Burbuja.info - Foro de economía > > > Magister dixit
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 10-mar-2007, 16:49
Aqui_No_Hay_Quien_Viva Aqui_No_Hay_Quien_Viva está desconectado
Grandísimo Gurú burbujista
 
Fecha de Ingreso: 28-junio-2006
Mensajes: 3.161
Gracias: 541
2.947 Agradecimientos de 984 mensajes
"El mito del crecimiento económico, Roberto Centeno, El Mundo 8-12-06 "

Hace sólo unos días -y como es habitual ante unas buenas cifras de crecimiento, empleo e inflación en términos absolutos-, el presidente Zapatero realizó un análisis totalmente triunfalista, llegando a afirmar que la economía española marcha mejor que nunca.

Y ante estas manifestaciones, como también viene siendo habitual, el partido de la oposición fue absolutamente incapaz de transmitir a los medios en particular y a los ciudadanos en general las falsedades que encierran las cifras económicas absolutas, y de explicar que la economía no sólo no va bien, sino que va regular, mal o muy mal para un 74% de los españoles, tal como se pone de manifiesto en la última encuesta del CIS.

Como se enseña en primer curso de Economía, las cifras macroeconómicas absolutas carecen, por sí mismas, de significado económico definido. Así, por ejemplo, una economía cuyo crecimiento absoluto sea del 2,6% y el de la población del 0,5% -caso de la eurozona- marcha infinitamente mejor que otra cuyo crecimiento económico sea del 3,8% y el de la población del 3% -caso de España hoy-. Análogamente, y como se demuestra en teoría económica elemental, el empleo puede crearse bien incrementando la productividad -caso de Irlanda y muchos otros- o bien reduciendo el salario real -caso de España-, como tampoco es lo mismo que la inflación baje al 2,6% si mantenemos todavía un diferencial brutal con nuestros principales clientes europeos que si la inflación absoluta no baja pero el diferencial se reduce.

Empecemos por el crecimiento. Por más que el Gobierno esté consiguiendo engañar no sólo a los medios adictos, sino también a los no adictos, las cifras absolutas no significan que una economía marche bien, porque si, como es nuestro caso, el crecimiento se debe casi exclusivamente a la fortaleza del consumo interno, debido al proceso de inmigración incontrolada -«España es el país con la tasa de inmigración más alta del planeta», en palabras del INE-, y del endeudamiento masivo de familias y empresas, lo que sucede en realidad es que vamos derechos a una crisis económica de grandes proporciones, porque ese proceso simplemente no es sostenible. Y que nadie se haga ilusiones porque coyunturalmente la marcha del sector exterior haya pasado de desastrosa a muy mala, ya que somos el país con menor crecimiento de la productividad de toda la OCDE, lo que deteriora nuestra competitividad a chorros.

La única cifra macroeconómica con valor explicativo del crecimiento es el PIB por habitante en paridad de poder adquisitivo (PPA), y medido por este parámetro, con las cifras de población conscientemente falsas que publica el INE -44,1 millones de habitantes-, España es el país que menos crece de Europa; y con las cifras reales, cerca de 46 millones, España está retrocediendo, es decir, hemos dejado de converger y estamos divergiendo. Ésta y no otra es la realidad de nuestro crecimiento, que el PP es incapaz de transmitir, pero que los ciudadanos sí perciben en sus propios bolsillos.

Pero no sólo es esto. La realidad es mucho peor, porque el crecimiento absoluto se lo están llevando íntegramente el excedente bruto de explotación y los impuestos indirectos, o dicho en forma coloquial, las familias más ricas de España -y el vicepresidente Solbes, además se jacta de ello-. Y dentro del excedente bruto de explotación, aquellas sociedades que funcionan en mercados no competitivos como las constructoras y las energéticas. Y mientras tanto, las rentas salariales como porcentaje del PIB han bajado al 46%, frente a casi el 50% de la época de Aznar; es decir, los asalariados perderán este año unos 34.000 millones de euros en el proceso de reparto de la riqueza nacional, equivalentes a 1.800 euros por asalariado y año.
Es evidente que la situación salarial y de reparto de la riqueza en la España de Zapatero es ya absolutamente inaceptable, las diferencias entre clases sociales están llegando a límites intolerables, y pueden desembocar en un fuerte conflicto social en cuanto cambie el ciclo económico. Tan intolerables que mientras más de un 60% de las familias confiesa tener dificultades para llegar a fin de mes, y un 18% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza -una de las cifras más altas de toda la UE-, somos el país de Europa con mayor crecimiento en el número de millonarios.
Pero no contento con ello, Zapatero, después de comprometerse por activa y por pasiva a que bajaría la presión fiscal -«bajar impuestos es de izquierdas», afirmaba-, ha incumplido sus promesas como es habitual en él, y elevado la presión fiscal a su máximo histórico; y, lo que es infinitamente peor, ha roto completamente el principio de equidad en el reparto de la carga tributaria y ha hecho recaer el grueso de la misma sobre las rentas medias y bajas. En concreto, desde que llegó al Gobierno, los impuestos han subido un 33%, y los impuestos sobre el consumo -que afectan particularmente a los jubilados, los trabajadores y la clase media-, un 44%. Mientras tanto, los ricos están exentos de la mayoría de los impuestos a través de una combinación de exenciones y artificios jurídicos, inexistentes fuera de España.

Adicionalmente, la reforma fiscal socialista -que según explicó Zapatero en el Comité Federal del PSOE haría que el 99,5% de los contribuyentes pagara menos impuestos a partir de 2007- es una vez más una impostura total, ya que eleva notablemente la presión fiscal sobre toda la clase media, es decir, sobre el 70% de las familias españolas. En concreto, a aquéllas con rentas familiares en el entorno de los 30.000 euros al año, les eleva el IRPF, y a todas ellas les eleva la presión tributaria sobre las ganancias patrimoniales, sobre el ahorro y sobre los planes de pensiones, que sufren un incremento casi confiscatorio. Empeoran también notablemente el tratamiento fiscal a la pequeña empresa familiar y las deducciones por compra de vivienda a las familias de baja renta. Sin embargo, todas aquellas familias con 2,4 millones de euros para constituir una Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV), que Zapatero ha extendido por la puerta de atrás, sólo tributan al 1%.

Y si en vez de emplear como parámetro de comparación la presión fiscal utilizáramos lo que los economistas denominan esfuerzo fiscal, es decir, los impuestos que pagan los ciudadanos en relación con su nivel de renta, España es el país europeo, junto con Suecia, en el que los ciudadanos están sometidos a un mayor esfuerzo fiscal, pero con muchas menos prestaciones.

Y por lo que se refiere al empleo, la primera incongruencia al triunfalismo se refiere al hecho de que aunque este año se creen 700.000 puestos de trabajo, resulta que el año anterior se crearon 900.000, lo que significa que la creación de empleo se ha desacelerado tanto como un 23%. Pero lo verdaderamente grave, lo que constituye un fraude masivo, es el no explicar a los ciudadanos que se trata en su inmensa mayoría de empleos basura, primero porque casi un 90% son temporales, y después porque son empleos con salarios de miseria, muy por debajo del salario mínimo de la eurozona. Como señalaba recientemente un alto funcionario de la UE, «en España sólo se crean empleos precarios y mal retribuidos».

Pero hay algo aún más importante. El gran engaño que encierran estas cifras, aparte de lo dicho, es que ocultan lo que está pasando con el conjunto de todos los salarios dentro de nuestra economía. Y lo que está pasando es que, desde junio de 2004, los salarios reales, es decir, los salarios corregidos de la inflación, no han parado de bajar, un -4,4% a día de hoy. En términos comparativos, los salarios en España registran la peor evolución de toda la UE: frente a las subidas continuas en toda Europa, que han superado el 10% en al menos seis países, están las bajadas continuas en España, tanto que después de ocho trimestres consecutivos de bajadas, nuestros salarios son ya un 16% inferiores a la media de la UE.

Y, finalmente, la inflación, que ha bajado al 2,6% como consecuencia de la reducción coyuntural de los precios del petróleo y del resto de materias primas, que no debida a ninguna medida del Gobierno para ello; antes al contrario, todas las que ha venido tomando por acción u omisión -la última, los expansivos presupuestos de 2007-, van justo en sentido contrario de lo que se necesita, y además con la absoluta falta de ética que supone el reducir artificialmente la misma, a base de trasladar parte de ella a nuestros hijos, como ha ocurrido en el caso del sector eléctrico, donde las subidas de precios se están periodificando a lo largo de los próximos 15 años, con lo que los hijos pagarán mañana la electricidad que consumen hoy sus padres, para ocultar los desastrosos efectos de la política energética de Zapatero, y el mantenimiento de subvenciones, ya innecesarias, para financiar las operaciones corporativas impulsadas desde Moncloa. Pero, con todo, el elemento verdaderamente importante, la inflación diferencial con nuestros principales mercados, apenas se ha modificado.

En resumen, según Zapatero y sus correligionarios, la economía va fenomenal, pero no sólo son ellos, las grandes fortunas y los grandes empresarios opinan lo mismo. Lo hicieron la pasada semana en el seminario del The Economist, donde se mostraron encantados del fuerte crecimiento -lógicamente, porque todo se lo llevan ellos- del superávit presupuestario -lógicamente, porque no les cuesta un duro- y de la creación de empleo -lógicamente, porque es a base de reducir los salarios reales, lo que les viene de cine para maximizar su excedente de explotación-. Es decir, Zapatero es un auténtico genio en la creación de paraísos, pues aparte de haber convertido España en el paraíso de las grandes fortunas, también lo ha hecho del fraude fiscal (de las 1.500 personas con patrimonios superiores a 24 millones de euros, según el banco internacional Merrill Lynch y la consultora Cap Gemini, sólo 82 declaran a Hacienda esta situación), de la delincuencia organizada y de los separatistas. Y más recientemente, también ha conseguido situar a España como uno de los paraísos mundiales para el blanqueo de dinero.

Pero, ¿y qué pasa con los jubilados, a los que se les ha incrementado los impuestos al consumo en un 44% desde que Zapatero se comprometió solemnemente que los bajaría, y que está empujando a muchos de ellos hacia el umbral de la pobreza? ¿Y qué ocurre con la clase media, cuyos salarios reales han retrocedido al nivel de 1997, y además ha visto subida la presión fiscal a su máximo histórico? ¿Y con los inmigrantes, que trabajan con salarios de hambre, que varían entre una media de 450 euros al mes para los subsaharianos y 900 para los procedentes de Europa del Este? Y, mientras tanto, las familias más ricas de España han multiplicado por tres como media sus patrimonios desde que gobierna Zapatero, en lo que constituye el mayor proceso de concentración de riqueza de toda la Historia de España.

Éste y no otro es el balance sintético de la situación de la economía española, que, según Zapatero, marcha mejor que nunca, lo que es rigurosamente cierto para un 5% de la población, pero que para un 74% de ciudadanos, que cree más en sus bolsillos que en la demagogia del presidente, marcha regular, mal o muy mal. Por ello, un 80% piensa, con toda la razón del mundo, que el próximo año irá peor.

Roberto Centeno es catedrático de Economía de la Escuela de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid.


Responder Citando
  #2  
Antiguo 10-mar-2007, 17:13
Aqui_No_Hay_Quien_Viva Aqui_No_Hay_Quien_Viva está desconectado
Grandísimo Gurú burbujista
 
Fecha de Ingreso: 28-junio-2006
Mensajes: 3.161
Gracias: 541
2.947 Agradecimientos de 984 mensajes
Alguién puede entender que nuestras multinacionales eleven sus beneficios netos después de impuestos de un año para otro en más de 20-30 e incluso un 50% y las rentas salariales lo hagan por debajo de la inflación subyacente que por cierto por enésima vez y de forma totalmente escándalosa se ha cambiado la forma de medir el IPC (ver nueva Base 2006 que entró en vigor en febrero).
EL PP ha metido la mano como los otros y son los que han empezado con la demagogia actual del crecimiento económico y el empleo, pero nuestro actual gobierno está echando el resto en el PEIT (más de 20 billones de las antiguas ptas para llevárselo las constructoras afínes a cambio de financiaciones de campañas, suculentos pelotazos, comisiones y colocación de simpatizantes del partido en Metro..., Sac..., Accion..), en ver quién se queda con Endesa ( después subirán las tarifas eléctricas con el cuento del déficit tarifario cuando la propia endesa presenta el mismo beneficio neto que el presupuesto de varios ministerios juntos), e igual podría decirse de la renovación de las concesiones de gestión de ciertas autopistas cuyo plazo de amortización terminaba en una serie de años a cambio de nuestro bolsillo, etc.


Responder Citando
  #3  
Antiguo 12-mar-2007, 01:09
ajax ajax está desconectado
Reptiliano
 
Fecha de Ingreso: 02-julio-2006
Ubicación: Valencia
Mensajes: 436
Gracias: 0
55 Agradecimientos de 9 mensajes
no sé cómo nadie ha contestado .
Y aunque se haya publicado en "El Mundo", me recuerda bastante a aquel artículo que apareció hace unos meses por el foro, publicado nada menos que en "Gara", diciendo prácticamente lo mismo sobre materia económica ( aunque con un enfoque algo más social ) . En aquel artículo no se hablaba para nada de ETA ni autodeterminación, etc. . Sólo de economía, y no de la vasca, sino de la española . Y coincidía mucho con este artículo, aquel era más panfletista, y este más desarrollado .

Recomiendo leer ambos artículos .
Parece mentira como extremos tan opuestos pueden coincidir .

Saludos .


Responder Citando
  #4  
Antiguo 12-mar-2007, 01:20
LADRILLATOR LADRILLATOR está desconectado
Burbujista abducido
 
Fecha de Ingreso: 22-septiembre-2006
Ubicación: Ladrillogrado
Mensajes: 2.890
Gracias: 4.229
2.289 Agradecimientos de 674 mensajes
Iniciado por ajax
no sé cómo nadie ha contestado .
Y aunque se haya publicado en "El Mundo", me recuerda bastante a aquel artículo que apareció hace unos meses por el foro, publicado nada menos que en "Gara", diciendo prácticamente lo mismo sobre materia económica ( aunque con un enfoque algo más social ) . En aquel artículo no se hablaba para nada de ETA ni autodeterminación, etc. . Sólo de economía, y no de la vasca, sino de la española . Y coincidía mucho con este artículo, aquel era más panfletista, y este más desarrollado .

Recomiendo leer ambos artículos .
Parece mentira como extremos tan opuestos pueden coincidir .

Saludos .


Te refieres a este?

http://www.burbuja.info/inmobiliaria...ad.php?t=24354


Responder Citando
  #5  
Antiguo 12-mar-2007, 02:04
ajax ajax está desconectado
Reptiliano
 
Fecha de Ingreso: 02-julio-2006
Ubicación: Valencia
Mensajes: 436
Gracias: 0
55 Agradecimientos de 9 mensajes
Iniciado por LADRILLATOR
Te refieres a este?

http://www.burbuja.info/inmobiliaria...ad.php?t=24354

este está bien, pero había otro, creo que más antiguo, con unas comparaciones muy interesantes ...

Ya lo he encontrado ...
http://www.burbuja.info/inmobiliaria...highlight=gara

Te lo pego ...
2006: ¿Un país en marcha? ¡Que lo paren!
Elkartzen pone en evidencia que, a pesar de lasapariencias, la riqueza de empresarios y altoscargos de euskal herria no es ajena a lapobreza que cada vez se extiende mas en lasociedad vasca a traves de la politica fiscal, laprecariedad o la politica de vivienda.


La estructura de clases de una sociedad viene determinada por el consenso político y la legitimación ideológica de los valores sociales en los que se sustenta dicho consenso. Y por mucho que no nos queramos reconocer en ella vivimos en una sociedad consensuada por la clase del capital y la superestructura que lo soporta (Gobierno, Parlamento, leyes, educación..), que profundiza las diferencias de clase, edad, género y migración. Aunque nos lo nieguen y nos los neguemos nosotras mismas, no vivimos en una sociedad sin clases, somos personas que acudimos al mercado de trabajo no como propietarias de una mercancía (nuestra fuerza de trabajo o capital humano), sino como una mercancía sin propietario.

La Estrategia de Lisboa (estrategia de la Unión Europea 2000-2010) fue analizada en su medio camino en 2005 por los políticos que se reúnen tras cordones policiales y, seguros tras el cuerpo represivo, acordaron que en 2006 había que ahondar en los compromisos de «más liberalización de sectores protegidos», «aligeramiento del sector público» y «profundización en la reforma del mercado laboral y las pensiones», todo ello revestido de un discurso economicista (productividad, competitividad, eficiencia) dirigido a potenciar el valor del «yo» frente al «nosotros». Nos están conduciendo a que lo subjetivo prime sobre lo colectivo en el ámbito de las relaciones laborales y sociales.

Y los grupos sociales damos un sobresaliente a nuestras instituciones por cumplir tan bien su pacto de clase:


Los de arriba

1. Salarios: Cobran salarios anuales medios superiores a los 80.000 euros (89.769 euros la presidenta del Parlamento, bastante menos que Ibarretxe, Azkuna, el presidente de Euskaltel, del Consorcio de Aguas del Gran Bilbao, etc.). La élite directiva de las empresas vascas superan de media los 90.000 euros anuales, por lo que se quejan los 195 altos cargos del Gobierno Vasco con un sueldo medio de 68.900 euros, más coche oficial para todos y cada uno de ellos con gasolina y peaje incluido, más móvil y otras prestaciones en especie, además de aportaciones para seguros de vida y fondos de pensiones millonarios.

Con tales salarios, el impuesto de renta, IRPF, se les hacía un poco cuesta arriba, por lo cual con la nueva reforma de 2006 esta clase se podrá llegar a ahorrar más de 2.500 euros anuales.

2. Pensiones: Los viceconsejeros y rango similar, más todos los políticos de rango superior, tienen derecho a una pensión vitalicia por solo 2 años de ejercer el cargo (igual al 50% de un cargo de su rango en activo). Esto está suponiendo actualmente una pensión media de casi 39.000 euros anuales, que pasa al cónyuge viudo. Los parlamentarios se conforman con menos y propusieron al Parlamento aprobar una ley que les garantizara acceder a la pensión con 4 años y 1 día en su cargo de parlamentario. En el mayo francés se leía en las paredes: «¿Y vosotros decís servir al pueblo? Liberemos la servidumbre, nos sale muy cara».

3. Precariedad laboral: Son recolocados de un cargo a otro, la forma es variada, como asesores de los altos cargos, como gerentes de empresas públicas, de consultings que realizan estudios para la propia Administración...

4. Vivienda: La han transformado en un elemento de marca de prestigio social (unifamiliares, segunda vivienda...) y de inversión especulativa (Fondos de Inversión Colectiva en inmuebles).

Han profundizado con una Ley de suelo que contenta a las clases altas, pasando a ser VPO las llamadas Viviendas de Precio Tasado (bajo este tipo se han construido chalés en Gasteiz). Contenta a las constructoras y a los ayuntamientos que han encontrado en la especulación del suelo un elemento para la propia financiación municipal y, en muchos casos, algo más. Las grandes empresas del sector han copado por sus altos beneficios el IBEX 35 de Bolsa y son las responsables del alto valor de la Bolsa, que en los nueve primeros meses de 2006 ha aumentado su valor en el 33,6%. La banca, incluso las eléctricas, han comprado grandes paquetes de acciones del sector inmobiliario. Esta acumulación de capital está llevando a estas empresas a adquirir y acaparar todo el suelo posible (construible o no) para sacarlo al mercado cuando más les interese y aumentar su precio a voluntad. Este es el caso de la Vital Kutxa, la mayor poseedora de suelo de Gasteiz.

5. Finanzas: Con un endeudamiento familiar mayor que en ningún periodo anterior, la Banca presume de beneficios escandalosos. De cada 100 euros pedidos de préstamo, según el Gobierno Vasco, se devuelven 170 (con el aumento a 50 años de plazo se devolverían 220). El trasvase de renta desde la clase trabajadora hacia la banca y las constructoras es el más alto de toda la UE.

6. Empresas: Los beneficios de las empresas (después de pagar salarios, materias primas, energía y todos los costes de la producción) suponen el 42,25% de toda la riqueza generada, PIB, pero aportan escasamente el 12% de todos los impuestos recaudados. A pesar de ello, se está elaborando un nuevo Impuesto de Sociedades para que paguen menos.



Los de abajo

1. Salarios: Las sucesivas reformas laborales recogen frutos en 2006, año en que el 90% de los contratos firmados han estado por debajo de los 1.000 euros al mes. El coste salarial bruto medio ordinario se ha situado en 1.603 euros mes (1.284 euros netos). No olvidemos que la media se hace entre los de arriba y los de abajo.


2. Pensiones: La pensión media de jubilación se sitúa en 882 euros al mes y la de viudedad, en 510 euros mes. En 2006 se ha reactivado el Pacto de Toledo, que supone el avance en un descenso real de las pensiones, ya que se exigirán 40 años efectivos de cotización y se calcularán sobre los salarios de toda la vida activa. Se ha propuesto, asimismo, ir aumentando paulatinamente la edad de jubilación hasta retrasarla a los 70-72 años.

El total del PIB distribuido en salarios y pensiones supone el 46,12%, soportando más del 85% de toda la recaudación fiscal. A la muerte de Franco, después de 40 años de represión obrera, sin sindicatos, las rentas salariales y pensiones se llevaban casi el 51% del PIB, las empresas el 35% y las rentas del sector Público el 14%, frente al 46,1%, 42,2 % y el 11,7% actual, respectivamente. Por tanto, la democracia no ha llegado tampoco a la economía. Y es que se sigue concentrando la riqueza, a costa de la clase trabajadora y de seguir adelgazando a un sector público que da síntomas de anorexia, todo ello para que sigan enquistándose los michelines de las mismas familias.

3. Precariedad laboral: De los 1.008.487 contratos firmados en Hego Euskal Herria hasta noviembre de este año, solo 93.805 fueron de la nueva modalidad «de carácter indefinida». Más de la mitad de los contratos no superan el medio año de duración, y el 26,12% son inferiores a cuatro semanas. Uno de cada tres contratos son por ETT y, de ellos, más del 80% son inferiores al mes.

La mujeres son especialmente afectadas, ya que dos de cada tres trabajan en precario. Casi la mitad de los contratos que se les ofrecen son a tiempo parcial y una de cada tres es contratada por menos de un mes. Y del total del 4,6% de trabajadores que carece de contrato, en términos absolutos 33.700 personas, 29.400 son mujeres.

Año 2006, la precariedad se ha cobrado su tributo: 121 trabajadores (no cuentan los que mueren después de las 72 horas, ni los accidentes «in itinere») no celebrarán esta Navidad, vidas segadas en accidentes de trabajo directo, que dejan al descubierto la sobreexplotación de la inmigración y los límites del trabajo a contrarreloj para aumentar la productividad, sin seguridad.

La precariedad conlleva la extensión de la pobreza entre la clase trabajadora, ya que el poseer un empleo en un momento dado no garantiza un total de rentas anuales por encima del umbral de pobreza (804 euros al mes; 9.648 euros al año). Casi 900.000 personas de Euskal Herria viven con menos de dicho importe anual; cuatro de cada cinco son mujeres. En algún momento del año 2004, el 10% de la población no ha podido tener una comida proteínica al menos una vez cada dos días.

Las cárceles sirven para recluir a quien se hace visible en la marginación, sirven para limpiar las calles y extender el sentimiento ficticio de «seguridad» a los que con pisada firme se miran en los escaparates. Año 2006, siete «suicidios» de jóvenes en las cárceles vascas, siete historias de pobreza, de huida hacia ninguna parte, que nadie relacionará con la precariedad y la exclusión.

4. Vivienda: El precio medio de la vivienda usada se ha situado en 339.900 euros. Con la financiación asciende a 577.830 euros, dividido entre los 1.282 euros de salario neto al mes, se necesitan 451 meses, 37,5 años, de trasladar enteramente un sueldo a cambio de una vivienda. Los de abajo hemos quedado ya excluídos de la propiedad en el mercado libre.

En 2006, nos han presentado un nuevo Plan de Vivienda como anticipo de la carta al Olentzero. Hemos mirado las promesas del Plan de Vivienda que acababa, 2002-2005, y hemos contrastado realidades. Prometieron 7.300 viviendas en alquiler social y han hecho 4.125; en viviendas sociales, prometieron 5.250 y han construido 3.150.

En el programa Bizigune prometieron sacar 5.000 viviendas vacías en alquiler y han sido 1.908, mientras el cupo de reserva en los sorteos para las personas más desfavorecidas (jóvenes, mujeres con cargas familiaresŠ) ha pasado de 3.021 a 1.243. Por vuestras obras os conocemos, no por vuestros planes. Sólo el 5% de la población necesitada puede acceder a una vivienda a través de la Administración.

5. Y las listas de espera en la Sanidad siguen creciendo. Y la luz se convierte en un lujo, como el agua, los combustibles. Pero como no somos parlamentarios, nos quedamos sin subidas del 10% para pagarlos.

Esta es la realidad objetiva en esta Euskal Herria sin clases o de clase media generalizada como quieren hacernos creer. Por ello, la principal noticia del puente de diciembre a todas horas, todos los días, era el gran problema de la falta de nieve en las pistas de ski, como si ésa fuese la mayoría social. Nos crean una realidad virtual y de consumo, que impone el ritmo del presente y el placer inmediato, sin memoria del crédito pendiente y la inestabilidad laboral. Sin visualización de la pobreza y de la precariedad.

Ante un comprar desbocado (900 euros extras por familia esta Navidad), Elkartzen no tiene cabida para hablar del riesgo de conflicto por la pérdida de control y cohesión social que se ha agudizado en 2006. La individualización de la sociedad dificulta la implantación efectiva de valores que son sociales: igualdad, solidaridad, reparto del trabajo y la riqueza... La diversidad, la pluralidad de la formas de vivir y de actuar pone, en parte, en crisis la articulación de lo común. La identidad colectiva cede ante la identidad individual.

La satisfacción del yo, desposeído de identidad y de ser colectivo (que es lo que necesita el sistema para hacernos consumidores compulsivos y esclavos de la precariedad laboral), nos lleva, no pocas veces, a creer que hay un abismo insalvable entre «la idea utópica de justicia social» y «la realidad efectiva». Sin embargo, es la falta de la fuerza social y del compromiso necesarios para hacer visible que no somos clase media, (por el contrario, somos una clase cada día más necesitada pero guardando las apariencias), las que permiten al sistema crear su realidad virtual.

El Departamento de Interior del Gobierno Vasco acaba de sacar un calendario para 2007 que bajo el lema, “Un país en marcha”, presenta un rebaño de ovejas (todas blancas) que miran en la misma dirección: hacia los fuegos artificiales. Si éstos son los fuegos de artificio de los políticos, del Parlamento, de los de arriba para que sean contemplados desde abajo por el rebaño, desde Elkartzen pedimos: que paren el país en marcha, porque nos quieren llevar, rebaño blanco, en TAV hacia la precariedad social más absoluta, con una Euskal Herria arrasada por el tsunami de cemento para engorde de más michelines. -

Saludos .


Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
El verraco dixit socrates99 Política 11 12-sep-2009 08:27
Ni un duro en creditos, BCE dixit Trajanillo Burbuja Inmobiliaria 1 06-feb-2009 21:56
La fiesta se ha acabado - LV dixit Pepe_hipotecado Burbuja Inmobiliaria 5 18-dic-2007 14:57
Pepitos dixit Syndark Burbuja Inmobiliaria 20 12-dic-2007 00:03
Rodrigo Rato dixit Pavement Burbuja Inmobiliaria 1 16-sep-2006 23:36


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 07:36.