viabilidad de las pensiones son las políticas neoliberales que se están aplicando (predeciblemente defendidas por la mayoría de expertos económicos del programa) y que están destruyendo puestos de trabajo y reduciendo los salarios. Puesto que las pensiones en España se pagan en su gran mayoría con aportaciones derivadas de las rentas del trabajo, en la medida en que estas rentas bajen, las pensiones tendrán más dificultades para ser financiadas. Y hoy se está produciendo un tsunami provocado deliberadamente por las fuerzas conservadoras y liberales, que se están cargando la Seguridad Social de este país.

No hay falta de jóvenes en este país

Hoy el problema no es que no haya suficientes jóvenes. El problema es que no tienen trabajo, y los que lo tienen cobran unos salarios bajísimos. Este es el problema. Y esto es resultado de unas políticas públicas llevadas a cabo por los gobiernos (incluyendo el español), cosa que el lector no leerá en la mayoría de medios de información y persuasión del país. Esta situación, desesperada para millones de jóvenes, explica su emigración. Hoy estamos viendo la segunda mayor ola de emigrantes que España haya visto desde los años cincuenta, resultado de un de las mayores crisis económicas y financieras que España haya vivido. Más de medio millón de personas (547.890 personas) emigraron el año pasado, de las cuales casi 80.000 fueron personas nacidas en España (79.306 personas). Esta emigración fue una de las causas de que la población en España cayera por segundo año consecutivo, perdiendo 220.130 habitantes. La mayor pérdida fue entre los jóvenes. Catalunya, por cierto, fue de las que perdió más.

El escaso empleo juvenil

Se ha prestado mucha atención, con razón, a la elevada tasa de desempleo entre los jóvenes en España, una de las más altas de la OCDE, el club de países más ricos del mundo (del cual España es miembro), y de la Unión Europea de los Quince (UE-15), el grupo de países de la UE con mayor desarrollo económico, del cual España es también miembro. Ahora bien, lo que menos se ha analizado es la tasa de ocupación de la gente joven. Concretamente, el porcentaje de la población joven (tanto de 16 a 20 años como de 20 a 24 años) que trabaja en España es de los más bajos de la OCDE y de la UE-15, siendo también el país que, además de tener la tasa de ocupación juvenil más baja, ha tenido también el mayor descenso de esa tasa durante la crisis. Así, la tasa de ocupación de los jóvenes de 16 a 20 años era de un 24,4% (es decir, que de cada 100 jóvenes, solo 24,4 estaban trabajando) en el año 2000, y bajó en picado de manera que en el año 2012 el porcentaje era solo de un 5,3%, el mayor descenso en la OCDE y en la UE-15. Un tanto igual ocurrió en el grupo de 20 a 24 años, cuya tasa bajó de un 47,9% en el año 2000 a un 31% en el año 2012. Solo Grecia, Portugal e Irlanda ofrecen cifras semejantes.

La insensibilidad del establishment político frente a esta realidad

Esta emigración de jóvenes significa una enorme pérdida de recursos. Son personas formadas, con el más alto nivel de formación que España haya tenido. Y la indiferencia de las autoridades públicas hacia esta situación muestra su enorme insensibilidad hacia este drama humano, así como su insensibilidad (o incompetencia) hacia lo que significa la pérdida de estos jóvenes. Un indicador de esta insensibilidad del Gobierno del Partido Popular (y del socialista anterior) es que no hagan nada para recuperar a esta juventud, cuya emigración puede significar una pérdida irreversible. Lo que el Estado debería hacer es facilitar que fuera reversible.

Así pasó en la primera ola emigratoria. Fue un Gobierno conservador, presidido por Adolfo Suárez, el que permitió que un ciudadano español que tuviera que emigrar y que tuviera que adquirir otra nacionalidad por causas laborales, no perdiera su nacionalidad española, permitiendo así la doble nacionalidad por causas laborales. Con ello, tal ciudadano no perdía sus lazos con España, de manera que siempre podía volver e integrarse en España. Es sorprendente y reprobable que esa ley fuera anulada por el Gobierno socialista presidido por Felipe González.

Es fundamental que dicha ley se recupere, pues es un compromiso que España tiene con estas personas, ciudadanos españoles que se han tenido que marchar de España porque este país no les ofrecía el trabajo para el cual se formaron. El mantenimiento de la ciudadanía es una condición esencial para que se sientan ligados a España y vuelvan. Y ruego a todos los ciudadanos españoles que me lean que escriban al Gobierno exigiendo que se apruebe tal ley. Es lo mínimo que las Cortes españolas pueden hacer para aquellos que han sido tan dañados por las políticas neoliberales aprobadas, por cierto, por esas mismas Cortes.

Otra falsedad: las causas del desempleo

En contra de lo que la sabiduría convencional indica, la tasa de desempleo es una variable política, no una variable económica. Lo que quiere decir esta expresión es que el nivel de desempleo está determinado por intervenciones políticas, es decir, que cada país tiene el nivel de desempleo que su Estado desea o permite. Esto le sorprenderá al lector, que estará acostumbrado a leer que el Gobierno está haciendo todo lo posible para que baje el desempleo. En esta percepción (profundamente errónea), se asume que el alto desempleo de España se debe a causas ajenas sobre las cuales el Estado tiene poco que hacer.

Las explicaciones más comunes del elevado desempleo en los medios de información y persuasión españoles (dominados por el pensamiento neoliberal) son que el elevado desempleo es resultado de unas supuestas rigideces del mercado de trabajo (como consecuencia del excesivo poder de los sindicatos), o consecuencia de la falta de una formación y/o educación de la población que le permita ser integrada en el mercado de trabajo. Ninguna de estas explicaciones tiene evidencia que las avale (ver mis artículos en la sección económica de mi blog Vicenç Navarro).

La principal causa del desempleo son las políticas públicas que van orientadas, precisamente, a aumentar el desempleo. Su objetivo es reducir el poder del mundo del trabajo y, con ello, disminuir los salarios y la protección social y aumentar el tiempo de trabajo por trabajador. La evidencia de que esto es lo que está ocurriendo es más que robusta. Dos de los economistas más brillantes de EEUU, Dean Baker y Jared Bernstein, han publicado un artículo, “Full Employment and the Path to Shared Prosperity”, Center for Economic and Policy Research, Washington (03.07.14), en el que muestran como por cada aumento de un 1% en la tasa de paro de EEUU, disminuye el nivel salarial un 12,4%. Una situación semejante nos encontramos en España, donde el enorme incremento del desempleo ha causado un enorme bajón en los salarios.

Y lo que la Troika, la banca y la gran patronal quieren decir cuando piden que continúen las reformas, es que creen que los salarios deben incluso bajar más. Lo que ocurre en esta situación es que las bajadas de salarios implican un descenso de la demanda y, con ello, del crecimiento económico, con lo cual el incentivo para producir más y crear más empleo se reduce, cuando no elimina. Es el círculo vicioso que nos está llevando al desastre.

En realidad, si el Estado adoptara políticas de pleno empleo, estimularía la demanda, con lo cual habría mayor creación de empleo, dando mayor poder al mundo del trabajo, lo que causaría un aumento más grande de los salarios, lo que, a su vez, crearía mayores necesidades de producción y de empleo
. De esta manera, el círculo vicioso se convertiría en un círculo virtuoso. El hecho de que no se produzca se debe predominantemente al contexto político, es decir, a las relaciones de poder entre el mundo del capital y el del trabajo, en el que el primero está ganando y el segundo perdiendo. Y esto, lector, no lo leerá usted en los medios de información y persuasión, dominados por el primero. Así de claro.

Dominio público » Mitos y falsedades de la sabiduría convencional: el drama de los jóvenes


Responder Citando
Estos 4 usuarios dan las gracias a Raulisimo por su mensaje:
  #2  
Antiguo 11-jul-2014, 00:03
Viviendo Digno Viviendo Digno está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo, magnífico y grandísimo señor de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 04-agosto-2006
Mensajes: 12.833
Gracias: 25.225
24.432 Agradecimientos de 6.611 mensajes
Uf, vaya empanada mental que tiene, y encima pretenden vendernos el librito...


Responder Citando
Estos 2 usuarios dan las gracias a Viviendo Digno por su mensaje:
  #3  
Antiguo 11-jul-2014, 07:36
pepeleches pepeleches está desconectado
ir-
 
Fecha de Ingreso: 20-abril-2007
Mensajes: 17.646
Gracias: 0
25.879 Agradecimientos de 8.864 mensajes
Iniciado por Raulisimo Ver Mensaje
En realidad, si el Estado adoptara políticas de pleno empleo, estimularía la demanda, con lo cual habría mayor creación de empleo, dando mayor poder al mundo del trabajo, lo que causaría un aumento más grande de los salarios, lo que, a su vez, crearía mayores necesidades de producción y de empleo

Cuando oigo afirmaciones así me asusto.

'Políticas de pleno empleo'. A ver, seamos sensatos; desde que tengo uso de razón, estamos gobernados por inútiles. Y ya hace tiempo de eso.

Pero, ¿acaso habría algún político que no quisiera tener pleno empleo?

¿CUÁLES SON ESAS POLÍTICAS QUE ASEGURAN EL PLENO EMPLEO? ¿Obligar a las empresas a contratar?¿Contratar a todo el mundo para el estado?

Normalmente quien habla así (había por ahí un video del Pablemos con lo mismo) contrapone la política de eliminación de rigidez del mercado (por ejemplo la última reforma laboral) con el las políticas de pleno empleo.

Es decir, con un maniqueísmo que roza la caradura, es como si pusiera a un lado la reforma laboral, y al otro insinúa que está el pleno empleo.

Yo puedo asumir perfectamente que cada uno tenga una idea de cómo organizarlo. Particularmente creo que cada traba para salir es una traba para entrar.

Pero esto me parece de una caraduría moral terrible. Intentado hacer ver que 'lo contrario' sería una política de pleno empleo.

¿Acaso si prohibimos el despido a las empresas con beneficios, como habla Pablemos, las empresas se van a poner a contratar como locas??

Me jode mucho que los políticos hablen de conceptos (bienestar social, seguridad, mejora económica) en vez de explicar detenidamente qué van a hacer para conseguirlos.

Pero que lo haga un economista tiene delito...


Responder Citando
  #4  
Antiguo 11-jul-2014, 09:29
Jiuston! Jiuston! está desconectado
Super Mario
 
Fecha de Ingreso: 20-marzo-2007
Mensajes: 1.954
Gracias: 1.112
1.121 Agradecimientos de 537 mensajes
Es cierto que crear empleo es muy fácil. Me extraña que Navarro no especifique qué medidas se deben tomar para que esto ocurra. Lo único que hay que hacer es bajar las cotizaciones sociales a un 5% de los beneficios. Al día siguiente tiene Vd. pleno empleo, pero claro...los pensionistas los pondrían de patitas en la calle.


Responder Citando
  #5  
Antiguo 11-jul-2014, 09:38
italica italica está desconectado
ir-
 
Fecha de Ingreso: 20-mayo-2010
Mensajes: 38.336
Gracias: 50.552
39.255 Agradecimientos de 15.147 mensajes
Toma padre..........

Andalucía, de nuevo la región con más paro de Europa*|*Mira Jerez


Responder Citando
  #6  
Antiguo 11-jul-2014, 09:51
Asurbanipal Asurbanipal está desconectado
ir-
 
Fecha de Ingreso: 23-abril-2010
Ubicación: Estación Espacial Internacional
Mensajes: 41.691
Gracias: 62.945
57.427 Agradecimientos de 20.491 mensajes
Iniciado por Raulisimo Ver Mensaje
Por Vicenç Navarro
Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University.

Uno de los pocos programas que veo en televisión es el programa que dan en La Sexta los sábados por la noche. Es de los pocos programas en los que los tertulianos de izquierdas tienen el mismo espacio que los de derechas. Lamento la estridencia de lo que se presenta como “debates”, resultado del comportamiento de los tertulianos de derechas, que frecuentemente sustituyen los argumentos por insultos o falsedades. Un problema que tiene la democracia en España es la falta de una derecha democrática que sepa argumentar y convencer. Pero, al menos, se permite a las izquierdas (bien representadas en el programa) que respondan, lo cual hacen mostrando a las derechas por lo que son.

Felicito al director del programa. Felicitación que hago a medias, pues los economistas que utiliza el programa como “expertos” para analizar la situación actual son todos ellos de sensibilidad conservadora y/o liberal, lo que refleja el pensamiento económico dominante en España, pensamiento que la actual crisis debería haber ya desacreditado, como ha ocurrido en otros países, pero no en España.

Un ejemplo de ello fue cuando se discutió el tema de la viabilidad de las pensiones, atribuyendo su supuesta inviabilidad a la transición demográfica (es decir, a que haya cada vez más personas ancianas, y menos personas jóvenes que les paguen las pensiones). Dicha aseveración, provista por el “experto”, reproducida “ad nauseam” día tras día en los medios, es falsa, como mi amigo y colega, Juan Torres, y yo, hemos mostrado ampliamente en el libro Lo que debes saber para que no te roben la pensión (Editorial Espasa, 2013). En realidad, el mayor problema que amenaza la viabilidad de las pensiones son las políticas neoliberales que se están aplicando (predeciblemente defendidas por la mayoría de expertos económicos del programa) y que están destruyendo puestos de trabajo y reduciendo los salarios. Puesto que las pensiones en España se pagan en su gran mayoría con aportaciones derivadas de las rentas del trabajo, en la medida en que estas rentas bajen, las pensiones tendrán más dificultades para ser financiadas. Y hoy se está produciendo un tsunami provocado deliberadamente por las fuerzas conservadoras y liberales, que se están cargando la Seguridad Social de este país.

No hay falta de jóvenes en este país

Hoy el problema no es que no haya suficientes jóvenes. El problema es que no tienen trabajo, y los que lo tienen cobran unos salarios bajísimos. Este es el problema. Y esto es resultado de unas políticas públicas llevadas a cabo por los gobiernos (incluyendo el español), cosa que el lector no leerá en la mayoría de medios de información y persuasión del país. Esta situación, desesperada para millones de jóvenes, explica su emigración. Hoy estamos viendo la segunda mayor ola de emigrantes que España haya visto desde los años cincuenta, resultado de un de las mayores crisis económicas y financieras que España haya vivido. Más de medio millón de personas (547.890 personas) emigraron el año pasado, de las cuales casi 80.000 fueron personas nacidas en España (79.306 personas). Esta emigración fue una de las causas de que la población en España cayera por segundo año consecutivo, perdiendo 220.130 habitantes. La mayor pérdida fue entre los jóvenes. Catalunya, por cierto, fue de las que perdió más.

El escaso empleo juvenil

Se ha prestado mucha atención, con razón, a la elevada tasa de desempleo entre los jóvenes en España, una de las más altas de la OCDE, el club de países más ricos del mundo (del cual España es miembro), y de la Unión Europea de los Quince (UE-15), el grupo de países de la UE con mayor desarrollo económico, del cual España es también miembro. Ahora bien, lo que menos se ha analizado es la tasa de ocupación de la gente joven. Concretamente, el porcentaje de la población joven (tanto de 16 a 20 años como de 20 a 24 años) que trabaja en España es de los más bajos de la OCDE y de la UE-15, siendo también el país que, además de tener la tasa de ocupación juvenil más baja, ha tenido también el mayor descenso de esa tasa durante la crisis. Así, la tasa de ocupación de los jóvenes de 16 a 20 años era de un 24,4% (es decir, que de cada 100 jóvenes, solo 24,4 estaban trabajando) en el año 2000, y bajó en picado de manera que en el año 2012 el porcentaje era solo de un 5,3%, el mayor descenso en la OCDE y en la UE-15. Un tanto igual ocurrió en el grupo de 20 a 24 años, cuya tasa bajó de un 47,9% en el año 2000 a un 31% en el año 2012. Solo Grecia, Portugal e Irlanda ofrecen cifras semejantes.

La insensibilidad del establishment político frente a esta realidad

Esta emigración de jóvenes significa una enorme pérdida de recursos. Son personas formadas, con el más alto nivel de formación que España haya tenido. Y la indiferencia de las autoridades públicas hacia esta situación muestra su enorme insensibilidad hacia este drama humano, así como su insensibilidad (o incompetencia) hacia lo que significa la pérdida de estos jóvenes. Un indicador de esta insensibilidad del Gobierno del Partido Popular (y del socialista anterior) es que no hagan nada para recuperar a esta juventud, cuya emigración puede significar una pérdida irreversible. Lo que el Estado debería hacer es facilitar que fuera reversible.

Así pasó en la primera ola emigratoria. Fue un Gobierno conservador, presidido por Adolfo Suárez, el que permitió que un ciudadano español que tuviera que emigrar y que tuviera que adquirir otra nacionalidad por causas laborales, no perdiera su nacionalidad española, permitiendo así la doble nacionalidad por causas laborales. Con ello, tal ciudadano no perdía sus lazos con España, de manera que siempre podía volver e integrarse en España. Es sorprendente y reprobable que esa ley fuera anulada por el Gobierno socialista presidido por Felipe González.

Es fundamental que dicha ley se recupere, pues es un compromiso que España tiene con estas personas, ciudadanos españoles que se han tenido que marchar de España porque este país no les ofrecía el trabajo para el cual se formaron. El mantenimiento de la ciudadanía es una condición esencial para que se sientan ligados a España y vuelvan. Y ruego a todos los ciudadanos españoles que me lean que escriban al Gobierno exigiendo que se apruebe tal ley. Es lo mínimo que las Cortes españolas pueden hacer para aquellos que han sido tan dañados por las políticas neoliberales aprobadas, por cierto, por esas mismas Cortes.

Otra falsedad: las causas del desempleo

En contra de lo que la sabiduría convencional indica, la tasa de desempleo es una variable política, no una variable económica. Lo que quiere decir esta expresión es que el nivel de desempleo está determinado por intervenciones políticas, es decir, que cada país tiene el nivel de desempleo que su Estado desea o permite. Esto le sorprenderá al lector, que estará acostumbrado a leer que el Gobierno está haciendo todo lo posible para que baje el desempleo. En esta percepción (profundamente errónea), se asume que el alto desempleo de España se debe a causas ajenas sobre las cuales el Estado tiene poco que hacer.

Las explicaciones más comunes del elevado desempleo en los medios de información y persuasión españoles (dominados por el pensamiento neoliberal) son que el elevado desempleo es resultado de unas supuestas rigideces del mercado de trabajo (como consecuencia del excesivo poder de los sindicatos), o consecuencia de la falta de una formación y/o educación de la población que le permita ser integrada en el mercado de trabajo. Ninguna de estas explicaciones tiene evidencia que las avale (ver mis artículos en la sección económica de mi blog Vicenç Navarro).

La principal causa del desempleo son las políticas públicas que van orientadas, precisamente, a aumentar el desempleo. Su objetivo es reducir el poder del mundo del trabajo y, con ello, disminuir los salarios y la protección social y aumentar el tiempo de trabajo por trabajador. La evidencia de que esto es lo que está ocurriendo es más que robusta. Dos de los economistas más brillantes de EEUU, Dean Baker y Jared Bernstein, han publicado un artículo, “Full Employment and the Path to Shared Prosperity”, Center for Economic and Policy Research, Washington (03.07.14), en el que muestran como por cada aumento de un 1% en la tasa de paro de EEUU, disminuye el nivel salarial un 12,4%. Una situación semejante nos encontramos en España, donde el enorme incremento del desempleo ha causado un enorme bajón en los salarios.

Y lo que la Troika, la banca y la gran patronal quieren decir cuando piden que continúen las reformas, es que creen que los salarios deben incluso bajar más. Lo que ocurre en esta situación es que las bajadas de salarios implican un descenso de la demanda y, con ello, del crecimiento económico, con lo cual el incentivo para producir más y crear más empleo se reduce, cuando no elimina. Es el círculo vicioso que nos está llevando al desastre.

En realidad, si el Estado adoptara políticas de pleno empleo, estimularía la demanda, con lo cual habría mayor creación de empleo, dando mayor poder al mundo del trabajo, lo que causaría un aumento más grande de los salarios, lo que, a su vez, crearía mayores necesidades de producción y de empleo. De esta manera, el círculo vicioso se convertiría en un círculo virtuoso. El hecho de que no se produzca se debe predominantemente al contexto político, es decir, a las relaciones de poder entre el mundo del capital y el del trabajo, en el que el primero está ganando y el segundo perdiendo. Y esto, lector, no lo leerá usted en los medios de información y persuasión, dominados por el primero. Así de claro.

Dominio público » Mitos y falsedades de la sabiduría convencional: el drama de los jóvenes



Responder Citando
  #7  
Antiguo 11-jul-2014, 10:03
Greco Greco está desconectado
Ilustrísimo y grandísimo miembro de la élite burbujista
 
Fecha de Ingreso: 03-noviembre-2011
Mensajes: 5.105
Gracias: 19.469
6.063 Agradecimientos de 2.192 mensajes
Las 2 primeras respuestas no aportan nada al debate, podíais habéroslas ahorrado.

¿CUÁLES SON ESAS POLÍTICAS QUE ASEGURAN EL PLENO EMPLEO?

Poner los recursos (que no el dinero, porque no lo hay) del Estado a disposición de los desempleados, aunque solo sea para cultivar ajos, limpiar el monte, u otros muchos usos de valor y reducir la burocracia estatal improductiva a su mínima posible expresión, para liberar de impuestos a las pocas empresas que todavía tienen algo de actividad viable.

Es sencillo, pero no hay voluntad para ello, tenemos que alimentar a un aparato estatal gigante y sobredimensionado que se resiste a morir.


Responder Citando
  #8  
Antiguo 11-jul-2014, 10:27
rush81 rush81 está desconectado
ir-
 
Fecha de Ingreso: 26-febrero-2013
Mensajes: 18.873
Gracias: 7.613
28.850 Agradecimientos de 9.188 mensajes
Lo de este tío es roza el insulto a la inteligencia.
"Cuanto mas sube el nivel de paro más bajan los salarios" Acaba de descubrir la curva de oferta y demanda. Todo un logro.

El círculo virtuoso para este retrasado es crear millones de empleos publicos para aumentar la demanda y estimular la economia. Es incapaz de entender que es a la inversa, que esos millones de empleos publicos son posibles si la economía del pais permite su sustento. Lograr mejoras en la productividad, apoyar sectores exportadores de alto valor añadido, captacion de inversiones productivas para aumentar el stock de capital de la economía, entorno fiscal favorable al ahorro e inversion, etc. Creo que hasta Navarro lo podria entender.


Responder Citando
  #9  
Antiguo 11-jul-2014, 10:26
Bellot Bellot está desconectado
Grandísimo Gurú burbujista
 
Fecha de Ingreso: 29-abril-2013
Mensajes: 3.688
Gracias: 4.211
4.357 Agradecimientos de 1.755 mensajes
Por mucha razón que tenga Navarro, con el déficit y la deuda española el Estado ni puede ni debe ser el dinamizador de la economía. Lo que hay que hacer es cambiar el modelo económico, una parte se puede hacer desde España pero también hacen falta medidas en Europa, sobretodo la lucha contra los paraisos fiscales y el dinero oscuro.


Responder Citando
  #10  
Antiguo 11-jul-2014, 10:30
luenma06 luenma06 está desconectado
Grandísimo miembro de la élite burbujista
 
Fecha de Ingreso: 19-agosto-2006
Mensajes: 4.448
Gracias: 310
8.243 Agradecimientos de 2.240 mensajes




La misión de España junto a la de otros países europeos (principalmente del sur y del este) es la de proporcionar mano de obra barata a las zonas industriales europeas.

Ese es el papel que nos han asignado desde Bruselas y eso es lo que haremos nos guste o no.


Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 06:03.