Burbuja.info - Foro de economía > > > Pánico
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 20-feb-2006, 10:35
AMBOSSELY2001 AMBOSSELY2001 está desconectado
Forobodero
 
Fecha de Ingreso: 27-octubre-2005
Mensajes: 155
Gracias: 26
103 Agradecimientos de 28 mensajes
Ojo, los dos artículos que publica hoy el confidencial

http://www.elconfidencial.com/opinio.../02/2006&pass=
http://www.elconfidencial.com/opinio.../02/2006&pass=

MIENTRAS TANTO

La economía camina por un alambre y el funámbulo ya camina sin red y sin pértiga @Carlos Sánchez
Lunes, 20 de febrero de 2006

Desconozco si a José Luis Rodríguez Zapatero le gusta el circo. Pero estoy convencido de que a su equipo económico le encanta. Sobre todo el funambulismo, el noble ejercicio circense que consiste en andar sobre una cuerda o un trozo de cable sin más ayuda que una larga pértiga que le sirve al artista para equilibrar su cuerpo sobre el alambre cada vez que lanza hacia delante uno de sus dos pies. Lo de noble está relacionado con el hecho de que se trata de uno de los ejercicios más difíciles del circo. El artista camina a 10 ó 15 metros de altura sin más ayuda que su pericia. No hay truco ni cartón. Ni siquiera red. Lo que es verdaderamente extraordinario en un mundo como el del circo, en el que todo parece más de lo que es. Aunque los buenos funámbulos suelen asustar al respetable amagando sobre su posible caída -con el consiguiente ¡uy! de los espectadores-, lo cierto es que si verdaderamente resbalan el desenlace puede ser fatal.

A la economía española le sucede algo parecido con el endeudamiento de las familias. Todo el mundo sabe que si se pincha la burbuja inmobiliaria, el resbalón puede acabar en tragedia. Pero al igual que le ocurre al funámbulo no hay autoridad económica capaz de detener su progresión. Si el artista se detiene en medio del alambre, puede caer por agotamiento, y si retrocede puede ser peor el remedio que la enfermedad. De ahí que lo que ha hecho este país desde hace ya muchos trimestres es seguir en una especie de fuga hacia adelante. Cueste lo que cueste.

Los ayuntamientos, por ejemplo, que son los principales culpables de la subida de la vivienda con sus enloquecidos planes de urbanismo, se han embarcado en tantos gastos que no tienen nada que ver con sus funciones originales que si se frena el negocio del ladrillo, su ruina está asegurada. El otro día Alberto Ruiz-Gallardón decía algo curioso. Prometió a los dueños del Atlético de Madrid que la venta del Vicente Calderón recibiría el mismo tratamiento que la enajenación de la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Y se quedó tan ancho. O sea que las plusvalías de la recalificación de unos terrenos deportivos van a una empresa privada y aquí no pasa nada. Al menos el Madrid todavía no es una sociedad anónima, lo que hace que el crecimiento de su masa patrimonial quede en manos de los socios.

Lo mismo le sucede a las comunidades autónomas. Los gobiernos regionales son cada vez más dependientes de los ingresos procedentes de la construcción y de la actividad inmobiliaria, lo que les anima a seguir autorizando planes de urbanismo a todas luces insostenibles. Y no digamos nada el Estado, cuyos recursos están cada vez más vinculados al ladrillo, ya sea mediante las cotizaciones sociales que pagan los trabajadores de la construcción o a través de los ingresos por IVA. Y hay que tener en cuenta que cada año se construyen más de 750.000 viviendas. Es decir, hay demasiados agentes económicos -incluyendo a muchas familias- que están vivamente interesados en que la fiesta continúe.

Cualquier gobernante en su sano juicio sabe que la purga de Benito -el ungüento que habida cuenta de su contundencia hacía efecto incluso antes de ser consumido- es lo peor que se puede recomendar en estos momentos. Por eso, el santo y seña de la estrategia económica del Gobierno sea seguir avanzado hacia no se sabe dónde.

Pero con todo, lo peor es que no hay alternativas. Como me decía recientemente un alto cargo del Banco de España, se ha llegado a una situación en la que el globo no puede pincharse porque no hay otro al que subirse. Si alguien intenta que el aparato pise tierra para ser reparado, es muy probable que nunca más pueda volver a los cielos, lo que explica que sea mejor no tocarlo. Máxime cuando hasta el propio banco central ha admitido en sus estudios que nos encontramos ante una situación verdaderamente nueva, sin antecedentes, desde el punto de vista macroeconómico.

La economía española siempre ha convivido con tipos de interés altos. A mediados de los años 90 cayeron en picado, pero todavía no sabemos qué puede suceder si suben de forma abrupta. Algunos datos ilustran mejor que nada la naturaleza del problema. Si en 1997 el endeudamiento de las familias respecto a su renta bruta disponible era del 52%, en 2005 se habrá superado el 105%. Puede parecer mucho, pero todavía hay recorrido al alza, entre otras cosas debido a que el patrimonio inmobiliario representa el 600% de la renta disponible. Eso sí, con ahorro cero.

Nos podemos encontrar con una situación paradójica. Ante una caída de las rentas derivada del alza de los tipos de interés, los agentes económicos van a encontrar la liquidez que les sirva mantener sus niveles de vida mediante la refinanciación de los préstamos, algo parecido a lo que sucede en EEUU. El fenómeno no sólo afecta a las familias, también a las empresas.

Y es que vivimos en un país en el que no hay alternativas a la construcción. La industria está por los suelos debido en gran parte a que opera en sectores maduros que ya generan escaso valor añadido. El sector exportador está ahogado por una inflación debocada que le ha hecho cada vez menos competitivo. Sólo estrechando márgenes comerciales ha podido sobrevivir. Y por si fuera poco, la presencia de España en los sectores de mayor valor añadido, vinculados a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, es hoy por hoy prácticamente marginal a nivel internacional. Muchas empresas españolas, de hecho, han optado por maquillar sus resultados por la vía más rápida: especulando con el suelo, ya que los procesos de inversión son costosos y sus resultados no están garantizados. Ahora que acaban de presentar sus resultados, las cajas de ahorros, que presumen de tanta obra social, podrían decir cuánto han ganado en 2005 a través del suelo y en general mediante el negocio inmobiliario. Todas estas razones explican que el funámbulo tenga que seguir caminando, siempre hacia adelante. ¿Hasta cuándo?
[I]


Responder Citando
  #2  
Antiguo 20-feb-2006, 10:36
AMBOSSELY2001 AMBOSSELY2001 está desconectado
Forobodero
 
Fecha de Ingreso: 27-octubre-2005
Mensajes: 155
Gracias: 26
103 Agradecimientos de 28 mensajes
Y EL OTRO[/I]

Alerta en el mercado hipotecario y miedo a un aterrizaje brusco en el precio de la vivienda @Jesús García
Lunes, 20 de febrero de 2006
Ha comenzado 2006 y han salido en tropel promotores, constructores, boutiques del piso, catedráticos de universidad, directores de las cajas y brokers para alertar sobre el futuro menos brillante que se avecina del sector de la vivienda. Casi todos hablan de aterrizaje moderado, a nadie le interesa la brusquedad, aunque el temor subyace en sus advertencias.

Justo después de la primera subida de tipos de interés en Europa y en la antesala de nuevas alzas que ya se reflejan en un euribor a un año en el 2,9% en los primeros días de febrero y que todos estiman saltará al 3% en marzo, cuando los tipos oficiales alcancen al menos el 2,50%.

Hablan los indicadores económicos de un menor ritmo de crecimiento del empleo- que ha pasado del 5,2 al 3,9%- en el sector constructor reflejado en la EPA del cuarto trimestre, una reducción significativa en el ritmo de avance de las viviendas, una leve desaceleración en el consumo aparente de cemento y un avance inferior de visados de obra.

La Asociación de Promotores, APEC, la división hipotecaria de la Caixa, Asprima, Ahorro Corporación, la boutique Don Piso esperan alzas de precios de menos del 10% para este año en la vivienda e incrementos similares en la inflación en años posteriores.

Cuando el mercado está henchido y se construyen 725.000 casas, más que en Francia Italia y Alemania juntas, es difícil seguir creciendo a ese ritmo. Lo mismo pasa en los precios tras alzas del 140% en diez años, del 17% en 2004 y del 13,4% en 2005, la desaceleración parece lógica.

Sólo un informe de la Universidad de Barcelona habla ya de un recorte brusco del 20% en el precio de la vivienda entre 2006 y 2009 basado entre otras cosas en un aterrizaje de la marcha de la economía española, puesto que estima crecimientos medios del 1,5%, frente al 3,5% actual.

La excesiva subida de precios -el Banco de España estima una sobrevaloración de al menos el 20%- es en sí misma un elemento de freno de la demanda. O al menos eso es lo esperado.

Pronto vamos a ver tipos de interés similares a los de hace tres años con precios al menos un 40% más caros. La dificultad para comprar piso se acrecienta para unos ciudadanos muy endeudados. Puede entonces que no sea suficiente con ampliar los plazos para hacer frente a los créditos. Emilio Botín indicó recientemente que un aumento de 100 puntos básicos en los tipos vendría a equivaler a unos 2,8 años de ampliación de plazo, por lo que él estimaba muy posible el incremento de la demanda de rehipotecas. La deuda de los hogares crece a un ritmo del 20% anual y en 2005 llegó a significar el 112% de la renta disponible.

La Asociación de Promotores y Constructores de España estima una caída de la demanda de entre el 5% y el 9,5% para 2006. Se solicitarán unos 475.000 viviendas, lo que unido al incremento de la oferta llevara inexorablemente a una senda de desaceleración.

Lo cierto es que como flaquee el monocultivo de la construcción, que aporta un 18% del PIB, y caiga la renta de las familias podríamos estar en una situación insostenible para la economía, aunque ahora mismo no se puede caer en el dramatismo. Sólo con tipos mucho más altos y problemas reales de creación de empleo podrían producirse serios problemas para el mercado hipotecario.

El ciclo, dicen los expertos, sigue siendo alcista y la desaceleración se producirá en segmentos específicos como la segunda mano y también en la hasta ahora boyante segunda vivienda. No en vano la inversión extranjera ha caído un 17% el año pasado y empiezan a producirse problemas de cansancio claro.

Todo son advertencias en un mercado en el que empieza a ser un tópico la idea de que nunca caerán los precios de los pisos, aunque Ahorro Corporación ya ha dado algún toque al respecto.

Empiezan a ser legión los que advierten de ese aterrizaje. Sólo cabe esperar que no se produzcan brusquedades por el bien de la economía española, tan dependiente del sector; por el bien de bancos y cajas, cuyos beneficios han crecido exponencialmente al socaire de un mercado de compradores aparentemente insaciable; y de los consumidores que han encontrado en las hipotecas no sólo el préstamo para cubrir el coste de su vivienda sino también el contenedor de todo otra retahíla de créditos al consumo. Cada préstamo refinanciado empieza ser una bomba para muchas familias a medida que los tipos de interés se encarecen y esto no ha hecho más que empezar.


Responder Citando
  #3  
Antiguo 20-feb-2006, 11:18
jaba jaba está desconectado
Decorador estilista
 
Fecha de Ingreso: 12-enero-2006
Mensajes: 483
Gracias: 1
9 Agradecimientos de 4 mensajes
Parece que todo el mundo lo dice. Hasta a mi suegra le ha llegado ya el rumor...

Aparte del "ya os decía yo" que nos hará consolarnos de los efectos desagradables que esto puede traer, incluso para nosotros foristas que lo estamos prediciendo, otro consuelo es pensar que a largo plazo, tras los malos años que pueden llegar, disfrutaremos los beneficios de una sociedad más equilibrada (mayor natalidad, contratos más estables, mayor gasto en I+D...) y preparada para un futuro a largo plazo que la sociedad presente ningunea.

¿Un poco confusa la frase? Lo siento, leedla dos veces...


Responder Citando
  #4  
Antiguo 20-feb-2006, 11:27
paperman paperman está desconectado
Idealisto
 
Fecha de Ingreso: 05-noviembre-2005
Mensajes: 735
Gracias: 0
35 Agradecimientos de 10 mensajes
Lo que esta claro es que no podemos seguir viviendo bien a costa de hipotecarnos, y a costa de impedir que el futuro nuestros hijos puedan tener su vivienda.

En cualquier cosa ya sea bolsa, inversion , desarrollo de una empresa hay que diversificar, y no se puede centrar la economia de un pais en el precio de mercadeo de un trozo de arcilla cocido.

Cada dia cierran empresas, despiden trabajadores y lo unico en que piensan es en los trabajadores de la construccion.

¿?
saludos


Responder Citando
  #5  
Antiguo 20-feb-2006, 21:33
No Registrado
Guest
 
Mensajes: n/a
Esto ya no se sostiene más, la huida hacia adelante no da más, a estos no les salva ya nadie.


Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Capitalismo de pánico TYRELL Burbuja Inmobiliaria 3 06-sep-2008 17:33
Pánico Bancario JMMM Burbuja Inmobiliaria 23 20-ago-2008 23:32
Panico en UK NIFLOWERS Burbuja Inmobiliaria 7 14-sep-2007 15:38
Empieza el pánico Archimandrita Burbuja Inmobiliaria 13 11-jun-2007 02:08
Que no cunda el pánico El_Presi Burbuja Inmobiliaria 22 29-abr-2007 15:48


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 07:35.