Burbuja.info - Foro de economía > > > ¿Sería la liberalizacion del suelo el fin de todos nuestros males?
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #21  
Antiguo 31-ago-2007, 08:49
Yuri Bohr Yuri Bohr está desconectado
Idealisto
 
Fecha de Ingreso: 28-abril-2007
Mensajes: 773
Gracias: 122
265 Agradecimientos de 113 mensajes
Sólo apuntar algún tema de reflexión

1 «El suelo es caro porque es escaso»

Ahora el suelo supone entre el 30 y el 50% del precio de venta final de las viviendas libres, y hemos oído muchas veces culpar a la escasez de éste como causante de su carestía. Sin embargo, en los lugares y momentos en los que ha habido abundante suelo calificado sus propietarios lo han seguido reteniendo, modulando sistemáticamente su salida al mercado para evitar su saturación. En los años 80 en Vitoria, igual que en el Madrid de los últimos diez años, o en la costa levantina, murciana o andaluza de hoy mismo, la sobreabundancia de suelo por su puesta en el mercado no reduce su precio, y en algunos casos el efecto es hasta el contrario: el precio se fija, como veremos después, en función del producto final al que sirve de soporte, y las tensiones o rigideces de la oferta influyen, a veces, en sentidos contradictorios a los habituales, dada la especificidad del mercado inmobiliario.

En otros casos hemos de concluir que el suelo es caro porque sus propietarios hacen valer su escasez natural o provocada para sobrevalorarlo. El suelo en Eibar (valle estrecho entre montañas, agotado para la colonización de nuevos suelos de pendiente inferior al 25%) es más barato que en Madrid (en el centro de una llanura cuasi-ilimitada), primero porque los tenedores de suelo madrileños hacen como si el suelo fuera escaso aunque no lo sea, reteniéndolo y sacándolo al mercado en las cantidades limitadas y adecuadas para que mantenga la tensión la demanda, y además porque no se impone a esos suelos reservas de vivienda protegida y, por lo tanto, cuanto más pueda pagar el comprador por el producto final (la vivienda libre) en función de su renta disponible o los tipos de interés, más caro podrá pagarse el suelo, independientemente de su abundancia.
2 «Liberalizar el suelo lo abaratará»

Desde la promulgación de la Ley 6/98 de liberalización del suelo, que convertía todo el suelo, por decreto, en suelo urbanizable, excepto el sometido a especial protección, el suelo urbanizado apto para la construcción de vivienda libre se ha encarecido más de un 200%. El famoso mercado del suelo no es tal mercado, o al menos no funciona tan idealmente como se pretende.

En la producción de cualquier otro bien o servicio de consumo los elementos y materias primas que participan en su fabricación están sometidos a competencia, y el destino de los productos es integrarlos en un mercado competitivo y abierto. En el caso del suelo no hay posible competencia porque es un recurso absolutamente limitado (hay el que hay, y no más, y además, constreñido a un ámbito; no se puede mover); cada suelo, cada sitio, tiene una posición relativa distinta que lo dota de valor en mayor o menor grado para cada uso, el planeamiento permite unos usos y otros no, en determinado grado o intensidad.

Supongo que aquí habrá quien diga que entonces que se elimine también el planeamiento.

En una sociedad que ha incorporado a su disco duro el discurso mercantil, todo precio es producto de un encuentro en el mercado. De esta forma, si los precios crecen es porque el encuentro entre oferta y demanda está desajustado. La demanda es muy superior a la oferta y entonces hay que invertir la ecuación para que el resultado se corrija y los precios bajen. Esta sencilla proposición incrustada en el discurso político dominante y generalmente aceptada, no se corresponde con lo que ocurre en la realidad pero está teniendo consecuencias decisivas en muchos campos de la vida económica y cotidiana y, al paso que lleva, empieza a representar una seria amenaza ecológica.

Realmente son otras las cuestiones que influyen en la formación de precios, pero antes de seguir conviene liberarnos del secuestro mercantil en que se nos encontramos porque esa necedad es peligrosa. Claro que las viviendas se compran y se venden con cierta libertad, pero su precio no depende de una coyuntura mercantil, es decir que hoy no suben y mañana bajan según las que estén en venta o según cuánta gente quiera comprarlas. Los precios de las viviendas (no tiene sentido hablar en singular porque precios hay muchos y viviendas también y los valores medios no significan nada) tienen dos dimensiones que son fundamentales y son dos dimensiones físicas: tiempo y espacio que referidos a una sociedad son historia y geografía. Ninguna de ellas tiene que ver con la cantidad.

Dicho de forma muy simplificada, el precio de una vivienda, y todo el mundo lo sabe porque de lo contrario todo sería de otra forma, depende del lugar en que se encuentra y del momento en que se vende. Pero no depende de la coyuntura que es un momento que ignora lo que ha ocurrido antes y no le interesa lo que va a ocurrir después, sino del momento histórico, es decir, de la memoria de la historia inmobiliaria de la ciudad de que se trate. Pero ¿qué significa eso?

Significa, en primer lugar y por lo que se refiere al espacio, que el precio no viene dado por el número de viviendas en el mercado sino por su localización dentro de ámbitos que todos reconocemos porque de lo contrario no influirían en el precio. Es algo bastante lógico y tan preciso como lo requiere la cuestión. Está claro que la mayoría de los ciudadanos que viven en una ciudad comparten una especie de mapa social de la misma. Lo cierto es que las diferentes clases sociales tienden a distribuirse por los diferentes barrios o ámbitos de la ciudad según sus recursos, creando un mosaico social que se corresponde con un mosaico de precios de la vivienda. Los mecanismos con los que se modela este espacio que son realmente complejos no interesan ahora, pero no hay duda de que esta estructura se alimenta de rentas familiares y su carácter diferenciado surge de la diferencia de esas rentas. No es obligatorio que las diferentes clases se repartan de esta forma en el espacio de la ciudad pagando por ello el precio necesario para que el escalón inferior quede excluido, pero lo cierto es que lo hacen y que se trata de una práctica social que tiene ya una considerable tradición histórica, y que parece de momento imposible de desarraigar. Ahí está la razón del precio, pagar lo que uno sí puede, forzando la propia capacidad, para excluir a los que no pueden aunque se esfuercen. Los precios resultantes de este mecanismo de exclusión y segregación que agrupa a los iguales son superiores a los de construcción. Ese exceso se lo queda el que puede, que normalmente es el que posee el suelo o la vivienda cuando los precios suben. De esta forma el precio del suelo es una resultante y no condiciona el precio de las viviendas.

Ese alza no es más que la consecuencia de que, desde ese momento en que se inaugura la era del alojamiento moderno de Madrid, la vivienda se ha convertido, también por primera vez en la historia, en un campo de acumulación de patrimonio doméstico, algo impensable una década antes. Un campo de acumulación de rentas familiares, generalizado (no sólo las viejas clases propietarias) y diferenciado. Si las rentas establecen diferencias sociales, su acumulación a lo largo del tiempo amplifica esas diferencias hasta llegar al campo de precios de la vivienda que actualmente caracteriza a nuestra ciudad.

Un espacio diferenciado y acumulativo convertido en patrimonio de las familias que componen nuestra formación social y un sistema promocional-financiero que ha ido labrando su hegemonía en estos años son las dos columnas del actual sistema de precios, frente al cual no vale de nada llenar de viviendas el mercado. Sin duda podríamos hacer un repaso histórico más minucioso y tratar de comprobar los efectos en la evolución de los precios de acontecimientos como la entrada en la Unión Europea, la sustitución de la peseta por el euro, los problemas de la inversión bursátil, el blanqueo de dinero negro, pero todos estos fenómenos burbujeantes se hubieran esfumado si el fondo del escenario inmobiliario residencial no hubiera sido una formación social, estructurada en clases y con una gran capacidad de acumulación patrimonial en sus estratos medios y superiores, porque es esa firme estructura la que en última instancia mantiene y garantiza la inversión. Precisamente esa capacidad es la que ha dejado fuera a los estratos más débiles que ven cómo se aleja cada vez más el tren del alojamiento. Para los que se encuentran dentro, la velocidad de los precios no importa demasiado, porque con los precios crece su patrimonio. También aumentan las diferencias entre escalones para que la jerarquía se mantenga.
En Madrid, donde parece imperar últimamente la ley del silencio estadístico, se puede decir que las viviendas infrautilizadas (vacías y secundarias) superan las 300.000 en el municipio central y las 600.000 en la región. Mientras tanto, el nuevo planeamiento dibuja un horizonte de otras 800.000 en la región y entre 300 y 400.000 en la capital. Dicen que eso bajará los precios, pero que nadie se alarme, eso no ocurrirá. Si se construyeran todas esas viviendas es posible que terminaran por hundirse los precios y también el país. Realmente esas cifras corresponden a una catástrofe. Y, además, nadie con poder real quiere de verdad que bajen los precios. Las familias alojadas (que son la mayoría), y aunque eso no afectase sus posibilidades de cambiar de vivienda, se sentirían desposeídas ante la pérdida de valor patrimonial, pero los promotores inmobiliarios que han calculado sus ganancias sobre precios al alza irían a la quiebra y con ellos uno de los pilares de la actividad económica de la región. Finalmente, el sector financiero se quedaría sin garantías para sus préstamos hipotecarios que constituyen una parte fundamental de su negocio. Vamos, una catástrofe. De hecho cada vez que los precios se estancan o se presentan los primeros síntomas de descenso se disparan todas las alarmas y el sector reduce su actividad rápidamente. O sea, todos los pronunciamientos sobre la bajada de los precios son falsos. Y desde luego no existe ninguna posibilidad de que la promoción privada proporcione vivienda a los que han quedado apeados del tren inmobiliario. Las distancias ya son insalvables. La única forma de alojar a los que no tienen capacidad de subir al tren, ni por sí mismos ni con la ayuda de sus familias, es a través de una política pública adecuada. También existe la posibilidad de aceptar el destierro y buscar algún apeadero lejano desde el cual subirse al furgón de cola del tren, pero eso encierra el riesgo de quedarse en vía muerta a todos los efectos, porque esos lugares están fuera de los circuitos por los que fluyen el empleo, los servicios y la riqueza.

Basta con seguir las curvas de producción de viviendas y de precios en los últimos años en Madrid y se comprueba que crecen de la mano. A más viviendas producidas, más sube el precio. Justo lo contrario de lo que dicen los manuales de economía vulgar. Pero exactamente lo que puede esperarse cuando se conocen las verdaderas dinámicas que alimentan este fenómeno. Realmente es al revés, es el crecimiento mantenido de los precios el que indica la buena salud del sector, como dicen los expertos, y que anima a seguir aumentando la producción. Bastará la más mínima inflexión a la baja de los precios para que reduzcan su producción. Si de ese comportamiento alguien espera una bajada de los precios puede esperar sentado. Si alguien cree que clasificando todo el suelo del planeta y urbanizándolo, se va a arreglar el problema también puede esperar sentado. Todavía en Madrid estamos construyendo los suelos que se clasificaron hace 17 años, en aquel Plan de 1985 al que todo el mundo acusó de quedarse corto, de `apostar' (hay que ver lo que les gusta el juego) por un Madrid de segunda división.

Y es que el discurso mercantil ha alimentado esa necedad para legitimar su servil apoyo a la máquina inmobiliaria privada. El suelo y su escasez ha sido el argumento fundamental de esta falacia hasta convertirse en un signo distintivo de las inclinaciones ideológicas de las políticas de vivienda.

Perdón por el tocho. Extractado de los 3 primeros artículos de


http://habitat.aq.upm.es/boletin/n29/


Responder Citando
  #22  
Antiguo 31-ago-2007, 09:09
JoseII JoseII está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo y grandísimo miembro de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 02-agosto-2007
Ubicación: España-Österreich
Mensajes: 9.117
Gracias: 2.021
10.274 Agradecimientos de 3.811 mensajes
Por un lado entiendo que liberalizar el suelo posibilitaría que cada uno se construyera la casa con sus manos donde las leyes medio ambientales y urbanisticas se lo permitiesen.
Pero por otro esto no es posible en un país donde se ha destruido el mundo rural y cada vez más vamos a un modelo de mega ciudad.

Por otro es verdad que el bacalao se corta desde el principio.
Por ejemplo los terrenos del PAU de Vallecas son de las cajas, ellos han retenido esos terrenos que eran rusticos hasta que les convino, y los compraron a los paisanos cuando "olieron" que se iba a construir un PAU allí.
¿Como se enterarían?

¿Que hubiera pasado si me hubiera puesto en contacto hace 10 años con el propietario del terreno y le hubiera comprado 1ha, para hacerme mi casa?

En Austria lo mas normal del mundo es hacerte tu propia casa, poco a poco.
Evidentemente ho hablo de las grandes ciudades.


Responder Citando
  #23  
Antiguo 31-ago-2007, 09:33
rem777 rem777 está desconectado
Super Mario
 
Fecha de Ingreso: 20-junio-2007
Mensajes: 1.913
Gracias: 7.560
1.335 Agradecimientos de 516 mensajes
En 1998, no. Ya hemos visto las consecuencias. Subidas estratosféricas de hasta el 500 % (o más - no sé la cifra exacta) en el precio medio del suelo. Demanda desbocada, especulación masiva...

Ahora, sí. Pero los precios no bajarían: se desplomarían (oferta ilimitada y demanda por los suelos).

Lo que acaba de hacer el actual gobierno es restringir el suelo urbanizable reservando un 30 % del suelo para construcción de VPO para que, precisamente la escasez del suelo "libre" (el restante 70 %) haga que su precio, en este momento, no se hunda.

Están acojonados...


Responder Citando
  #24  
Antiguo 31-ago-2007, 09:47
Delendaestdomus Delendaestdomus está desconectado
Burbujista abducido
 
Fecha de Ingreso: 09-agosto-2006
Mensajes: 2.607
Gracias: 212
1.264 Agradecimientos de 605 mensajes
Hay muchos foreros que dan por hecho que la ley de 1998 supuso la liberalización del suelo en España y ESO ES FALSO.

El Tribunal Constitucional declaró inconstitucional dicha ley por invadir competencias autonómicas. Así que, el mayor o menor porcentaje de liberalismo con el que se gestione el suelo es una cuestión autonómica y no estatal (de allí, entre otras cosas, la inutilidad del ministerio de la vivienda, es un ministerio sin competencias).


Responder Citando
  #25  
Antiguo 31-ago-2007, 09:57
Skizored Skizored está desconectado
Ilustrísimo y grandísimo miembro de la selecta élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 16-agosto-2007
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 6.919
Gracias: 738
3.680 Agradecimientos de 1.952 mensajes
Sinceramente creo que la solución al problema de la vivienda no pasa por una liberalización del suelo, es más pienso más bien en una mayor intervención del estado en la vivienda, recordar que el acceso a la vivienda está recogido en la constitución española por tanto el estado puede intervenir en ella.

Se que lo que voy a decir tal vez suene anacronico pero sinceramente no veo muchas más opciones.

Un primer paso sería vivienda vacia vivienda expropiada, se le paga el valor de tasación al propietario y el estado se encarga de ponerla en alquiler o venderla.

Poner un limite razonable al precio por m2 ni un € más y de acuerdo al salario medio de este pais.

Las hipotecas podrían llegar al 100% del valor escriturado, ni un sólo € más.

En definitiva que el estado haga de la vivienda un bien de primera necesidad y aleje el mercado inmobiliario de las leyes de mercado. Lo siento por los que han pagado burradas por su vivienda habitual pero no por los que la han comprado para invertir.


Responder Citando
  #26  
Antiguo 31-ago-2007, 10:00
pacomer pacomer está desconectado
Excelentísimo, ilustrísimo, magnífico y grandísimo señor de élite de los gurús burbujistas
 
Fecha de Ingreso: 15-enero-2007
Mensajes: 14.650
Gracias: 4.454
28.478 Agradecimientos de 7.319 mensajes
Iniciado por ominae Ver Mensaje
Perdone eso es mentira. Lo que ha pasado en España es que al gente que compra un piso sabe perfectamente que no se pueden construir mas en esa zona por IMPERATIVO LEGAL y que la población aumenta cada año, con lo que su vivienda sube de precio. Esa es la base de la especulación inmobiliaria no las historias estas de antimercados que se monta usted.

Ahora bien, si usted quiere ignorar aquí la experiencia económica de siglos y ponerse a divagar sobre el capitalismo, como si estuviésemos en el siglo pasado o en una clase cutre de universidad española pues muy bien.

O bien puede apostar por el eficaz sistema de tómbolas, con los presidentes autonómicos repartiendo llaves y los agraciados pegando berridos o llorando cuando les toca mientras retienen los m2 que podian servir para construir miles de casas a precios muy baratos.


Pero Ominae, hombre, como que es mentira? deberias ponerte al dia en economía que ha llovido mucho desde Adam Smith y David Ricardo y hoy en día se sabe que hay mercados en desequilibrio donde el mecanismo de precios no sigue la regla equilibrio oferta y demanda -como te crees que se explica que haya burbujas en paises tan capitalistas como EEUU?-, donde encima NO hay un solo punto de equilibro (modelo de Pareto que es el que todos los neoliberales seguis cuando la mayoria de economistas modernos que se dedican al tema lo han dejado por insuficiente) lo que acerca a la economia a los modelos de dinamica del caos. En fin, no te preocupes que te voy a poner referencias, graficos, datos reales etc para ver si te centras de una vez.

Sobre lo que dices de los ayuntamientos espanoles, esta claro, lo que hacen es insuficiente, porque un problema publico no se soluciona con el mercado sino con medidas politicas e intervencionistas claras, nadie puede prescindir de una vivienda como si se puede prescindir del movil o del i-phone. Lo hacen en Alemania y ha funcionado muy bien, viviendas publicas para todos que primero se alquilan y luego hay derecho de compra. Ya abriré un hilo poniendo fotos de las Häuser der Gemeinschaft para que veais lo que son viviendas de proteccion oficial en Alemania, las tienen hasta en los pueblos con jardincito y una calidad flipante y no pasan la mayoria de los 80.000 euros, 100m2 de media.


Responder Citando
  #27  
Antiguo 31-ago-2007, 10:20
estrujillo estrujillo esta en línea ahora
Grandísimo Gurú burbujista
 
Fecha de Ingreso: 17-noviembre-2006
Mensajes: 3.736
Gracias: 3.468
3.879 Agradecimientos de 1.400 mensajes
Iniciado por Desalador Ver Mensaje
Dime una cosa. ¿Estás de cachondeo? Eso es precisamente lo que provocó (junto a otros factores) que estemos en la situación que estamos. Ley del suelo de 1998.

Que yo sepa la ley del 98 no liberalizó absolutamente nada. A ver si te informas un poco antes de decir burradas.


Responder Citando
  #28  
Antiguo 31-ago-2007, 11:40
Faldo Faldo está desconectado
Grandísimo Gurú burbujista
 
Fecha de Ingreso: 14-diciembre-2006
Mensajes: 3.030
Gracias: 143
2.184 Agradecimientos de 791 mensajes
Iniciado por Gabriel Ver Mensaje
Los precios de las viviendas están por las nubes.

Lo están ahora y lo seguirán estando cuando bajen un 40%.

La tecnología hace que los computadores, los móbiles, los coches y prácticamente todo bajen continuamente de precio —ajustando por inflación y calidad— y se vuelvan más asequibles.

Cuando hablamos de grandes bajadas de precios, tenemos que comparar las mismas cosas. Es decir, hace 20 años un coche con las mismas prestaciones que un coche actual, era mucho más caro. Siguiendo esa regla, las bajadas de precios de los computadores son espectaculares.

Lo lógico sería que la vivienda sufriera la misma evolución y cada vez se abaratase más. Las cosas no suceden así porque hay un grupo de políticos bien intencionados —pero sin la más remota idea de los principios económicos básicos— que se empeñan en protegernos de los abusos de las empresas constructoras.

Lo hacen tan rematadamente mal que las empresas constructoras son cada vez más ricas y las viviendas tienen precios inasequibles.

Los computadores se abaratan porque los fabricantes producen todos los computadores que pueden. Se inunda el mercado y los precios bajan.

Por suerte a ningún político se le ocurrió protegernos de los vendedores de computadores exigiendo calidades superiores y limitando el número de unidades fabricadas. El día que los políticos controlen a los fabricantes de computadores los precios se dispararán y sus prestaciones dejarán de mejorar.

Para que se abarate la vivienda simplemente hay que dejar que los constructores inunden el mercado con todas las viviendas que quieran construir. Seguirán construyendo hasta que los precios bajen al punto de erosionarles prácticamente sus márgenes de beneficio. En ese momento las viviendas tendrían el 20% del precio actual.

Una vivienda no debería de ser mucho más cara que el coste de los materiales.

Es irracional que el coste del terreno repercuta tanto en el precio de la vivienda. Tengamos en cuenta que en España hay una densidad de 79 habitantes por kilómetro cuadrado. Un kilómetro cuadrado son un millón...no me he equivocado... UN MILLON de metros cuadrados.

A cada español nos tocan 12.658 metros cuadrados. Que quede claro, por término medio cada uno de nosotros tiene DOCE MIL SEISCIENTOS CINCUENTA Y OCHO metros cuadrados.

Hay espacio más que suficiente para que disfruten los pajaritos y los animales del campo; y aún queda sitio más que de sobra para que cada uno de nosotros tenga una vivienda de 300 metros cuadrados sin ningún vecino ni por arriba ni por abajo. De los 12.658 metros cuadrados aún quedarían 12.358 metros cuadrados para el medio ambiente.

Un saludo

Gabriel


No, si no se ha estado inundando el mercado estos años construyendo como casi toda Europa junta.

No digais tonterias, el precio esta regulado en base a lo que la gente este dispuesto a pagar por las viviendas. Y aquí en españa, la gente esta dispuesto a pagar mucho debido a que es un bien de primera necesidad y porque tenemos una mentalidad arcaica.


Dime tu lo que le dice un cliente a un vendedor que le ofrece un pc de gama baja por 3000€.



"Por donde me dice ustez que me meta el ordenador?"


Decir que las viviendas estan caras porque el suelo esta caro es una indiotez.

A parte la liberalización del suelo supondra que casi todo el suelo sea adquirido por 4 pelagatos que riete tu del monopolio de telefónica o se convertira en un bien de especulación que riete tu de lo de los tulipanes.


Dejar que el mercado regule el precio del suelo, ver para creer.

Última edición por Faldo; 31-ago-2007 a las 11:55


Responder Citando
  #29  
Antiguo 31-ago-2007, 12:59
merche400 merche400 está desconectado
Burbujista obsesivo
 
Fecha de Ingreso: 14-agosto-2007
Ubicación: ESPAÑA
Mensajes: 2.306
Gracias: 443
702 Agradecimientos de 418 mensajes
Que interesante... estoy aprendiendo un montón del tema.

Ahora que recuerdo, un caso parecido fue la desamortizacion de Mendizabal, en la que el Estado sacó a subasta parte de las tierras de la Iglesia. Pues bien... ¿quien compró esas tierras? Pues la nueva clase burguesa; es decir, grandes fortunas, dejando a las personas humildes, obviamente, fuera del mercado.

Algo parecido pasa actualmente con las bolsas de suelo que van apareciendo en oferta; se las quedan los de siempre hasta que encuentren el momento de construir; sino no construyen.

Lo que está claro es que no hay una política decisiva en hacer viviendas asequibles de VPO (120.000 euros ). Sin ir mas lejos, en unas de los sorteos del IVVSA (inst. valenc. de la viv. S.A.), salieron a sorteo cerca de 56 vivienda (28 en alquiler+28 en propiedad) y habia inscritas mas de 3000 personas.


Responder Citando
  #30  
Antiguo 31-ago-2007, 13:50
rem777 rem777 está desconectado
Super Mario
 
Fecha de Ingreso: 20-junio-2007
Mensajes: 1.913
Gracias: 7.560
1.335 Agradecimientos de 516 mensajes
Iniciado por estrujillo Ver Mensaje
Que yo sepa la ley del 98 no liberalizó absolutamente nada. A ver si te informas un poco antes de decir burradas.

Llevas razón (a medias).

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_del_Suelo_de_Espa%C3%B1a

La ley de Régimen del suelo y valoraciones 6/1998, aprobada el 13 de abril por el gobierno de Aznar, venía a llenar el vació legal dejado por la sentencia derogatoria. Simplifica notablemente la regulación urbanística, reduciéndose a los derechos y deberes básicos, pues el resto de las competencias corresponden a las autonomías. Por tanto se reduce al estatuto jurídico del suelo, en esencia, las clasificaciones del suelo con sus derechos y deberes correspondientes, y sus métodos de valoración.

Lo que sí ocurrió es que dicha ley no ponía trabas en absoluto a la urbanización del suelo, lo que viene a ser lo mismo que liberalizarlo. Con esta Ley se pretendía que cada ayuntamiento y comunidad autónoma pudieran hacer con el suelo lo que les saliera de los mismísimos... Cosa que, como todos sabemos, han hecho.

Transcribo literalmente el punto 2 de la exposición de motivos de dicha Ley: (Ley 6/1998 sobre régimen de Suelo y Valoraciones) No tiene desperdicio.

"2. Dentro de estos concretos límites, que comprenden inequívocamente
la determinación de las distintas clases de suelo como presupuesto mismo de
la definición de las condiciones básicas del derecho de propiedad urbana, la
presente Ley pretende facilitar el aumento de la oferta de suelo, haciendo
posible que todo el suelo que todavía no ha sido incorporado al proceso
urbano, en el que no concurran razones para su preservación, pueda
considerarse como susceptible de ser urbanizado.
Y ello de acuerdo con el
planeamiento y la legislación territorial o sectorial, en razón de sus valores
ambientales, paisajísticos, históricos, arqueológicos, científicos o culturales, de
su riqueza agrícola, forestal, ganadera o de otra índole, o de su justificada
inadecuación para el desarrollo urbano. Hay que tener presente, asimismo, que
la reforma del mercado del suelo en el sentido de una mayor liberalización que
incremente su oferta forma parte de la necesaria reforma estructural de la
economía española, para la que el legislador estatal tiene las competencias
que le atribuye el artículo 149.1.13.ª de la Constitución Española.
En ese amplio suelo urbanizable que, siguiendo este criterio, delimiten
los planes, podrán, por lo tanto, promoverse actuaciones urbanísticas en los
términos que precise la legislación urbanística en cada caso aplicable, y
siempre, naturalmente, de conformidad con las previsiones de la ordenación
urbanística y de los planes y proyectos sectoriales, asegurándose por su
promotor la ejecución, a su costa, de las infraestructuras de conexión con los
sistemas generales que la naturaleza e intensidad de dichas actuaciones
demande en cada caso e, incluso, el reforzamiento y mejora de dichos
sistemas generales cuando ello resulte necesario, exigencias mínimas éstas
que por su carácter de tales contribuyen a delimitar las condiciones básicas del
ejercicio del derecho de propiedad.
El régimen urbanístico del suelo prescinde así de imponer a los
propietarios un sistema de actuaciones programadas por la Administración, sin
datos ni garantías efectivas que aseguren su ejecución, que ésta sólo está en
condiciones de ofrecer en relación a sus propias actuaciones. Ello no implica,
en ningún caso, una renuncia a la función directiva y orientadora que es
consustancial a la idea de Plan. Muy al contrario, la Ley parte del efectivo
ejercicio de esa función por el planeamiento general, que puede y debe fijar en
todo caso la estructura general del territorio, esto es, la imagen de la ciudad
que la comunidad que lo aprueba considera deseable, ya que ésa es una
referencia de la que, en ningún caso, puede prescindirse.
Esta es la idea general de la que la Ley parte con el propósito de no
introducir, desde la definición del estatuto jurídico básico de la propiedad del
suelo, rigideces innecesarias que puedan impedir el despliegue por los
legisladores autonómicos y por las Administraciones públicas competentes, de
políticas urbanísticas más flexibles y con mayor capacidad de adaptación a las
cambiantes circunstancias en el contexto de una economía cuya globalización
la hace especialmente sensible a los cambios de coyuntura.
De este modo, la necesaria flexibilidad, que tanto se ha echado en falta
en el pasado, se cohonesta con la imprescindible salvaguardia de los intereses
públicos.
La flexibilidad que la Ley persigue con el fin de evitar la escasez de
suelo no debe, sin embargo, conducir a un régimen de absoluta
discrecionalidad de las autoridades urbanísticas a la hora de decidir acerca de
la viabilidad de las iniciativas que se promuevan en el ámbito del suelo
urbanizable.
Por ello, la Ley ha previsto que el derecho a promover la
transformación de dicho suelo instando de la Administración la aprobación del
planeamiento de desarrollo, se podrá ejercer desde el momento en que el
planeamiento general haya delimitado los correspondientes ámbitos o se hayan
establecido las condiciones para su desarrollo, correspondiendo en otro caso a
las Comunidades Autónomas la regulación de las citadas condiciones, así
como de los efectos derivados del derecho de consulta, tanto sobre los criterios
y previsiones del planeamiento -territorial y sectorial- como de las obras
adicionales que la actuación exija.
De este modo, se pretende asegurar un mínimo de consistencia al
derecho del propietario del suelo clasificado por el planeamiento como
urbanizable, que como tal mínimo, debe entenderse comprendido sin discusión
dentro de las condiciones básicas del estatuto jurídico de la propiedad, sin
perjudicar la libertad de la que han de gozar las Administraciones competentes
para valorar, en cada caso, los intereses públicos en juego."

Ahora sí que con la Ley del Suelo de 2007 se restringe la utilización del suelo: .

[El pasado 1 de Julio de 2007, entró en vigor la nueva Ley del Suelo. La norma, aprobada el pasado día 10 de Mayo de 2.007, en el Congreso, sustituirá a la Ley 6/1998 de Régimen del suelo y Valoraciones. Solo considera la exitencia de surlo rústico o urbano, desaparese la clasificación de suelo urbanizable. Legitima la intervención de no propietarios que entran a ser los promotores de la urbanización en connivencia con la administración

Entre las principales novedades de esta ley destaca el mandato para que las Administraciones reserven del 30% del suelo residencial de las nuevas unidades de actuación para viviendas sujetas a un régimen de protección pública, viviendas protegidas, pudiendo ser exceptuado de ello.

El valor del suelo sólo puede tener en cuenta su potencial agrícola, prohíbe que se tenga en cuenta su expectativa de suelo urbano, salvo en suelos ya urbanizados.

En mi modesta opinión, esto se hace ahora para detener el inminente hundimiento de los precios del suelo urbanizable. Se intenta restringir bruscamente una oferta desbocada, que se está dando junto a una demanda que actualmente se encuentra por los suelos...nunca mejor dicho

Fin del rollo.

Última edición por rem777; 31-ago-2007 a las 14:00


Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Todos los males del mundo Elpaisdelasmaravillas Burbuja Inmobiliaria 5 18-oct-2009 09:46
El círculo vicioso que alimenta nuestros males El_Presi Burbuja Inmobiliaria 5 17-mar-2009 14:22
Politicos liberales (de verdad) y liberalización del suelo kverko Burbuja Inmobiliaria 40 24-ene-2009 16:48
¿La ley de liberalización del suelo del PP nunca se aprobó? hormiguita Burbuja Inmobiliaria 45 06-mar-2008 12:35
La culpa de nuestros males: Standard & Poors dillei Burbuja Inmobiliaria 2 04-oct-2007 08:03


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 21:13.