Burbuja.info - Foro de economía > > > Balón de oxígeno fiscal para inmobiliarias y constructoras
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 07-nov-2007, 10:48
Don Enrique Don Enrique está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo y grandísimo miembro de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 09-junio-2007
Ubicación: Comunidad de Madrid
Mensajes: 7.143
Gracias: 636
9.037 Agradecimientos de 2.703 mensajes
Balón de oxígeno fiscal para inmobiliarias y constructoras


Las constructoras, inmobiliarias y otras compañías que en 2006 afloraron un fuerte volumen de plusvalías están de enhorabuena. Inversores como Jove, Del Pino o empresas como Reyal no tendrán problemas para deducirlas.


El Ministerio de Hacienda acaba de dar una buena noticia a todas las empresas que aprovecharon el cierre del año pasado para realizar plusvalías y reinvertirlas de inmediato en otras compañías. La Dirección de Tributos acaba de emitir una consulta vinculante (es decir, que su doctrina debe respetarse) en la que da el visto bueno a las deducciones fiscales que se aplicaron por esas operaciones.

Inversores como Manuel Jové, Rafael del Pino, José Manuel Lara o Amancio Ortega realizaron fuertes movimientos en sus carteras a lo largo del año pasado, especialmente en los últimos meses del ejercicio. Los empresarios, a través de sus sociedades de inversión, adquirieron participaciones significativas (ligeramente superiores al 5%) del capital de otras compañías que cotizan en bolsa.

Por ejemplo, la sociedad Grande de Cartagena, de la familia Del Pino, adquirió sendas participaciones en Indra y Ebro Puleva; las sociedades Portegadea y Nomediante, de Amancio Ortega, adquirieron paquetes de acciones de Agbar y de NH Hoteles; Hemisferio, el vehículo inversor de la familia Lara, entró en Metrovacesa y Sabadell; las familias Nozaleda o Rayet también tomaron sendos paquetes de Astroc por el citado porcentaje; y, más recientemente, Manuel Jové, principalmente a través de su sociedad Iaga Gestión de Inversiones, se ha convertido en uno de los principales accionistas de BBVA, con una participación del 5,01%.

La reforma del Impuesto de Sociedades que se tramitó en 2006 y el miedo que provocó en los inversores el propósito inicial del Gobierno de restringir o eliminar muchas deducciones desató las prisas por aprovechar lo que podrían haber sido los últimos días de los incentivos existentes; en especial de la deducción por reinversión de plusvalías, que se declaró condenada a muerte, y posteriormente se recuperó.

Las ventas realizadas en aquellas fechas generaron fuertes plusvalías que podrían haber tributado al tipo del 35% (el general del Impuesto de Sociedades entonces, que este año ha bajado al 32,5%), o a un tipo sensiblemente más reducido, del 18%, en caso de que los beneficios se reinvirtiesen.

Así, esas sociedades decidieron reinvertir de inmediato las plusvalías para evitar un fuerte castigo tributario. Pero, pese a ello, las empresas, fruto de las prisas, decidieron cubrirse frente a los riesgos de una estrategia un tanto acelerada y de la previsible situación de la bolsa a medio plazo.

Para ello utilizaron esquemas de cobertura financiera (basados generalmente en evitar eventuales pérdidas del mercado por medio de la renuncia a parte de los potenciales beneficios) que hicieron que Hacienda decidiese estudiar con detalle estos movimientos accionariales.

La razón de los recelos de la Administración residía en la propia ley, que establece que si la reinversión no tiene carácter “productivo” o no respalda una actividad empresarial real, sino que es un mero movimiento “financiero”, no puede aplicarse la deducción (la misma consideración vale para las plusvalías generadas que se quieren reinvertir).

Precisamente, la reciente consulta de la Dirección General de Tributos (Hacienda) fue presentada por una sociedad que vendió su participación “en una entidad dedicada a actividades empresariales”, que “pretende reinvertir parte del importe obtenido” en la compra de más de un 5% de acciones del capital social y los derechos de voto “de una sociedad no residente cotizada que desarrolla actividades económicas productivas”. El consultante explicó a Hacienda que iba a “protegerse, en determinados períodos de tiempo, de caídas en el valor de cotización de una parte o de toda su participación”.

En su texto, Tributos explica que la operación realizada por esa sociedad “cumple con los requisitos de aplicación de la deducción establecidos en la Ley”. Y, aunque ha utilizado instrumentos financieros para garantizar el valor de su inversión, “sería en todo momento propietaria y titular efectiva sin limitaciones de todos los derechos sobre la participación adquirida, con independencia de la cobertura del riesgo”. Por eso, Tributos resuelve que la sociedad en cuestión “se podría aplicar la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios”, una doctrina que podría aplicarse a otros que hayan utilizado mecanismos similares.

Cientos de actas de la Inspección

La deducción por reinversión de plusvalías ha sido uno de las operaciones en las que la Inspección fiscal viene poniendo la lupa en los últimos meses. Sobre todo, está comprobando que el beneficio obtenido procede de una sociedad “productiva” y que tiene como destino una compañía similar. Así, se están acumulando cientos de actas de inspección sobre compañías que, básicamente, reinvirtieron sus plusvalías en sociedades de inversión de capital variable, también conocidas por su acrónimo, sicav (un instrumento utilizado por los grandes patrimonios para canalizar sus inversiones).

Estas actuaciones están siendo muy polémicas y contestadas por los asesores y despachos profesionales, por cuanto, en un principio, la Administración fiscal dio validez a la reinversión en sicav para poder beneficiarse de la deducción. Otras operaciones, sin embargo, recurrieron a esquemas o diseños algo más complejos, evitando las sicav y buscando minimizar los riesgos ante un eventual debilitamiento de la bolsa.

La nueva respuesta de la Dirección General de Tributos arroja luz sobre este punto. El visto bueno que ha recibido este sistema de cobertura de riesgos en la consulta vinculante puede suponer para otras empresas en esta situación una importante defensa ante una actuación de la Inspección fiscal.


http://www.expansion.com/edicion/exp...o/1054722.html


Responder Citando
  #2  
Antiguo 07-nov-2007, 12:54
Bactiman Bactiman está desconectado
El eterno aspirante a un pottoka
 
Fecha de Ingreso: 04-julio-2007
Mensajes: 3.963
Gracias: 8.034
1.652 Agradecimientos de 822 mensajes
Como siempre los que más tienen pagan menos y los que menos tenemos pagamos más.

Ains, país....

Saludos.


Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
G-14 pide a Salgado un balón de oxígeno contable que revalorice sus activos El_Presi Burbuja Inmobiliaria 27 06-ene-2010 09:30
El descenso de precios y tipos supone un balón de oxígeno para las familias Bobojista Burbuja Inmobiliaria 7 10-ago-2009 13:23
El Gobierno da otro balón de oxígeno a bancos y promotores de lo malo lo mejor Burbuja Inmobiliaria 0 25-abr-2009 00:08
La moratoria del Gobierno para evitar la disolución de las empresas es un "balón de o El_Presi Burbuja Inmobiliaria 0 13-dic-2008 10:09
Más oxígeno para el ladrillo (construcción de cárceles) tochovista Burbuja Inmobiliaria 14 06-nov-2007 20:36


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 02:56.